martes 23 de marzo de 2021 - 12:00 AM

Prenden alarmas ante lluvias persistentes en Bucaramanga y su área metropolitana

En Bucaramanga se atendió el mayor número de emergencias ocasionadas por las condiciones hidrometeorológicas, durante este puente festivo. La Unidad Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres entregó balance.
Escuchar este artículo

Vías inundadas, caída de árboles y rocas, desbordamiento de una quebrada y afectaciones en viviendas son los ‘estragos’ que causaron las intensas precipitaciones en el área metropolitana de Bucaramanga, durante este puente festivo que recién acaba de pasar.

En Ruitoque, sobre la carretera que conduce a los voladeros de parapente, un árbol cayó y taponó uno de los carriles. Bomberos de Floridablanca acudió al sitio para realizar el corte y remoción de los residuos vegetales.

En el barrio Villa Helena, en el Norte de Bucaramanga, los habitantes entraron en pánico porque una quebrada se salió de su cauce, debido a una inesperada creciente que se originó por la cantidad de agua que cayó sobre la ciudad durante la noche del domingo y la madrugada del lunes. No se conocen con exactitud los daños causados por el comportamiento de este afluente.

En otro punto de la capital santandereana, más exactamente, en el deprimido de la Avenida Quebradaseca, el flujo vehicular, en sentido Oriente – Occidente, se vio interrumpido por una inundación, ocasionada por fallas en el sistema de alcantarillado.

En la vía Bucaramanga – Pamplona, desde el punto conocido como el Corcovado, se presentó cierre parcial por deslizamientos de rocas.

Lea también: Bucaramanga ya cuenta con más de 7.800 estudiantes en alternancia

Reporte oficial

Luis Ernesto Ortega Martínez, coordinador de la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres en Bucaramanga, entregó a Vanguardia un reporte oficial que da cuenta que entre la 1:45 a.m. y las 2:10 a.m. del lunes, se presentaron intensas precipitaciones que afectaron al menos 35 viviendas del sector El Claveriano.

Lo anterior en razón a que el agua que cae sobre la vía nacional Bucaramanga – La Cemento se escurre hacia las peatonales de este barrio, pues la infraestructura vial no cuenta con un manejo de agua pluvial.

“El volumen de agua venía cargado de lodo y piedra, y terminó prácticamente inundando las viviendas. Ya hicimos un recorrido y necesariamente la Empas (Empresa Pública de Alcantarillado de Santander) y la Concesión Vial deben realizar una revisión para evitar que se sigan presentando estas situaciones y más sabiendo que las lluvias incrementarán considerablemente hasta mediados de mayo”, explicó el funcionario.

Con respecto a los ocurrido en el deprimido de la Avenida Quebradaseca, Ortega Martínez indicó que allí se tiene un problema grande con los habitantes de calle, porque se apropiaron de las alcantarillas para resguardarse; asimismo, existe un arrojo indiscriminado de residuos sólidos de todo tipo.

“Estas personas están viviendo en las alcantarillas y adicional a eso todos los desechos que se arrojan a las calles y corren con el agua terminan colmatando las estructuras. Aquí nuevamente hacemos un llamado a Empas para que también estén disponibles a atender emergencias; por ejemplo, el lunes no están trabajando y necesitamos una cuadrilla para hacer la recuperación en el menor tiempo posible”, acotó.

De acuerdo con lo que se pudo establecer, ante la insistencia en los llamados, Empas acudió a la zona para realizar las intervenciones necesarias con la máquina Vactor; sin embargo, la empresa de servicios públicos aclaró que estos trabajos no son de entera competencia porque la obra aún no le ha sido entregada.

“En efecto, Empas nos ha dejado claro esta situación y, en todo caso, nos ayudan a superar este tipo de contingencias. Hemos estado en contacto con la Secretaría de Infraestructura del Municipio para que solucionen estos inconvenientes porque ya la obra lleva cerca de cinco años funcionando”, acotó el coordinador de la Umgrd.

Alerta naranja

William Niño Acevedo, jefe de la Oficina de Medio Ambiente y Gestión del Riesgo de Piedecuesta, confirmó que, desde la semana pasada, el municipio fue decretado en alerta naranja ante las intensas lluvias. El jueves, en La Españolita, se presentó inundación de la vía nacional y problemas en la movilidad. Se informó además que una pareja fue arrastrada por la corriente del Río Hato.

Asimismo, se atendió la caída de árboles, puntualmente en la zona rural.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad