sábado 11 de julio de 2020 - 12:00 AM

Metrolínea retoma negociación con sus operadores para integración con el TPC

La complementariedad es la propuesta que más cobra fuerza para solucionar la crisis del transporte en el área metropolitana de Bucaramanga. No obstante, se evaluaron cerca de 30 rutas de buses y busetas para posibles ajustes operacionales.
Escuchar este artículo

La gerente de Metrolínea, Emilcen Jaimes, confirmó que se retomó la negociación con los operadores del Sistema Integrado de Transporte Masivo, Sitm, para acceder a una modificación contractual que permita la integración con el Transporte Público Colectivo, TPC. Lo anterior teniendo en cuenta que ellos tienen el derecho de operar en el 66% del área.

Fueron dos reuniones, una con Movilizamos y otra con Metrocinco Plus, las que se programaron, tras conocerse que en el marco de las mesas técnicas que plantearon los alcaldes de los cuatros municipios del área metropolitana para resolver el grave problema que se presenta en materia de transporte público, la principal propuesta fue la implementación del modelo de complementariedad operativa y financiera.

“Fueron reuniones muy productivas. Contamos con el acompañamiento del Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB. Con los operadores Movilizamos y Metrocinco Plus trazamos una hoja de ruta para que en cuatro reuniones evacuemos dudas y observaciones frente a la modificación contractual requerida para la complementariedad y definir los trazados que podría cubrir el TPC”, señaló la gerente.

Fredy Cubides, gerente de Metrocinco Plus, indicó que lo más importante es “construir un modelo que le sirva a la ciudad. Si tenemos voluntad el ente gestor, operadores y TPC podemos avanzar y requerimos hacerlo. Hay un enemigo que nos está afectando: la ilegalidad”.

Lea también: ¿Qué expuso cada municipio del área en la mesa técnica de transporte?

Resultados de la mesa

El AMB confirmó que, en este sentido, para las siguientes jornadas de trabajo se convocarán a las empresas del TPC. Su presencia es clave para definir lo que sería el mejor ‘plan’ de atención a las necesidades de movilización en las cuatro localidades.

De acuerdo con la autoridad metropolitana de transporte, la tarea no está fácil. Se hace necesario buscar un equilibrio entre calidad y costos operativos; una gestión integrada del transporte; el pago de solo un pasaje para acceder a todos los servicios; mejor cobertura, programación y cumplimiento de rutas; recaudo centralizado, y acuerdos viables y ejecutables entre el Sitm y el TPC.

Nelly Marín, subdirectora encargada de Transporte del AMB, aseguró que ahora “viene todo un proceso de socialización de la toma de datos y diagnóstico que logró gracias al trabajo conjunto con autoridades municipales y Metrolínea. Se detectaron varias debilidades en los dos sistemas de transporte público, así que si no se complementan, la división generará vacíos que finalmente afectarán a los usuarios”.

Tras el desarrollo de la mesa técnica, según se pudo conocer, también se sometió a evaluación unas 30 rutas del TPC para ajustes operacionales, de las cuales siete siguen en evaluación, ocho fueron aceptadas pero están condicionadas y 15 más para las cuales se buscaba algún tipo de variación en el trazado se mantendrán bajo las mismas condiciones de servicio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad