domingo 08 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Educación financiera, el contrapeso de la informalidad crediticia empresarial

El crédito financiero empresarial se considera como un aliado para las empresas; sin embargo, son pocas las Mipymes que no acceden a éste de manera formal.
Escuchar este artículo

El crédito empresarial es un aliado de las pequeñas y medianas empresas que buscan apalancar financieramente sus proyectos; sin embargo, estos préstamos formales sigue estando como una opción lejana para los empresarios.

De acuerdo con la Gran Encuesta Pyme de Anif, en el 2018 la solicitud de crédito del sector industrial pasó de 43% a 20%; del 43% al 20% en el comercio, y del 35% al 21% en servicios.

Esto se explica por disminuciones en las solicitudes de crédito tanto de las pequeñas como de las medianas empresas, según el documento.

No obstante, según un informe de Datacrédito Experian dice que el 51,8% de las microempresas del país, solicitaron crédito en el primer trimestre de 2018.

Estas cifras son bajas si se tiene en cuenta que en Colombia hay 592.880 empresas activas y 87.542 en Santander, según Compite360.

Jaime Chávez Flórez, presidente de Financiera Comultrasan, asegura que la única forma de cerrar esta brecha será con educación financiera.

“Aunque el sector atiende solicitudes de microfinanzas, el gota a gota es una realidad en este medio, donde se pagan tasa de interés altas y solo se combate con educación financiera, principalmente en la etapa escolar”, señaló Chávez Flórez.

El crédito sigue siendo una herramienta de desarrollo económico, como asegura Eric Hamburger, Country Manager Colombia de DataCrédito Experian, “es promisorio darnos cuenta que las personas acceden cada vez más al crédito para iniciar o impulsar sus emprendimientos, cumplir sus sueños y entregarles bienes y servicios de valor agregado a la sociedad”.

Entorno nacional

Entre tanto, Nelson Vera, Vicepresidente de Anif y encargado de la Gran Encuesta Pyme, afirma que las pymes están afectadas porque la economía viene creciendo menos de lo esperado, además de las tareas pendientes con respecto a los problemas estructurales de informalidad, desempleo y productividad, que las golpea.

Lea también: Consolidación, el siguiente paso al emprender

Así mismo, considera que “las ideas del Gobierno, como el incremento del salario mínimo del 6%, posibles primas extralegales, lo que lleva a un mayor encarecimiento de la mano de obra y ‘golpea’ a este segmento empresarial”, señaló Vera.

La propuesta desde Anif es que si la gran falencia de las pymes es una baja inclusión financiera, que está atada a la innovación y productividad, no se deben poner en marcha propuestas como las anteriores ni la destrucción de la información crediticia de los hogares. “Si los bancos no cuentan con esta información pueden encarecer los préstamos o no los otorgan”, dice.

Ante esto, Vera asegura que muchos empresarios se ven obligados a acudir al gota a gota, sin tener en cuenta el pago de intereses de hasta 300% E.A., cifra bastante superior que con las entidades financieras, donde se manejan diferentes líneas crediticias según el sector económico y proyecto, con el fin de jalonar estos emprendimientos.

Las evaluaciones del crédito

Si bien, los créditos bancarios son una estrategia finan-ciera que pueden ser útiles para cualquier empresa, independiente de su tamaño, James Hernández, Cofundador y Presidente Ejecutivo de Trust Corporate, aconseja hacer una evaluación previa.

“Cualquier persona que decida solicitar un crédito bancario debe hacer una evaluación de su situación económica y tener en consideración ciertos aspectos antes de pedir financiamiento. Los créditos deben ser vistos como una estrategia financiera, donde a partir del objetivo que se tenga se definirá el tipo de crédito que se necesita”, explica Hernández.

Según el tipo de financiamiento que necesite podrá obtener un crédito a corto, mediano o largo plazo, y así se cobrará una determinada tasa de interés y se pedirán requerimientos específicos.

“Existen tipos de crédito según la actividad de cadaempresa, y las condiciones de acceso varían según distintos factores. Es ahí donde radica la importancia de evaluar qué tipo de financiamiento se va a requerir, ya que de ello depende la complejidad de los requisitos y las condiciones del mismo”, anota Hernández.

Antes de solicitar un crédito
Para la consultora Trust Corporate, antes de solicitar un crédito un empresarios debería interrogarse:
1.
¿Cuál es mi objetivo?: Antes de solicitar un crédito bancario se debe tener claridad sobre para qué se quiere el financiamiento y cuánto dinero se necesita para cumplir con el objetivo propuesto. Esto, permite tener un foco claro del tipo de financiamiento que se necesita y tener mayor orden al momento de solicitar un crédito.
2.
¿Qué banco elegir?: La consultora aconseja explorar distintas opciones bancarias, conocer los beneficios y tasas de interés que se otorguen y no pactar un acuerdo con el primer banco que entrega una respuesta.
3.
Cumplimiento de pago. Los bancos piden documentos para asegurarse de que quien solicita el crédito cumplirá con sus deberes, e investigan acerca de la capacidad de pago que tiene la persona, el compromiso financiero y la experiencia crediticia.
4.
¿Cuánto pueden prestar? Si una empresa o empresario cumple con los requisitos estipulados por la entidad financiera, se estima que los bancos suelen prestar el 70% del monto solicitado. Hay otros bancos que deciden prestar dinero en función del ingreso mensual que obtiene quien solicita el crédito.
5.
¿En cuánto tiempo debo pagar?: El plazo en que se pagará un crédito varía según cada situación y depende del tipo de crédito y las condiciones acordadas con el banco. Antes de solicitar un crédito realice un cálculo de cuánto dinero se tendrá disponible mensualmente para pagar el monto prestado por el banco.
6.
¿Qué tipo de crédito solicitar? Dependiendo del objetivo y la actividad que realice va a depender el tipo de crédito que debe pedir. Algunos más comunes son los créditos comerciales, agrícolas, de turismo t manufactura, para la pequeña y mediana industria, para emprendedores.
Según un informe de Datacrédito Experian, en Colombia una de cada cuatro nuevas operaciones de crédito está dirigida a jóvenes emprendedores, menores de 28 años.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad