domingo 30 de agosto de 2020 - 8:22 AM

Santander cambia de restricciones a partir del 1 de septiembre

Los alcaldes de Floridablanca y Bucaramanga postergarán varios días más la reactivación económica, al considerar que debe hacerse de manera responsable y gradual, dependiendo del comportamiento epidemiológico.
Escuchar este artículo

Con una pequeña variación se mantiene el ‘pico y cédula’ de dos dígitos y el toque de queda en Santander, a partir del 1 de septiembre cuando el país pase de un aislamiento preventivo obligatorio a uno selectivo de carácter individual; por lo menos, así quedó aprobado en la tarde de ayer, durante una reunión virtual que sostuvo el gobernador Mauricio Aguilar Hurtado junto con los alcaldes de Bucaramanga, Floridablanca, Girón, Piedecuesta, Barrancabermeja, Socorro y San Gil.

De acuerdo con el mandatario departamental, Mauricio Aguilar Hurtado, el ‘pico y cédula’ ahora se aplicará de lunes a domingo para que las personas, de 5:00 a.m. a 9:00 p.m., puedan realizar actividades de abastecimiento, comercio al por menor y pagos de cualquier bien o servicio. En este sentido, el próximo martes le corresponderá salir a quienes el último dígito de cédula les termine en 9 y 0.

Cabe destacar que con esta determinación se deroga la restricción total que se tenía los domingos y días festivos.

El toque de queda regirá todos los días, pero empezará desde las 9:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. Ese será el mismo horario de la Ley Seca. En Barrancabermeja, el toque de queda comenzará a las 11:00 p.m. y terminará a las 5:00 a.m.

Aguilar Hurtado fue enfático en la aplicación de la estrategia Prass (Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible) en los municipios del área metropolitana de Bucaramanga, así como en San Gil, Lebrija y Socorro.

Con respecto a la reapertura de las iglesias se concertó su reapertura, de lunes a domingo. Solo se les permitirá un aforo máximo de 50 personas, quienes deberán tener una reserva previa para el ingreso al recinto, y tendrán que ampliarse los horarios.

Los gimnasios podrán abrir nuevamente pero se cancela el servicio de zonas húmedas y baño. El acceso de los clientes también debe efectuarse con reserva.

Para las actividades deportivas individuales no se contempló ningún tipo de restricción; para las grupales y de contacto, no se autorizó su reanudación.

En cuanto a la reactivación de los restaurantes, sus puertas se abrirán, pero solo pueden ocupar con la llegada de sus clientes el 35% de las instalaciones internas. Podrán utilizar la parte exterior para más aforo, pero se deberá respetar los dos metros de distancia.

“Se debe hacer reservación y no aplicará ‘pico y cédula’. Esta reapertura será gradual y cada uno de los establecimientos deberá presentar sus protocolos de bioseguridad ante cada una de las alcaldías”, precisó el Gobernador de Santander.

Las terminales de transporte terrestre podrán abrir, pero los buses intermunicipales e interdepartamentales que salgan desde allí no podrán superar el 50% de su capacidad.

Los hoteles también tienen ‘vía libre’, pero las zonas comunes no podrán superar el 35%. Pueden hacer uso de piscinas.

Y los asistentes al autocine tienen excepción en ‘pico y cédula’ y ‘toque de queda’, pero deberán presentar la boleta de acceso. El permiso de movilidad es hasta las 11:00 p.m.

En Bucaramanga

Frente a estas decisiones, el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas Rey, señaló que los restaurantes, iglesias y gimnasios en zonas de atención especial como Kennedy, San Rafael, Girardot, Alfonso López, Centro, La Aurora, Bucaramanga, Mutis y Campo Hermoso, para iniciar actividades deben previamente tener visita de la Secretaría Local de Salud. Sin esta inspección no podrán abrir.

“Los mayores de 70 años continúan con restricción de movilidad, dado que el 80% de los fallecimientos por COVID-19 en la ciudad son adultos mayores”, acotó el mandatario.

“Es inoportuno”

Por su parte, el alcalde de Floridablanca, Miguel Ángel Moreno, expresó que la flexibilización de las medidas llega en el momento más inoportuno para el estado epidemiológico del área.

“Tenemos que mirar cifras. Tenemos una ocupación del 96% de las camas UCI, es decir solo tenemos el 4% disponible de las Unidades de Cuidados Intensivos. Por eso las decisiones que se tomen tienen que ser responsables. De ahí se desprende que presentaremos ante el Ministerio del Interior un proyecto de decreto para que lo avale y así nuevas medidas permitan salvar cada vez más vidas”, indicó Moreno.

Con respecto al proceso de reactivación de gimnasios, iglesias y restaurantes estarán supeditados a que en los próximos 15 días, a partir del 1 de septiembre, se verifiquen los protocolos de bioseguridad.

“NO ES EL MOMENTO DE REACTIVARSE”
Las sociedades médico-científicas de Santander, a través de un comunicado, manifestaron su desacuerdo con la reactivación del turismo, viajes intermunicipales, apertura de gimnasios y restaurantes, entre otros sectores económicos, a partir del 1 de septiembre.
Aseguran que, si bien un aislamiento obligatorio genera grandes retos sociales económicos, no se puede olvidar la velocidad de propagación del COVID-19, sobre todo en esta zona del país donde aún no se ha llegado al pico de la pandemia.
De acuerdo con los expertos, es preocupante las decisiones previamente anunciadas por el Gobierno Departamental, debido a que la presión hacia el sistema de salud es cada vez mayor y Santander no cuenta con el número suficiente de camas de hospitalización y Unidades de Cuidados Intensivos, ni tampoco con el talento humano necesario para atender el incremento vertiginoso de la demanda de servicios de salud que se presentará en dos o tres semanas después de la reapertura, tras el número de casos en aumento.
Por otro lado, subrayaron que la reapertura implica asumir la responsabilidad de sus consecuencias que, en este caso, serían pérdidas de vidas, colapso de servicios y sufrimientos innecesarios que bien pueden evitarse siendo prudentes al adoptar nuevas determinaciones.
En ese sentido, lo que sugirieron fue continuar con las restricciones establecidas desde el inicio de la pandemia. O, por el contrario, efectuar una reactivación gradual y progresiva de las actividades económicas no esenciales bajo un seguimiento y análisis crítico de la información que demuestre una disminución de la presión sobre el sistema atención y una tendencia sostenida al descenso en la aparición de nuevos casos.
dato
El consumo de bebidas embriagantes queda prohibido en los sitios públicos y establecimientos de comercio.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad