viernes 23 de julio de 2021 - 5:49 AM

Galería: Así fue la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

La ceremonia inaugural que marca el inicio de los Juegos de Tokio comenzó este viernes en el Estadio Olímpico de la capital nipona, sin público en las gradas y con una presencia reducida de invitados oficiales debido a la pandemia.
Escuchar este artículo

La celebración empezó a las 20.00 hora local (6:00 a.m. hora Colombia) de este viernes, con un espectáculo de luces y sonido al que dio paso un logotipo gigante de Tokio 2020 proyectado sobre el terreno de juego del coliseo tokiota, cuyos alrededores fueron blindados por motivos de seguridad.

En las gradas del Estadio Olímpico, con capacidad para 68.000 espectadores, solo se encontraban 950 invitados por la organización, entre ellos dignatarios de una quincena de países y organismos internacionales, así como representantes políticos nipones, patrocinadores y organismos deportivos.

Puede leer: Claves para disfrutar de los Olímpicos a través de Google.

Los Juegos de Tokio han dado comienzo después de haber sido retrasados un año debido a la pandemia, y se celebran entre restricciones sin precedentes para prevenir contagios que incluyen la ausencia de público o estrictos protocolos sanitarios para todos sus participantes.

Los capitanes de Japón pronuncian el primer juramento que abraza la inclusión

El atleta Ryota Yamagata, subcampeón olímpico de 4x200 m, y la tenismesista Kasumi Ishikawa, doble medallista, capitanes del equipo japonés, pronunciaron en la ceremonia inaugural de los Juegos de Tokio, en nombre de todos los participantes, el primer juramento olímpico que abraza la igualdad y la inclusión, tras un cambio en el texto empleado hasta ahora.

Los dos deportistas, junto a dos entrenadores y dos jueces (hombre y mujer en todos los casos) prometieron "respetar y acatar las normas, con un espíritu de juego limpio, inclusión e igualdad".

Además: Los anillos olímpicos despiertan ilusión y rechazo en el día de la apertura.

"Juntos somos solidarios y nos comprometemos a un deporte sin dopaje, sin trampas, sin ninguna forma de discriminación. Lo hacemos por el honor de nuestros equipos, por respeto a los principios fundamentales del Olimpismo y para hacer del mundo un lugar mejor a través del deporte", añadieron, siguiendo el nuevo texto del juramento.

Hasta los Juegos de PyeongChang 2018 el protocolo señalaba: "Nos comprometemos a participar en estos Juegos Olímpicos respetando y acatando las normas y con espíritu de juego limpio. Todos estamos comprometidos con un deporte sin dopaje ni trampas. Lo hacemos por la gloria del deporte, por el honor de nuestros equipos y por respeto a los principios fundamentales del Olimpismo".

Por fin... abanderadas

Una amplia mayoría de los 206 equipos que desfilaron este viernes en la ceremonia inaugural de los Juegos de Tokio aceptaron la invitación del COI de presentar por primera vez una pareja, hombre y mujer, de abanderados, con lo que se logró el objetivo del organismo de dar mayor visibilidad a las deportistas, que hace cinco años solo marcharon al frente del 38 % de las delegaciones.

El verdadero alcance de la medida, sin embargo, no se pudo medir debido a que muchos participantes no han llegado aún a Tokio. Las medidas de protección frente a la pandemia les impide llegar a la Villa con una antelación superior a cinco días.

Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Indonesia, Eritrea, Omán, Gabón, Camboya, Comoras, República Democrática del Congo, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Sierra Leona, Yibuti, Tayikistán, Bermudas, Mali, Mauricio o Libia fueron algunos de los equipos que solo tuvieron un abandero masculino.

En cambio, Angola, Islas Vírgenes Británicas, Camerún, Gambia, Guinea Bissau, Congo, San Vicente y Granadinas, Togo o Nicaragua contaron solo con una abanderada.

La bandera de Guinea, país que anunció que no participaría en los Juegos debido a la pandemia, fue portada por un voluntario, lo mismo que la de Tanzania.

Según el COI, "por desgracia, algunos países no pudieron aprovechar esta oportunidad debido a complicaciones con los viajes o a los plazos de estancia" en Japón.

España entregó su bandera a la nadador cuatro veces medallista olímpica Mireia Belmonte y al piragüista también ganador de cuatro medallas Saúl Craviotto. Belmonte es la tercera española abanderada en Juegos de verano, tras Cristina de Borbón en Seúl'88 e Isabel Fernández en Atenas 2004.

Entre las abanderadas ilustres del desfile apareció la boxeadora india Mary Kom, que tiene ocho medallas mundiales -más que cualquier hombre o mujer- y ganó un bronce olímpico en Londres 2012.

La atleta jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, doble campeona olímpica, la regatista argentina Cecilia Carranza, oro en Río 2016, la tenista letona Jelena Ostapenko, ganadora de Roland Garros en 2017 o las baloncestistas serbia Sonja Vásic, flamante campeona europea, y estadounidense Sue Bird fueron otras deportistas consagradas que llevaron también la bandera.

La abanderada del equipo de Deportistas Olímpicos Refugiados fue la nadadora siria Yusra Mardini, que ya participó en los Juegos de Río. Un año antes la barca en la que se subió con otros 18 emigrantes rumbo a Grecia se salvó del naufragio gracias a que ella, una de las pocas que sabía nadar, se tiró al mar para achicar agua cuando se paró el motor.

Precisamente Siria entregó su bandera a la participante más joven de los Juegos, la tenismesista de solo 12 años Hend Zaza. La niña olímpica compite mañana pero se resistió a perderse la fiesta olímpica.

Estaba previsto que la venezolana Yulimar Rojas, campeona mundial de triple salto, hiciera pareja con el karateca Antonio Díaz, pero la sustituyó la judoca Karen León.













Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad