jueves 04 de julio de 2019 - 12:00 AM

Habría una esperanza para sanar memorias traumáticas en menores en Santander

Con una innovadora estrategia una fundación y dos universidades le apuestan al trabajo terapéutico interdisciplinario con niños y adolescentes víctimas de violencia. Uno de los grandes logros es evitar que a futuro pasen de ser víctimas a victimarios.

Un grupo de terapeutas nacionales e internacionales, altamente entrenados en diferentes áreas de la ciencia, iniciaron un proyecto innovador en Santander para tratar el trauma psicológico en niños, niñas y adolescentes que han sufrido algún tipo de violencia.

El proyecto, que lleva más de un año planeándose, es adelantado por la Universidad de Santander, Udes, en alianza con la Fundación Inocencia en Peligro Colombia y Perla Kaliman, investigadora del Centro para Mentes Saludables de la Universidad de Wisconsin Madison, quien es la encargada de dirigir el estudio epigenético.

Finalizando junio pasado se logró desarrollar la fase de intervención del primer grupo conformado por 22 mujeres, entre 13 y 16 años de edad, que se encuentran en proceso de restablecimiento de derechos con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Esta etapa se trata de un campamento de recuperación psicológica, cuya duración es de una semana completa.

Elkin Llanez Anaya, médico psiquiatra y docente de la Escuela de Medicina de la Udes, explicó que “la intervención consiste en un proceso de psicoterapia integrativa, intensiva y de grupo, para abordar terapéuticamente y sanar las memorias traumáticas de las adolescentes, que han estado expuestas a eventos adversos en su historia de vida. Se conoce que las experiencias adversas, en los primeros años de vida, pueden generar riesgos de padecer enfermedades en salud mental, cardiovasculares e incluso cáncer”.

La doctora Susana Roque-López, psicoterapeuta y directora científica de la Fundación Inocencia en Peligro Colombia, comentó que las niñas y adolescentes seleccionadas como participantes lograron “vivir una experiencia maravillosa”. A través del “Viaje de la Heroína”, como se le llama al campamento, ellas tuvieron la oportunidad de sanar sus memorias traumáticas, empoderarlas como mujeres y personas, así como dignificarlas para que esta parte de su salud mental quede estable y puedan desarrollar proyectos de vida.

Lea también: Alertan caso de matoneo en colegio de Piedecuesta

“Para nosotros es muy importante la resolución del trauma. Estas niñas han sufrido tres o más experiencias adversas en la vida, por ejemplo, mucho dolor por separación de las familias, duelos y violencia sexual. Estadísticamente se sabe que tres o más experiencia adversas desde la infancia, seguro tienen memorias traumáticas para trabajar. Entonces con la labor que desarrollamos logramos que ellas recuperen su dignidad y todo aquello que creen que ya no tienen”, manifestó Roque-López.

Innovación

Sin embargo, lo planteado en el departamento ha sido innovador desde todo punto de vista. Uno porque nunca se había aprobado algo similar; dos, porque la Fundación nunca había trabajado con un grupo de solo niñas, siempre había sido mixto; y tres, porque es la primera vez que se involucra la epigenética.

Sobre esto último, Llanez Anaya, subrayó que todo obedece a una propuesta de análisis molecular. “Hay investigaciones que muestran que las experiencias adversas en la infancia generan cambios moleculares epigenéticos, que generan vulnerabilidad fisiológica, problemas neuro psiquiátricos, cáncer y enfermedades cardiovasculares; entonces la Universidad de Wisconsin evaluará si antes de venir al tratamiento se presentan estos cambios y si después de venir al tratamiento se revierten. Para eso se tomaron unas muestras de saliva de cada una de las adolescentes”.

Fundación Inocencia en Paz Colombia

De acuerdo con información suministrada a Vanguardia, una de las bases del proyecto es el programa que maneja la Fundación en Cali. La Fundación Inocencia en Paz Colombia es una organización especializada en la prevención, tratamiento e investigación de traumas y del estrés postraumático generado por violencia.

Lea también: En Colombia cada tres días es asesinada una niña

Desde 2008 trabaja por la protección de los menores, acompañando su fuerza interior de sanación. A la fecha, se han intervenido cerca de 400 niños y adolescentes, todos en contextos muy vulnerables, quienes participan en los campamentos de recuperación psicológica.

“Para el trabajo desarrollado utilizamos el método científico, todo lo hacemos con base en la neurociencia. Ha valido la pena porque hemos acompañado a muchos niños a que resuelvan su estrés pos traumático, a través de varias estrategias que combinamos como el arte, la música, el teatro, la danza y el Mindfulnees”, acotó Roque-López.

Dato: Según el Instituto Nacional de Medicina Legal, entre enero y mayo de 2019, en Bucaramanga se registraron 41 casos de violencia en niños, niñas y adolescentes.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad