jueves 07 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Extécnico del Bucaramanga se refirió a irregularidades en las divisiones menores

La semana anterior el Atlético Bucaramanga determinó terminar su vínculo con los equipos y los entrenadores de las divisiones menores del club.
Escuchar este artículo

El cierre de las divisiones menores del Atlético Bucaramanga generó que el entrenador Mario Medina, que estuvo siete años vinculado con la institución, rompiera el silencio, para dar a conocer algunas de las irregularidades que para él impiden mejores resultados.

Medina, que estuvo hasta febrero de 2021 en ‘El Leopardo’, sostuvo en su cuenta de Facebook que “ver la noticia de “acabar las divisiones menores” de un club con tanta trayectoria en el fútbol colombiano sería dejar al departamento con pocas opciones y más que todo acabar con el sentido de pertenencia”.

Lea también. Atlético Bucaramanga le dio la espalda a los equipos de las divisiones menores

Para el director técnico es difícil pedirle “a un jugador que sienta la camiseta si nunca aprendió a quererla y juega aquí por dinero, cómo nos sentiremos orgullosos de nuestro producto si las nóminas serán en su totalidad de jugadores de otras partes”.

La indignación de Medina, que además es hincha del club, se evidencia al ver a su querido equipo “ser pisoteado y manchado por personas en busca de sus propios beneficios económicos sin importar el daño que le hacen a los jóvenes, desde personajes que cobran por debajo de cuerda haciendo falsas promesas de debutar, hasta jugadores echados a la calle luego de tantos años defendiendo el escudo”.

Reconoció además que en el Atlético han pasado grandes entrenadores, pero que nunca los dejaron trabajar, mientras que otros, que aún siguen, han dañado al club.

Lea también. Un equipo compacto, la clave de la Selección Colombia para enfrentar a Uruguay

“Uno hablándole al oído al dueño, llevándole información errónea sobre las divisiones menores para que este no confíe y no apoye, entorpeciendo los procesos para pagar favores a sus amigos y colocando jugadores pasando por encima de muchos simplemente por que es familia y otro cobrándole a los jugadores para poder estar en el club y prometerles subirles al equipo profesional” dice Medina, quien agregó que “tenía que salir de allí por más que quisiera quedarme, no fui escuchado y pareciera que hablar con la verdad a los llamados coordinadores o “Comité” es un delito, no había proyección tanto con los entrenadores como con los jugadores. Si eres jugador debes tener dinero por encima del talento y si eres entrenador debes callar y untarte. Cosa que jamás estaré dispuesto”.

Lea también. La lucha olímpica de la región brilló en el Campeonato Nacional Infantil

Finalmente, el estratega agradeció al Bucaramanga por los siete años en el club y lamentó que “no vieron a quienes realmente querían trabajar por un proyecto deportivo serio y con resultados, escucharon siempre a los que les hacían falsas promesas y endulzaban sus oídos”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad