viernes 01 de abril de 2022 - 12:00 AM

Industria de la manufactura, sistema educativo y fabricación de calzado jalonan el empleo en Bucaramanga

Para el trimestre diciembre 2021 – febrero 2022, Bucaramanga fue la segunda ciudad con menor desempleo en el país con una tasa de 9,6%.

Natalia Jaimes es cajera y vendedora en una cafetería del centro de Bucaramanga. Ayer mientras atendía a sus clientes por la mañana sirviéndoles café y pan de bono, el director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), Juan Daniel Oviedo, revelaba los datos del mercado laboral para febrero.

La expectativa de Natalia es que se recuperen más puestos de trabajo como le sucedió a ella, tras perderlo por la pandemia. “Hace 10 meses empecé a trabajar en este negocio, por el confinamiento perdí el que tenía, lo volví a recuperar”.

Natalia hace parte de ese grupo de mujeres que en los últimos meses, según el Dane, están mejorando sus condiciones laborales porque en las actividades económicas en las que se desempeñaban se están ofreciendo más puestos laborales. Por ejemplo, para febrero por cada hombre que recuperó su puesto de trabajo, dos mujeres lo hicieron.

¿Por qué? Oviedo afirma que esto se debe a que febrero marcó el retorno de la presencialidad del sector educativo, “lo que ha permitido el ingreso de mujeres a la población ocupada”.

Otra buena noticia, según Oviedo, es que 285 mil mujeres salieron del desempleo en febrero de 2022, mientras que los hombres fueron 212 mil. “Hay una ligera supremacía de la relación uno a uno en el mercado laboral, según el enfoque de género. Además, la brecha se está reduciendo en el último año pasando de 8 puntos porcentuales a 6,2 puntos”.

Industria de la manufactura, sistema educativo y fabricación de calzado jalonan el empleo en Bucaramanga

Lea: Bucaramanga se consolida como la segunda ciudad con menor desempleo en Colombia

Recuperación

La recuperación del empleo de Natalia comprueba la tendencia de lo que sucede en Bucaramanga y su área, que se consolida como la segunda ciudad con menor desempleo en Colombia, solo por detrás de Armenia.

Para el trimestre diciembre 2021 – febrero 2022 registró una tasa de desempleo de 9,6%. Y si se revisa solamente febrero, las cifras son mejores, la capital santandereana redujo su tasa, pasó de 15,2% en 2021 a 7,9% en 2022. Es decir, una disminución de 7,3 puntos.

En cifras absolutas, esto significa que 34 mil personas salieron del desempleo y 119 mil personas recuperaron su puesto de trabajo.

Asimismo, los ocupados subieron en febrero. La ciudad pasó de una tasa de ocupación de 49,7% en febrero de 2021 a 61,3% en el mismo mes de este año. Esto equivale a un incremento de 11,6 puntos porcentuales.

“Veo con buenos ojos el empleo en la ciudad, ya se ve poco a poco más ambiente en el centro. Por ejemplo, acá en la cafetería llegan muchos empleados y ya uno los escucha hablando más de puestos de trabajo, de economía”, comenta Natalia.

$!Industria de la manufactura, sistema educativo y fabricación de calzado jalonan el empleo en Bucaramanga

Matices

¿A qué se debe esta senda de recuperación? Oviedo responde: “Bucaramanga tiene matices, pero tiene una reducción superior a la del promedio de las 13 principales ciudades que fue de 5 puntos, mientras que la ciudad registró 7,3 puntos. La rama de la economía que más jalonó la recuperación de puestos de trabajo fue actividades administrativas, salud y educación, lo que demuestra la vocación universitaria de Bucaramanga, tras el regreso de la presencialidad”.

Otras ramas que impulsaron la recuperación fueron las industrias manufactureras, principalmente la conservación y procesamiento de alimentos, y fabricación de calzado. También las actividades creativas y entretenimiento, y actividades particulares como peluquerías y servicio doméstico.

El analista Mateo Rivera, magíster en Economía, precisa que, si bien el proceso de ajuste ha sido lento con respecto al desempeño de la economía, los resultados reflejan mejoras considerables, tanto en participación como en ocupación. “La mejoría en el mercado laboral sin duda alguna se debe en gran medida a los grandes avances en los planes de vacunación y a la vuelta a la normalidad de las diferentes actividades”.

Rivera explica que los datos positivos de Bucaramanga se deben al incremento en el total de ocupados y no simplemente a un efecto participación, asociado a un incremento en la población por fuera de la fuerza laboral como sucede en otras ciudades del país.

“La gran fortaleza del mercado laboral de Bucaramanga es la diversificación en cuanto a las diferentes fuentes de generación de empleo como la industria de elaboración de alimentos, textiles y el efecto positivo de algunas actividades relacionadas con la administración pública, como sería el caso de educación y salud”.

Industria de la manufactura, sistema educativo y fabricación de calzado jalonan el empleo en Bucaramanga

En este mismo sentido, Oviedo resaltó a Bucaramanga como una ciudad con variedad de fuentes de empleo, en especial las actividades de servicio, que están detrás de esa rápida dinamización del empleo en el último año.

“Para el trimestre estudiado vemos que la estructura del mercado laboral ya reconoce la diversidad del perfil de los trabajadores con base en la nueva encuesta, que reconoce las nuevas dinámicas demográficas y del mercado laboral”.

Javier Acevedo, analista de datos económicos, indica que Bucaramanga y su área también resaltan en la tasa de desempleo juvenil de 17,1%, siendo la segunda ciudad con menor desocupación de jóvenes entre 15 y 18 años. Asimismo, hay una reducción leve de informalidad.

“Esto se debe a una buena bonanza a principio de año en el sector agro, en especial el café, también por la recuperación del sector calzado, debido al movimiento del calzado escolar. También la Ley de Garantías hizo que el sector público efectuara un fuerte ‘jalonazo’ en la contratación de servicios profesionales”.

Otra dinámica que ve Acevedo es la dinamización del sector petrolero que, ante los buenos precios internacionales, esto impacta la generación de empleo.

Brecha de género

La economista Angélica Benavides indica que, si bien es positivo que la tasa de desempleo ya esté en el 12%, se sigue viendo una brecha grande entre hombres y mujeres. “Ellos están en 10,3% y ellas en 16,5%. Esto a pesar de que los empleos recuperados de mujeres fueron el doble respecto al de los hombres. Y cuando vemos la tasa global de participación está en contra de las mujeres, hay una brecha de 20 puntos porcentuales, pasa igual en la tasa de ocupación”.

La experta insiste en que se requieren políticas que ayuden a las mujeres puedan trabajar y no dependan tanto de los oficios del hogar, y que tomen posicione laborales en más ramas de la economía.

Agrega que respecto a la posición ocupacional se ve que los obreros y empleados particulares están teniendo una recuperación más alta que los de por cuenta propia, lo cual se refleja en la reducción de empleo informal.

Jackeline Piraján, economista de Scotiabank Colpatria, sostiene que gracias a la presencialidad se está permitiendo que sectores, como el comercio y las actividades artísticas, vuelvan a emplear personas para sus labores, y de igual manera en los capítulos de la industria, al tener una activación mayor de la demanda y una necesidad de producir más, también se ve cómo se absorben personas para ingresar a trabajar.

“Otro punto interesante se refiere a la calidad del empleo, de igual manera, estamos encontrando que se presentan contratos de mayor calidad, con ganancias en términos de puestos formales más destacable que en los meses pasados. Recapitulando, lo que estamos viendo es que en la medida en que se consolida la forma de operación normal del país, la reapertura y la presencialidad, estamos viendo que las mujeres están disminuyendo su brecha de perdida de trabajo; que por otro lado los sectores de servicios que habían estado rezagados han estado recuperándose y por otro lado que el empleo está ganando en el margen un poco más de calidad”.

Lunares
Pero no todo es positivo, hay lunares en el mercado laboral. Por ejemplo, de acuerdo con el Dane, las actividades inmobiliarias y algunas secciones de la ganadería tienen reducciones de personas ocupadas y no logran entrar al ritmo de recuperación.
Rivera agrega que el lado de negativo de los resultados de Bucaramanga es la informalidad laboral. “La cifra más reciente indica que por cada 100 trabajadores en la ciudad cerca de 50 son informales, se encuentra por encima del promedio nacional en donde por de cada 100 trabajadores 44 realizan sus labores en condiciones de informalidad”.
Franky Guevara, director ejecutivo de la Cámara Colombiana de las Confecciones, asegura que la industria de la moda en Bucaramanga lanza un S.O.S. para conseguir mano de obra calificada ante los puestos de trabajo disponibles.
“Hay empleo, pero la mano de obra no es calificada. Lo que les pedimos a las alcaldías del área, al Imebu y al sector gremial es que ayuden a capacitar más para conseguir esa mano de obra para luego contratarla. Se necesitan patronistas, diseñadores gráficos, estampadores, cortadores, entre otros”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad