viernes 27 de diciembre de 2019 - 10:43 AM

Bebé cayó accidentalmente en recipiente con agua hervida

“Salven la vida de mi hijo Eliam Gael”, dijo su padre.
Escuchar este artículo

Un conmovedor caso se registró el 24 de diciembre cuando un niño de 21 meses cayó accidentalmente en una ponchera con agua hirviendo donde estaban las hojas en las que se iban a envolver las hallacas para la cena navideña.

El estado de salud de Eliam Gael Herrera García es delicado, los padres del menor suplicaban para que la EPS Coomeva autorizara su traslado a una clínica especializada de Bogotá y se pudiera salvar su vida.

El paciente fue atendido desde el accidente en una clínica de Cúcuta “donde solo le han podido dar una atención paliativa por no contar con una unidad de quemados, tratamiento con analgésicos y antibióticos, pero no le pudieron limpiar las heridas que son muy graves”, aseguró Edinsson Herrera, padre del menor.

“Su salud se deteriora con el paso de las horas y lo que pedimos e imploramos es que lo puedan trasladar a la capital del país para que allí reciba los cuidados necesarios”, precisó.

Explicó que el hospital Simón Bolívar, en la capital de la República, cuenta con la logística para ofrecer la atención urgente, pero al no tener contrato con Coomeva, no se pudo hacer el traslado, aunque en una primera instancia habían aceptado el caso, según Herrera.

Lea también: Ocho muertos y ocho desaparecidos deja avalancha.

Los padres del menor también buscaron como segunda opción el traslado de Eliam hacia el Hospital Universitario Erasmo Meoz para gestionar desde allí su traslado a otro hospital del país, pero ese centro asistencial tampoco cuenta con una unidad especializada en quemados.

Lo ocurrido

El accidente casero ocurrió el 24 de diciembre hacia el mediodía, en la calle 25 con avenida 9 del barrio Santander, cuando el niño cayó sentado en una tina plástica donde minutos antes la abuela había vertido agua hirviendo para pringar las hojas con las que más tarde pensaba envolver las hallacas que la familia consumiría a la medianoche, según se conoció.

La mujer había quedado al cuidado del niño en ausencia de los padres que a esa hora estaban en sus lugares de trabajo, él como conductor de una lavandería y ella en una empresa de la ciudad.

Solo bastó un descuido para que Eliam encontrara en el suelo la tina donde lo bañaban cada día y se habría caído dentro del recipiente que estaba lleno de hojas y de agua caliente, que le quemó toda la parte trasera.

“Ella dice que en un descuido entró a la cocina y en ese momento escuchó el grito del niño que cayó sentadito en el agua hirviendo”, según el desesperado relato del progenitor.

Explicó que desde diferentes sectores le han manifestado su solidaridad al conocer el grave estado de salud de su hijo, muchos haciendo presión para que el trámite del traslado se dé en el menor tiempo posible.

Respuesta de Coomeva

“Ya lo tenemos en remisión para el Hospital Simón Bolívar de Bogotá, que es el que puede atender este tipo de casos. Estamos buscando que nos asignen cama, nos den cupo y podamos sacar a ese bebecito”, dijo el gerente de Coomeva en Cúcuta, Antonio Palma, tras ser consultado.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad