viernes 08 de marzo de 2019 - 12:00 AM

No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida

Este espacio busca denunciar la discriminación, el acoso y toda forma de violencia contra las mujeres en Santander. Queremos conocer sus casos. Queremos visibilizar lo que en muchas ocasiones las mujeres de esta región han normalizado por miedo.

Vanguardia Liberal abre este espacio pensando en aquellas mujeres que se han sentido agredidas en su diario vivir y por temor no han denunciado la situación.

Esta historia sucedió en Bucaramanga en el Sistema Integrado de Transporte Masivo Metrolínea, y deja en evidencia la vulnerabilidad a la que todos los días estamos expuestas las mujeres.

La protagonista de este incidente, a quien por respeto se le reservará la identidad, relató lo que le sucedió hace unas semanas.

Lea además: Para el 45% de las mujeres no hay equidad salarial

“Soy usuaria frecuente de Metrolínea. Entiendo lo congestionado que es, especialmente todo en horas pico. Sé lo complicado que es mantener el espacio personal en esos casos. No obstante, no por ello debemos soportar lo que me sucedió”, relató la mujer.

Según cuenta, pasadas las 6:30 de la mañana, tomó la ruta RE1, sentido sur – norte, desde la estación de Lagos hasta el parque Turbay.

“Mientras el bus avanzaba, un individuo estuvo todo el viaje rozando su miembro contra mí de forma ofensiva y deliberada. Él tenía espacio para moverse. Yo estaba presionada contra la puerta y no tenía forma de salir de allí”, señaló.

A pesar de que la mujer le pidió al agresor que se moviera. Incluso lo empujó, el sujeto siguió acosándola.

“Él no se movió, a pesar de que se lo pedí. Siguió gimiendo y demostrando placer. Lo empujé. Incluso traté de apartarlo con varios golpes. Junto a mí viajaba una señora, como de unos 45 años y una chica embarazada que se percataron de la situación.

Le puede interesar: “No añoro lo que era, soy feliz con lo que soy”: La historia de fortaleza de Silvana González

Ellas también trataron de empujarlo. Ninguna de las tres pudo hacer algo”, añadió.

Fue hasta la parada del parque Turbay, en donde un grupo numeroso de personas se bajó del bus de Metrolínea, que la mujer pudo escapar de la situación.

“Me agaché y giré porque el tipo no me dejaba salir. Sólo esas dos señoras me ayudaron. Ningún otro pasajero. Nadie más. Todo el mundo actuó como si nada estuviera pasando”, finalizó.

A pesar de la agresión, la mujer no se atrevió a denunciar, argumentando que debía ir a la Fiscalía y que para ello debía pedir permiso en el trabajo, donde fue contratada hace poco.

No están solas

Isabel Ortiz Pérez, asesora de la Alcaldía de Bucaramanga para temas de Mujer y Equidad de Género, aseguró a Vanguardia Liberal frente a este caso que “es importante siempre buscar ayuda especializada. No se queden calladas por ningún motivo”.

Lea también: La poeta santandereana María Susana Peralta Ramón presenta su libro “Tus manos hirientes”

En Bucaramanga, la Alcaldía tiene a disposición un Centro Integral de la Mujer, para acompañar y asesor a las víctimas de agresiones.

“Allí brindamos el apoyo jurídico y asesoría psicológica necesaria para cada caso. Los servicios son totalmente gratis”, añadió la funcionaria. Este instituto queda ubicado en la calle 34 # 35-39 del barrio Álvarez.

“Es fundamental que denunciemos cualquier tipo de agresión, acoso o abuso para poder actuar y evitar que muchas mujeres padezcan las mismas situaciones”, finalizó.

Si usted desea hacer una denuncia, puede hacerlo a través de nuestras redes sociales, comunicarse al 6300700, extensión 1126 o al correo electrónico ialbis@vanguardia.com.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad