viernes 05 de julio de 2019 - 12:00 AM

Por ocho razones no se abrió tramo de la paralela TCC – Molinos

El Instituto Nacional de Vías, Invías, concluyó, tras una reciente visita a la obra que los 500 metros de nueva carretera, desde el ingreso al barrio Molinos en sentido sur-norte hasta empalmar con la salida del intercambiador de El Bosque, no se pueden habilitar. No está terminado el corredor y tampoco se cumplen con las condiciones de seguridad.
Escuchar este artículo

En total hermetismo permanece la nueva fecha de entrega del segundo tramo de la prolongación de la paralela oriental TCC – Molinos Altos, en Floridablanca.

Lo anterior, teniendo en cuenta que desde la Dirección Territorial Santander del Instituto Nacional de Vías, Invías, se había anunciado, durante el primer trimestre del año, que el último plazo de entrega de la obra, establecido con la firma contratista Herdoíza Crespo Construcciones S.A. Sucursal Colombia, estaba fijado para el pasado 30 de junio. Sin embargo, ya transcurrieron cinco días y hasta el momento el nuevo corredor vial no se ha habilitado.

Vanguardia tuvo la oportunidad de conocer que Invías, quien fue la entidad que adelantó el proceso contractual, en el marco del programa ‘Vías para la Equidad’ no ha propuesto fecha oficial de entrega a la comunidad, bajo el argumento que ni la Interventoría, ni mucho menos la entidad, han recibido a satisfacción esta infraestructura vial.

Incluso, hace pocos días, funcionarios del Invías realizaron una visita técnica a la zona de obra donde se evidenciaron que aún faltan varios aspectos y hasta que no queden listos, no será posible darla al servicio. Claro está que algunos de ellos, como lo es instalación de señalización horizontal y vertical, empezaron a avanzar en las últimas horas.

Lea también: El 30 de junio será la entrega de la paralela TCC - Molinos Altos

“La paralela se entregará al servicio de la comunidad cuando todas las obras contratadas hayan sido recibidas a satisfacción por la Interventoría y, a su vez, por el Instituto Nacional de Vías. La obra fue contratada con un alcance definido, por lo cual este será objeto de verificación para poder recibir la obra a satisfacción, lo que no generará incrementos económicos adicionales”, explicaron voceros de Invías, a través de una comunicación escrita dirigida a esta redacción.

Estaba la advertencia

La Veeduría de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, CCB, ya había realizado fuertes críticas frente al desarrollo de este proyecto, que debió entregarse en febrero de 2018.

Incluso el veedor de la CCB, Mario Humberto Torres Macías, había afirmado que para el 30 de junio no iba a estar lista la paralela. En su momento, consideró que se gastarían unos tres meses más.

En el informe general de la Veeduría también se señaló que los trabajos más atrasados estaban relacionados con urbanismo alrededor de la vía y terminación de los ductos de servicios públicos, entre otros.

El proyecto

Este proyecto contempló 2.000 metros de nueva vía en sentido sur - norte para descongestionar la autopista a Bucaramanga. Pasó de costar $38 mil millones a cerca de $60 mil millones, valor que incluyó obras físicas y de gestión y adquisición predial.

Ha tenido más de cinco prórrogas para su entrega. El plazo de ejecución era de 24 meses, contados desde febrero de 2016, y van 40 meses. Así las cosas, la primera fecha fijada estaba para febrero de 2018; la segunda quedó para julio de 2018; la tercera, diciembre de 2018; la cuarta, marzo de 2019; y la quinta, junio de 2019.

Su construcción fue dividida en dos tramos. El primero ya está terminado y en servicio. Este va desde TCC - hasta inmediaciones de la glorieta de Molinos. Cuenta con una longitud de 1.500 metros, donde no solo se construyó una carretera nueva, también se aprobó la construcción de dos puentes y la prolongación del puente peatonal de la Estación Lagos.

Lea también: Obra de Invías habría dejado sin acceso vehicular a varias casas de Molinos Altos

Sin salida

En medio de esta controvertida obra del Gobierno Nacional, la comunidad de Cañaveral Oriental, Molinos Altos, Molinos Bajos y Andalucía, han alzado su voz de protesta. Afirman que hubo mala planeación.

Por ejemplo, Germán Gualdrón, presidente de la Junta de Acción Comunal de Andalucía, asegura que debido a este proyecto, la calle 20 quedó en un sentido. Esto quiere decir que los conductores que se encuentren en el sector y quieran conectar a la paralela ya no van a recorrer unos cuantos metros, sino unas ocho cuadras.

Es decir, “la calle 20 era en doble sentido y ahora la van a dejar bajando, solo la pueden tomar quienes se movilicen por la paralela y quieran ingresar al sector. Nosotros, entre tanto, sin acceso nos debemos dirigir hasta la glorieta de Molinos Altos que ya no da abasto con tanto flujo vehicular”, precisó el dirigente comunal.

$!Por ocho razones no se abrió tramo de la paralela TCC – Molinos
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad