viernes 13 de septiembre de 2019 - 3:45 PM

Estudiante viajará a Emiratos Árabes a exponer investigación sobre el sector cacaotero de Santander

La investigación de tres jóvenes santandereanos, fue una de las escogidas por Redcolsi para representar a Colombia en uno de los eventos más importantes de creatividad científica que se realizará en Emiratos Árabes Unidos.
Escuchar este artículo

María Camila Gómez, Juan José García y Juleinny Pabón son tres estudiantes de Administración en Negocios Internacionales de la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga que, junto al docente Julio Ramírez Montañéz, realizaron el proyecto de investigación titulado “El Fair Trade como estrategia de desarrollo económico regional del sector cacaotero del departamento de Santander”, el cual busca resolver los problemas de competitividad y productividad de quienes trabajan con esta planta.

“En nuestra investigación encontramos que, para nosotros como santandereanos, exportar nuestros productos significaba que debíamos tener una serie de características y certificaciones que nos exigen en los mercados internacionales. Una de esas es la del ‘Fair Trade’ o ‘comercio justo’, la cual busca garantizarle a los consumidores finales que todos los productos que tienen este sello cuentan con unos estándares de calidad justos, con cuidado al medio ambiente y con salario digno para quien lo trabajó, entre otras”, explicó Gómez.

Lea también: El documental con el que universitarios de Bucaramanga les rinden homenaje a víctimas del conflicto armado

Es así como estos estudiantes, deciden aterrizar este certificado al sector cacaotero de Santander, ya que nuestro departamento es el mayor productor de esta planta a nivel nacional.

La tarea es entonces, proponerle a los productores de cacao dicha certificación para que así puedan ser más competitivos en los mercados internacionales.

“Los mayores beneficiados son los productores y el departamento gracias al desarrollo económico que se genera”, dijo Gómez.

Trabajo ‘justo’ y seguro

Otro de los aspectos más importantes de esta certificación es que garantiza que no debe haber trabajo infantil, uno de los problemas que más se evidencia en el sector rural, según el estudio que realizaron.

También, los productores tendrán derecho a una prima, la cual es un dinero que podrán invertir en educación, en materiales y terrenos, entre otras cosas. A parte de la ganancia justa y segura de su producto.

“Esta certificación le asegura al campesino que va a vender su producto al precio que es, adicional a la prima que se le da. A parte de eso, lo más importante es que los mercados internacionales van a querer su producción por este sello”, expresó Gómez

Esto es de suma importancia porque, gracias a las visitas que hicieron a las diferentes fincas y terrenos cultivadores de cacao, lograron identificar que la mayoría no tenían conocimiento de la existencia de este tipo de certificaciones para darle un valor agregado a su producto.

“Lo que nosotros diseñamos fue un manual aplicado para que estas personas conozcan acerca de los criterios que se necesita, los actores y que sepan cómo acceder a esta certificación y los beneficios que trae”, añadió Gómez.

De Santander para Abu Dabi

Este proyecto que nació en el semillero de investigación de la facultad de Administración de Negocios Internacionales de la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga, logró ganarse el aval internacional para participar en este encuentro que aglomera a cientos de estudiantes, proyectos e investigaciones de todo el mundo.

“Primero, tuvimos que pasar un filtro interno de la universidad, luego se postuló a concurso regional y después, la Fundación Colombiana de Semilleros de Investigación, RedColsi, en su encuentro nacional, nos otorgó una calificación de 99.8, la cual nos dio el aval internacional para viajar a Abu Dabi”, comentó Gómez.

Aunque el trabajo es fruto de la investigación y el esfuerzo de estos tres estudiantes junto a su docente, solo María Camila Gómez será quien viajará este 20 de septiembre en representación de sus compañeros porque ellos se encuentran en Estados Unidos.

Le puede interesar: Con secador solar, investigadores de la UPB Bucaramanga le apuestan a la conservación de alimentos

De igual manera, la emoción y los nervios de viajar a un país tan lejano, con una cultura totalmente diferente y en donde tendrá que competir y compartir con personas de todo el mundo, es una difícil prueba pero también una oportunidad maravillosa.

“Sé que es un evento en donde van a ir más de 1.500 estudiantes. Ha sido un proceso de muchas emociones, felicidad, frustración, de todo, pero es un reto que asumimos como equipo y que asumí como personal”, expresó Gómez.

Es así como, a pesar de enfrentarse a múltiples ‘pruebas’ como aprender ingles y estudiar incansablemente su sustentación, ya que la presentación debe hacerse completamente en este idioma, también ha afrontado dificultades económicas, pues el costo del viaje es muy alto y ha tenido que ‘rebuscárselas’ para conseguir los recursos.

“La universidad nos dio un porcentaje para el viaje, pero no fue suficiente porque es muy costoso. Con mi familia, mis amigos y el semillero hemos hechos rifas y hemos vendido postres para reunir el dinero y poder viajar para representar a mi universidad, a Santander y a Colombia”, concluyó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad