jueves 07 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Así es el horrible paso antes de llegar a ‘Papi Quiero Piña’

Un accidente puso en evidencia lo complicado y peligroso que se ha vuelto movilizarse por la autopista Floridablanca - Piedecuesta, entre la Estación de Servicio La Riviera y el sector conocido como Papi Quiero Piña.

El fatal accidente registrado el pasado domingo, a las 10:20 de la noche, sobre la vía que conecta a Floridablanca con Piedecuesta, metros antes de llegar a lo que será el intercambiador de Papi Quiero Piña, pone en duda las condiciones de seguridad para la movilidad en esta zona.

Conductores y peatones exigen medidas para regular el flujo vehicular sobre esta calzada. Además piden que se habilite el carril que fue encerrado como si hiciera parte del abandonado predio de Metrolínea S.A.

Las maniobras peligrosas, el adelantamiento y el exceso de velocidad son, además, una constante que también han contribuido en los índices de accidentalidad en este punto del área metropolitana. Sin embargo, el accidente del fin de semana se convierte en el más trágico de los últimos tiempos, tras confirmarse por las autoridades el fallecimiento de una persona y nueve más lesionados.

Las ‘horas pico’ son un calvario. Hay tráfico interrumpido por las obras que se adelantan para terminar el proyecto de infraestructura vial, contratado por la Gobernación de Santander y la Alcaldía de Floridablanca. No más allí, se puede durar hasta 20 minutos en la fila, siendo un trayecto no mayor a 500 metros. ¡Caos total!

¿Qué sucede?

Si usted va por la autopista, en sentido norte – sur, lo lógico es que siga su camino sin interrupción, debido a que es una vía rápida. En la actualidad tiene que ser precavido. La ‘muela’ del predio de Metrolínea obliga a los conductores que provienen del Anillo Vial, en muchas ocasiones “como alma que lleva el diablo”, a invadir uno de los carriles de la autopista.

Esa, justo, es la situación que ninguna autoridad le ha prestado atención para adoptar correctivos que alcancen a evitar más accidentes.

Pero, eso no es todo. No hay que olvidar a los peatones. Son actores viales que ante este tipo de situaciones quedan casi que en el olvido, siendo los más perjudicados.

Le puede interesar: Conductor ebrio causó accidente que dejó un muerto y nueve heridos

Por ejemplo, si usted sale del conjunto residencial Ciudadela Comfenalco y necesita cruzar la autopista debe dirigirse hasta el puente peatonal de la Estación de Servicio La Riviera o hasta el puente de Papi Quiero Piña.

Para llegar a la Riviera tiene que atravesar la carretera que sale del Anillo Vial y conecta con la autopista. Allí solo encontrará los rastros de una cebra pintada en el pavimento e instalada una señal que todos los conductores ignoran. Nada influye para ellos reduzcan la velocidad y respeten las indicaciones.

Para llegar a Papi Quiero Piña, el peligro sube casi que al mismo nivel. El peatón cuando se da cuenta está esquivando carros, camiones pesados, buses, motos y hasta bicicletas. No hay sendero peatonal.

También puede leer: Mintransporte ayudaría a desenredar el portal PQP

Gloria Cobos López, residente del conjunto residencial Ciudadela Comfenalco, afirmó que hay bastante preocupación porque “la accidentalidad se está incrementando considerablemente. Nos vemos atropellados por las motos y los carros, porque -entre otras cosas- no tenemos un sendero peatonal”.

Myriam Quevedo, otra ciudadana que habita en la zona, expresó que “Metrolínea es la que debe devolvernos el paso a los peatones. Miremos también la vía que viene de Girón y conecta con la autopista faltan reductores de velocidad o una demarcación por parte de las autoridades de tránsito. Un separador es fundamental”.

Andrés Cediel Colmenares, administrador del Conjunto Residencial Ciudadela Comfenalco, comentó que desde el año pasado le fue enviada una solicitud a la Secretaría de Infraestructura Municipal para que interviniera la autopista y la salida del conjunto, adicionalmente que evaluaran la forma de garantizar el paso peatonal seguro.

Sin embargo, las respuestas aún no han llegado, ni si quiera la del cerramiento para el lote que se le solicitó a Metrolínea en el segundo semestre.

“No es vía municipal”

El alcalde de Floridablanca, Héctor Guillermo Mantilla Rueda, comunicó que no ha sido posible la recuperación del carril, pese a que se ha hecho la solicitud a la Junta Directiva de Metrolínea.

“El carril invadido le corresponde al Gobierno Nacional. Tengo entendido que es un proceso, porque quedó un hueco para realizar unas cimentaciones. También está pendiente un separador central”.

Responde Metrolínea

Metrolínea respondió, ante los cuestionamientos de la ciudadanía, que no se puede correr la lona plástica de cerramiento (polisombra) debido al vacío que se presenta, producto de la obra inconclusa ejecutada por Estaciones Metrolínea Ltda. Por lo tanto, se debe mantener el cerramiento para minimizar el riesgo de accidentes mientras se concreta el proyecto para la recuperación de la vía.

Sin embargo, la entidad realizó un diseño para restablecer la vía y el espacio público con cerramiento para evitar peligros, el cual está en trámite de finalización para conseguir los recursos de financiación de la obra ante el Ministerio de Transporte y/o mediante apoyo de la Alcaldía de Floridablanca.

No obstante, destacó que en agosto de 2018, el cerramiento fue restituido luego de que resultara afectado por las intensas lluvias y fuertes vientos. Por otra parte, cada año se realizan adecuaciones locativas, entre otras obras lo correspondiente a los cerramientos en lona plástica tejida.

“NO ES VÍA MUNICIPAL”
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad