lunes 02 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Los escenarios de riesgo en el área ante persistentes lluvias

Las Unidades de Gestión del Riesgo de Desastres señalaron, por municipio, aquellos puntos que causan preocupación por su alto estado de vulnerabilidad frente a esta temporada lluviosa.

La continuidad de las precipitaciones en el área metropolitana de Bucaramanga tiene a los organismos de socorro en alistamiento ante cualquier evento que pueda poner en peligro a la ciudadanía. Si bien se han presentado fenómenos de remoción en masa, inundaciones, afectaciones en inmuebles y hasta caídas de árboles, las emergencias no fueron de alta complejidad.

De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, la tormenta tropical ETA sigue apoyando las condiciones meteorológicas de tiempo lluvioso en gran parte del territorio nacional, por lo que se recomienda mantener las alertas en zonas de ladera y por posibles crecientes súbitas y deslizamientos en Santander. En el departamento se esperan precipitaciones moderadas y fuertes, incluso con presencia de actividad eléctrica.

Ante estos anuncios y los demás pronósticos que se han venido presentando por el Fenómeno de la Niña, son varios los sectores de Bucaramanga, Girón, Piedecuesta y Floridablanca que podrían sufrir las mayores consecuencias. La cantidad de lluvia en esta última semana ha superado los promedios normales.

Bucaramanga

En la capital santandereana, Luis Ernesto Ortega, coordinador de la Unidad Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, manifestó que se monitorea en tiempo real el nivel de los afluentes de los ríos De Oro y Suratá, a través del Sistema de Alertas Tempranas; de manera que, en caso de alguna creciente súbita, se emita alerta de evacuación a las comunidades localizadas en zona de riesgo.

“Este trabajo se complementa con la comunicación directa que se tiene con Girón y Piedecuesta, lo cual permite generar alerta en la zona suroccidental de los barrios José Antonio Galán, 5 de Enero y Carlos Pizarro”, precisó.

De acuerdo con el funcionario, cada que se presentan estos episodios lluviosos y prolongados, se miran con especial atención el sector del Café Madrid, Comuna Uno, y los sectores de José Antonio Galán, 5 de Enero, Carlos Pizarro, que pertenecen a la Comuna Cinco.

“Estas zonas están controladas y monitoreadas. Nos preocupa es la cantidad de personas que se están tomando terrenos no habitables, que están construyendo viviendas donde el río posiblemente puede llegar a generar inundaciones. Es importante que las personas no se dejen llevar por la ilusión de tener un techo en un área donde sencillamente les va a proporcionar inseguridad y temor al componente familiar. En el Café Madrid hemos identificado una zona, a la espalda del barrio La Playita, donde hay aproximadamente 300 ranchos. Parte de la gran preocupación que se tiene es que la mayoría de la población que está llegando allí son venezolanos”, precisó Ortega.

Gestión del Riesgo y la Secretaría del Interior de Bucaramanga confirmaron que continuarán con la recuperación de esas áreas inhabitables que han sido tomadas de manera irregular.

Además, se tienen identificados 900 árboles en malas condiciones fitosanitarias, de los cuales se han intervenido más de 160.

Lea también: Lluvias de las últimas horas superaron valores promedios

Floridablanca

Marcela Toloza, directora de la Unidad Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres de Floridablanca, por su parte, comunicó que el Cerro de La Judía es una de las zonas de mayor atención cada vez que empieza a llover, teniendo en cuenta que todas las veredas que se encuentran allí son vulnerables.

“También estamos monitoreando constantemente el asentamiento humano Asomiflor. Como sabemos allí ocurrió un deslizamiento que nos afectó la Transversal Oriental y es un talud que nos genera bastante preocupación”, subrayó Toloza.

Por otro lado, las autoridades de esta localidad no descuidan los barrios La Trinidad, Bucarica, Jardín de Limoncito, Santa Coloma, Villa Piedra del Sol y los demás que quedan sobre el borde de río. El talud que queda norte –sur, frente a la Turena, también está bajo la lupa por su inestabilidad.

“Así no se presenten lluvias siempre estamos tratando de que no ocurra una emergencia. La Línea 320 8282932 funciona las 24 horas y allí nos pueden llamar o escribir por Whatsapp para reportar emergencias por lluvias o cualquier otro tipo de situación que genere riesgo”, concluyó.

Girón

Germán Hernández, director de la Oficina de Gestión del Riesgo de Girón, indicó que gracias a un programa que se tiene con la Defensa Civil, los ‘vigías de prevención’ están pendientes de los sectores más vulnerables del municipio cada vez que hay lluvias intensas y algún tipo de riesgo de creciente súbita de los ríos De Oro y Frío.

Para Hernández, los sectores más álgidos en estos momentos son El Arroyito, talud del Sagrado Corazón y los sectores de Brisas del Río Frío, Hoyo Caliente, Convivir y Altos de Andina, especialmente cuando se presentan aumento de los caudales.

“En algunos de estos puntos ya tenemos presentados proyectos de mitigación del riesgo, pero estamos esperando que se inicien las obras. Construiremos muro de contención en Brisas del Río Frío y en el Sagrado Corazón; además se presentó un proyecto para construir un muro en las márgenes derecha - izquierda del Río de Oro”, acotó el director de Gestión del Riesgo.

Piedecuesta

En Piedecuesta la situación es un poco más compleja y así quedo en evidencia desde febrero pasado cuando ocurrió la avenida torrencial.

William Javier Niño Acevedo, director de la Oficina de Gestión del Riesgo de Piedecuesta, aseguró que cuando hay cambios en las condiciones climáticas, como está ocurriendo actualmente, se mantiene un monitoreo constante y se está en alerta ante cualquier eventualidad.

“Por nuestra topografía y geología los riesgos son muy altos. Estamos bañados por muchas fuentes hídricas, así que estamos en constante peligro frente a un evento que tenga que ver con las lluvias. Tenemos los ríos De oro y Hato, así como la quebrada La Grande, por la cual sufrimos afectaciones a principios de año; por el casco urbano pasan tres quebradas que son Palmira, Suratoque y Villanueva”, subrayó Niño Acevedo.

A la fecha, solo Girón y Bucaramanga cuentan con Sistemas de Alertas Tempranas que, a juicio de las autoridades, son herramientas fundamentales al momento de tener un mayor control de la situación; pues, en caso de algún indicador, se puede evacuar a la población oportunamente.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad