viernes 26 de abril de 2019 - 12:00 AM

Se sube el telón del Teatro Santander... ¡como en los viejos tiempos!

El Teatro Santander, un espacio cultural de gran relevancia para las artes escénicas, reabre hoy sus puertas. Esta obra, que contó con una inversión de 40 mil millones de pesos, aspira a recibir en cada función a 1.000 personas, amantes de la cultura, la historia y la tradición. El lugar permitirá posicionar a Santander como destino de grandes eventos culturales y artísticos.

La función está a punto de ‘re...comenzar’. En medio de los recuerdos de un pasado que quedó escrito en el diario del ayer, volveremos a ver obras de teatro, bandas sinfónicas, zarzuelas, filarmónicas y bailarines ensayando diferentes puestas en escena que, en pocas horas, cobrarán vida.

Estaremos en primera fila presenciando un hecho histórico, solo comparado con aquel 19 de febrero de 1932, hace ya 87 años, cuando tuvo su primer estreno.

Hablamos del renacer del Teatro Santander, que abre sus puertas a partir de las 6:15 p.m. de hoy y que, 45 minutos más tarde, ofrecerá la primera presentación de su nueva etapa.

El lugar volverá a ser el escenario de las danzas, las comedias, los dramas, la ópera y otras presentaciones que, tal y como ocurriera desde sus inicios, serán los imanes de nuestros sentidos.

Para fortuna de los santandereanos y del espectáculo se sube el telón de un lugar que desde ya es el centro de las artes escénicas, de la música culta, de la expresión artística de nuestra región y del país entero.

Todo fue posible gracias a la Fundación Teatro Santander que timoneó Rafael Marín Valencia, al frente de Marval, al lado de otras seis entidades que dieron lo mejor de ellas para este noble propósito. (Ver recuadro).

De las ruinas del ayer quedan algunos paredones que se conservaron, como testigos mudos de su pasado. También se mantuvo en firme su hermosa fachada arquitectónica, que hoy le regala la mejor imagen del arte al Centro de Bucaramanga.

Hoy vemos ese hermoso edificio con sus sillas, salas, camerinos y vestieres, los cuales permitirán un mosaico de posibilidades artísticas.

Después de su sorpresivo cierre en 2001, hace 18 años, se inaugura la fase uno, llamada ‘La Gran Sala’, con capacidad para 1.000 personas.

La fase dos, en la que se encuentran el sector de alimentos, oficinas y un teatrino con capacidad para 300 personas, pronto será dada al servicio.

Jornada de esta noche

Para la función inicial, según Antonio José Díaz Ardila, director de la Fundación Teatro Santander, se ha diseñado una programación especial.

El relanzamiento del Teatro Santander contará inicialmente con un concierto especial que se presenta a las 7:00 p.m. de hoy, protagonizado por la Orquesta Sinfónica de la UNAB, dirigida por el Maestro Eduardo Carrizosa.

Junto a dicha sinfónica estarán el pianista ruso Sergei Sichkov de la Orquesta Sinfónica de Colombia y la interpretación de la obra “Batalla por la Independencia” del Maestro Jesús Pinzón Urrea, esta última pieza se podrá apreciar tanto esta noche como mañana, 27 de abril.

La segunda pieza es el Concierto N° 2 en Fa Menor para piano y orquesta del compositor polaco Fréderic Chopin, cuya carrera se desarrolló en el exilio huyendo de la guerra y la invasión rusa del año 1830.

El concierto finalizará con la Sinfonía del Nuevo Mundo, compuesta en 1893 por Antonín Dvorák durante su estancia en Estados Unidos, una obra que si bien no utiliza canciones o melodías originales norteamericanas, sí adopta el espíritu y el tono poético de las mismas.

Un momento clave

Las siete empresas que restauraron el Teatro Santander se llevan los principales agradecimientos por tan majestuosa obra.

No obstante vale recordar que en 2007, según expresó el famoso cuentero Francisco Centeno Osma, se comenzó la gran gesta para recuperar el Teatro Santander.

Centeno Osma, quien en ese entonces era concejal, le propuso al alcalde de la época Honorio Galvis Aguilar que comprara el Teatro Santander, el cual se encontraba abandonado.

El escenario, que hacía parte de los patrimonios históricos de la ciudad, dada su ubicación, podría integrar funcional y arquitectónicamente al Centro Cultural del Oriente, constituyéndose estos en insumos importantes para el Plan de Renovación Urbana del Centro, que en futuras administraciones se tendría que ejecutar.

Según Centeno Osma, con la compra del teatro se inició la recuperación de un ícono de la memoria de la ciudad.

Más tarde, el alcalde Fernando Vargas, bajo la batuta de la Fundación Teatro Santander, emprendieron la tarea de recuperar este lindo escenario que hoy, gracias a muchas manos amigas, entre empresarios y personas naturales, está totalmente renovado.

¡Le damos la bienvenida al nuevo Teatro Santander!

Gestores y donantes de la restauración
Las siguientes son las entidades que hicieron parte, desde sus inicios, de la Fundación Teatro Santander y su posterior proceso de restauración:
Marval, Rayco, el Centro Cultural del Oriente, la Cámara de Comercio de Bucaramanga, la Universidade Santander y la Universidad Autónoma de Bucaramanga.
Y los donantes son: Carlos Ardila Lülle, Fontur, Ministerio de Cultura, Ecopetrol, ESSA-Emp, Gobernación de Santander, Marval, Davivienda, Cámara de Comercio de Bucaramanga, la Alcaldía de Bucaramanga y cerca de 120 empresas y personas naturales.
Incluyendo los $4 mil millones que aún falta por ejecutarse, en total todo el proceso de restauración tuvo un costo total de $40 mil millones.
725 millones de pesos fue la cifra exacta de la venta del Teatro Santander, por allá en el año 2007. En ese entonces, el icónico escenario tenía una capacidad de 1.100 butacas.
Algo de historia
Esta estructura hace parte de las edificaciones realizadas en el país a comienzos del siglo pasado. Esa época corresponde al período de la arquitectura ‘Republicana’.
Fue diseñado por el arquitecto Federico Blodeck Ficher. Su plano definitivo y dirección estuvieron a cargo del arquitecto francés Georges Carpentier.
Fue inaugurado el 19 de febrero de 1932 con una velada lírica y musical, dirigida por el maestro Alberto Rueda.
Primero funcionó como teatro para presentación de actividades culturales. Luego pasó a manos de Cine Colombia y funcionaron tres cinemas con presentaciones de matinés.
En 2001 se cerró de manera definitiva para el público.
En el año 2005, la Universidad de los Andes recibió el Teatro Santander como donación de Cinecolombia.
En abril de 2007, seis años después de que se cerró, se firmó la Resolución No. 088 del 24 de abril, que declaró el Teatro Santander como ‘bien de interés público’.
Eso garantizó que la edificación no fuera demolida y que las viejas intenciones de convertirlo en un centro comercial fueran descartadas.
Fue la Fundación Teatro Santander la que finalmente, después de grandes esfuerzos y de una titánica labor, logró la obra de restauración, la misma que hoy se entrega a la comunidad.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad