miércoles 22 de mayo de 2019 - 12:00 AM

¿Qué tan viable es el pacto de Duque?

Los conservadores optaron por salir adelante pidiendo respeto a la institucionalidad y a la espera de que se haga la apelación de la Procuraduría frente a la activación del principio de no extradición que activó la JEP a Santrich.

El pacto nacional que propuso el presidente Iván Duque a los partidos de Gobierno e independientes, para modificar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), quedó paralizado un día después de que los líderes de las distintas colectividades políticas asistieran a reuniones individuales con el mandatario colombiano.

Así lo anunció la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, quien aseguró que el Gobierno esperará a que la Corte Constitucional se pronuncie sobre las objeciones que hizo el jefe de Estado a Ley Estatutaria de esta jurisdicción, para continuar con los acercamientos.

La pregunta que queda en el aire es si este paso atrás por parte del Gobierno se debe a que no se logró un consenso inicial con los partidos políticos o si los mismos le hicieron caer en cuenta al mandatario que todavía hay asuntos legales que van mucho más allá del calor de los hechos coyunturales y guardan una relación jurídica, o si en el trasfondo se están estudiando opciones como la constituyente o el estado de conmoción interior, pese a que la vicepresidente Marta Lucía Ramírez lo negó.

Lo cierto es que, según dijeron los propios jefes de los partidos, no hubo humo blanco para iniciar una coalición, que después incluyera, según la ministra del Interior, a la oposición, la cual se mostró molesta por haber sido excluida de la cumbre que estudió temas tan delicados al interior del acuerdo de paz con las FARC, como la facultad que tiene la JEP de activar el principio de no extradición cuando considere que los delitos no fueron cometidos después de la firma de la paz, la conexidad de los delitos políticos y de narcotráfico; o la misma participación en política de los excombatientes.

Le puede interesar: Así fue como un senador de las Farc auxilió a José Obdulio Gaviria

La explicación para esto, según el analista político Iván Garzón, es que el mandatario está buscando un tema que le permita tener la dualidad de retomar la gobernabilidad y revertir la caída de la imagen que tiene ante la opinión pública que, según las últimas encuestas, es un poco más del 30%. Sin embargo, agrega que es precisamente esa falta de fuerza para manejar el legislativo lo que no permite que se haga el gran acuerdo que pretende.

Garzón dice que es importante que Duque vuelva sobre los temas que lograron generarle consensos al principio de su administración, pero teniendo en cuenta que la oposición va a seguir tratando de capitalizar los errores y las salidas en falso. De esta manera, añade que de seguir empecinado en este tema, que no logró sacar adelante con las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP en el legislativo, terminará evidenciando la debilidad que tiene su administración al interior del Congreso.

De hecho, el líder natural del Partido Liberal, César Gaviria, manifestó que no piensa llegar a acuerdos que afecten la integridad de la paz con las Farc, tal y como lo aseguró al momento de tomar la decisión de votar en contra de las objeciones presidenciales a la Estatutaria de la JEP, que hoy se encuentran en manos de la Corte Constitucional para decidir su futuro.

Una de las razones que dio Gaviria para no aceptar consensos en esta metiera fue, precisamente, de orden jurídico. Según el líder liberal, lo pactado con las Farc tiene protección constitucional y debe esperarse un pronunciamiento de la Corte para poder pensar en acuerdos, tal y como lo anunció la ministra horas después. También pidió tener en cuenta a la oposición.

Gaviria lanzó una fuerte referencia a las discusiones que se ha tenido en el Congreso con el Partido Centro Democrático, asegurando que este debería contemplar la posibilidad de adelantar este diálogo con los partidos de oposición. En este mismo sentido, el jefe de La U, Aurelio Iragorri, señaló que estaría dispuesto a contemplar la posibilidad de llegar acuerdos alrededor de estos temas, siempre y cuando la convocatoria venga del presidente Duque y no de su partido de origen.

Minucias jurídicas

El analista, Jhon Mario González asegura que este pacto por ahora es inviable, porque el Gobierno no sabe qué es lo que quiere y sigue sin guión. Asegura que el problema es que el Presidente no está leyendo la realidad, porque hay minucias de tipo jurídico que se deben tener en cuenta si se pretende cambiar aspectos del acuerdo de La Habana, como el tema de la extradición, que ya fue aprobado por la Corte.

“Hay limitantes de tipo jurídico, pero también hay limitantes de tipo político. El Gobierno no se ha dado cuenta que apenas tiene el 30% de favorabilidad y que los dirigentes políticos del país que habían recibido palo en los últimos años, como Germán Vargas Lleras, hoy están subiendo en las encuestas”, agrega González.

El experto añade que el Centro Democrático tampoco parece tener la mayoría en las elecciones de octubre y eso también disminuye la capacidad del presidente de estimular acuerdos con las demás bancadas.

El analista afirma que el Gobierno no solo tiene las minorías en el Congreso, a quienes, dice, ha maltratado, sino que no tiene propuestas ni entiende cuáles son las limitaciones de tipo legal para avanzar en un acuerdo. Agrega que puede ocurrirle lo mismo que en el famoso acuerdo anticorrupción, al cual no se le han aprobado la mayoría de proyectos de ley, o el mismo Plan Nacional de Desarrollo.

Es así como para González, Duque se está desgastando en iniciativas de todo tipo y en recoger ideas de una conmoción interior y de una constituyente, que si bien no son sus propuestas, hacen que caiga en un desgaste que lo debilita y crea un ambiente de incertidumbre.

Sin oposición

“Claramente deben buscar generar sinergias entre los más cercanos ideológicamente. Sin embargo, esa búsqueda de consensos no es real o tiene un verdadero impacto democrático si se excluye a la oposición, que hoy ha demostrado que representa un gran porcentaje de opinión y ciudadanos”, indica el analista Carlos Andrés Arias Orjuela.

Sin embargo, el Gobierno aseguró que no descarta un eventual diálogo con los partidos de oposición, para seguir avanzando en un consenso nacional que reforme los acuerdos de paz con las Farc, no obstante, según la ministra del Interior, primero se debe llegar a un pacto con las colectividades afines a la administración del presidente Iván Duque y las que se declararon en independencia.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad