jueves 07 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Paciente espera desde octubre tres procedimientos de Medimás EPS en Bucaramanga

A sus 65 años de edad, María del Carmen completa cuatro meses esperando a que Medimás EPS le entregue en Bucaramanga el medicamento que requiere para sus quimioterapias, un examen médico que le ordenaron y una prótesis de esófago.

“Mi mamá no come sólidos desde hace más de un año. Necesita con urgencia una prótesis de esófago que le ordenaron los médicos. Pesaba 63 kilos y ya bajó hasta los 41 kilos... La EPS Medimás nos hace el ‘paseo de la muerte’...”, denunció Leonardo Reyes, hijo de María del Carmen Camargo.

Además del esófago artificial que requiere para poder ingerir alimentos, María del Carmen también necesita que se le realice un examen médico previo a dicha prótesis, y la entrega de un medicamento para iniciar un tratamiento de quimioterapia, y así combatir la afección cancerígena que padece.

Lea también: Madre reclama atención médica prioritaria para su hijo de 6 años

Conforme con el diagnóstico de los médicos, esta mujer, a sus 65 años de edad, sufre de cáncer esofágico. Tal enfermedad le impide tragar sólidos y le ha provocado una preocupante pérdida de peso, que asegura su familia ya va en 22 kilogramos menos.

“Desde octubre pasado estamos pidiéndole a Medimás EPS los tres procedimientos que los médicos ordenaron. Hasta ahora no nos han autorizado ninguno. Lo único con lo que ella se alimenta en con Ensure...”, manifestó Leonardo.

“Es un paseo de la muerte”

María del Carmen y su familia residen en zona rural de San Gil, a más de una hora de camino del casco urbano. Ellos afirman que para llegar hasta Bucaramanga, con el fin de recibir la atención médica que necesita la paciente, se demoran en promedio unas cinco horas.

“Medimás nos ha hecho venir tres veces en vano hasta Bucaramanga, y cuando pedimos las autorizaciones nos mandan otra vez para San Gil. Así nos han tenido desde octubre. De allá para acá y sin atención médica, y sí nos hacen es gastar dinero en transporte y estadía... Es un ‘paseo de la muerte’...”, expresó el denunciante.

“Ya interpusimos tutela”

Leonardo asegura que, como resultado de tal desatención médica y de la falta de un tratamiento oportuno por parte de Medimás EPS, ha evidenciado un grave y acelerado deterioro en el estado de salud de su madre.

“La única solución para que ella vuelva a pasar alimentos es esa prótesis. Está tan flaca y tan débil que a duras penas puede levantarse de la cama y dar unos pocos pasos. Me toca estar pendiente y cuidándola las 24 horas”, relató Leonardo.

Al ver que pasa y pasa el tiempo y la EPS no le ha brindado la atención médica a María del Carmen, su familia decidió recurrir a los recursos jurídicos. “Ya interpusimos una tutela contra Medimás. Es indignante que uno tenga que rogar para que presten los servicios médicos que la ley dispone”, señaló el hijo de esta paciente.

Nury Villalba, directora de la Fundación Esperanza Viva (organización que defiende la atención médica de pacientes con cáncer), conoce de cerca este caso y señaló que “por ser adulto mayor, esta señora tiene una protección especial de la Ley 1251 de 2008”.

“Esta norma establece que se debe garantizar la calidad de vida y los derechos en salud para la tercera edad”, explicó Villalba.

¿Qué dice la EPS?

A través de un comunicado oficial, Medimás EPS informó que “los medicamentos requeridos por la usuaria se han entregado en la IPS(...), teniendo como registro de entrega el 30 de enero de 2019. Hoy, 6 de febrero, en la farmacia del proveedor Solinsa ya está disponible el medicamento pendiente de aplicación y que será enviado al Hospital Universitario de Santander para continuar con el tratamiento de la afiliada”.

Medimás también aseguró que, “sobre los exámenes y laboratorios pendientes, se le ha brindado la información a la usuaria y sus familiares, indicando qué deben realizarse una vez termine el tratamiento en curso”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad