martes 05 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Madre reclama atención médica prioritaria para su hijo de 6 años

Producto de una caída, un niño de seis años adquirió una bacteria en una de sus rodillas que le causó una grave infección en el hueso. Su familia denuncia negligencia médica en la atención del menor y teme que pierda la pierna.

Mientras Alejandro Benítez jugaba con su hermano, cerca a la plaza de mercado de Floridablanca, sufrió una caída que obligó a trasladarlo a urgencias.

“Él se cayó en un charco que tenía residuos de pescado. Tenía la rodilla derecha muy lastimada. Lo llevamos inmediatamente a la clínica San Luis de Bucaramanga. Allá le hicieron un lavado, lo suturaron y le recetaron antibiótico”, relató Leidy Amaya, madre del menor.

Estando en la casa el pequeño presentó fiebre e inflamación en la rodilla.

“A los tres días del accidente lo llevé de nuevo a la clínica. Le hicieron exámenes, le cambiaron los medicamentos y resolvieron dejarlo hospitalizado porque le diagnosticaron celulitis bacteriana (infección)”, explicó la madre.

Lea también: 1.077 estudiantes se quedaron sin transporte escolar en Floridablanca

Luego de 17 días de hospitalización, tres lavados quirúrgicos, la valoración de un ortopedista y nuevos medicamentos, el cuadro de Alejandro cambió a artritis séptica, es decir, la presencia de un agente infeccioso. El 31 de diciembre pasado le dieron salida.

“Ese día le hicieron otros exámenes. Me dijeron que ya todo estaba bien. Que le iban a enviar diez días más de hospitalización en casa y que con terapia física iba a volver a caminar, y a recuperar la fuerza en la pierna”, aseguró Leidy Amaya.

Según el relato, una vez terminado el tratamiento en casa, el menor debía regresar a control. “Ese día volvió a tener fiebre y seguía con la rodilla inflamada, enrojecida y caliente. El pediatra lo vio y me dijo que lo llevara a urgencias. Allá me dijeron que la causa de la fiebre eran dos placas en la boca, nada grave. Al día siguiente debíamos hacerle nuevos exámenes”, señaló.

Los resultados de estos estudios revelaron que el menor continuaba con la infección en la rodilla y tuvo que ser hospitalizado de inmediato. Con nuevos exámenes confirmarían si el hueso había sido afectado.

Para Leidy, los antibióticos y el manejo que le estaban dando a su hijo en la clínica no estaban dando resultado.

Le puede interesar: Basura o escombros: ¿Qué utilizar para cerrar El Carrasco en Bucaramanga?

“La clindamicina, medicamento que le suministraron al principio, no le hizo efecto, por eso le cambiaron a vancomicina, pero los médicos que lo vieron la última vez volvieron a darle el primero, sabiendo que no estaba evolucionando”, aseguró la madre.

Diagnóstico final

Por cerca de un mes y medio la vida de la familia Benítez Amaya transcurrió entre médicos, exámenes y diagnósticos, hasta que el resultado de una gamagrafía y una resonancia confirmaron que el pequeño Alejandro padece Osteomielitis.

Esta enfermedad, que es una infección ósea causada casi siempre por bacterias, hongos o gérmenes llegó a Alejandro a través de una bacteria llamada serratia marcescens.

“El ortopedista que lo atendió, que es otro diferente, me dijo que esta enfermedad no tenía cura, que la infección debía tratarla con antibiótico y que no se sabía cuándo podía volver a aparecer”, manifestó Leidy Amaya.

Desde el 12 de enero el menor continúa hospitalizado y según sus familiares solo lo están tratando con antibiótico y terapia física. “Esta situación me angustia, no entiendo porque me dicen que la enfermedad no tiene cura, he estado averiguando con otros médicos y si la tiene. No quiero que sigan jugando con la salud de mi hijo. Le temo a que de un momento a otro me digan que deben amputarle la pierna”, finalizó.

Una nueva valoración

Con el fin de salvar la salud de su hijo y en vista de que la EPS Coomeva y los médicos de la clínica no le han dado esperanzas, Leidy quiere buscar un nuevo concepto.

“He enviado tres solicitudes a la Superintendencia Nacional de Salud y a la Procuraduría pidiendo que otro ortopedista emita un segundo diagnóstico, que le den los tratamientos a tiempo y que si deben operarlo lo hagan. Esto es negligencia médica, llevamos casi dos meses así y no han encontrado un buen tratamiento”, señaló la madre.

Posiblemente esta semana el menor sea dado de alta, sus padres temen que se empeore.

“Siento que están jugando con la salud de mi hijo. Coomeva no me autoriza el antibiótico y le siguen dando el que no le hace efecto, las terapias tampoco me las aprobaron, tuve que conseguir pagarlas aparte y el proceso de pedir la cita con el ortopedista es muy demorado”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad