miércoles 29 de noviembre de 2023 - 3:18 PM

"El café de las mujeres estará en los supermercados más grande de los Estados Unidos": gerente de la Federación de Cafeteros

El congreso reúne a los representantes de los comités departamentales de todas las regiones, para establecer la ruta de acción institucional que se implementará en el 2024
Compartir

En medio de preocupaciones y coyunturas desafiantes, arrancó el 92º Congreso Cafetero, espacio considerado como la mayor representatividad de la democracia viva y palpitante del sector, por lo cual el gremio busca avanzar en temas clave para el crecimiento de la caficultura colombiana.

Institucionalidad, asociatividad, industrialización, cultura de austeridad y caficultura fueron los temas claves que abordó Germán Bahamón, gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, FNC, en medio de la instalación del Congreso.

Lea también: Arranca el Congreso Cafetero con la petición de que el Gobierno obligue a sus entidades a adquirir el grano 100 % colombiano

"El punto mas importante hoy para los cafeteros es la rentabilidad. El precio actual para muchos de nuestros cafeteros no soporta los costos de producción y nos invita a trabajar activamente en la activación de mecanismos para soliviar esa carga, pues de no hacerlo atentaríamos contra la sostenibilidad futura", aseguró el gerente de FNC.

Así mismo, el funcionario habló sobre la importancia de descentralizar la administración y abrir las puertas en el mercado internacional, con el propósito de buscar un mejor posicionamiento del café colombiano.

"Son precisamente esos nuevos mercados los que mayor esfuerzo nos deben exigir. Mercados como los de India y China nos ofrecen una población de 2.800 millones de habitantes, esto es ocho veces el mercado de Estados Unidos. No podemos perder entonces un minuto en ese esfuerzo de estar allá posicionando el café de Colombia, abriendo mercado para nuestra actividad de comercialización y acompañados de los exportadores, promoviendo el consumo de café 100% colombiano", agregó Bahamón.

En ese sentido, el gerente de Federación Nacional de Cafeteros anunció que la participación de la mujer en el gremio cafetero escalará a otros niveles y tomará más importancia, esto con el animo de fortalecer la caficultura colombiana.

"Las mujeres desempeñan un papel crucial en la caficultura, contribuyendo significativamente a la prosperidad y al desarrollo rural. Además, empoderar a las mujeres en la caficultura no solo mejora sus condiciones de vida, sino que también tiene un impacto positivo en la salud y educación de las familias, generando beneficios a nivel comunitario y nacional. Hoy quiero anunciar que tendremos en el 2024 un café de mujeres, tostado en origen, en la cadena de supermercados mas grande de los Estados Unidos", sostuvo el gerente de FNC.

De acuerdo con cifras de la Federación, el 30% del total de los caficultores en Colombia son mujeres, es decir aproximadamente 163.046; el 45,9% de los miembros de hogares cafeteros son mujeres, alrededor de 687.824. Asimismo, las cifras muestran que las mujeres rurales reciben 34,5% menos que los hombres por actividades en la ruralidad bajo contrato.

Puede leer: Ocde advierte que la economía colombiana no crecerá lo esperado; la inflación llegará al 5 % en 2024

Adicional esto, la federación busca llegar a mercados de Venezuela, México y Brasil, por lo cual hacen un llamado al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo para que elimine las barreras arancelarias que encarecen el café tostado en origen al ser llevados a algunos de estos países.

La apuesta del Gobierno

El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, criticó la dependencia que tiene Colombia con Brasil en cuanto a la producción de café, situación que, según él, ha generado problemas y ha llevado a que el gremio cafetero tenga dificultades.

"Siempre se ha dependido de qué pasa en Brasil y se sigue dependiendo, solo que en ese momento Brasil era el primer productor del mundo y Colombia el segundo; hoy Brasil sigue siendo el primero, pero Colombia ya no es el segundo. El café tampoco es primer producto de exportación del país, porque el carbón y el petróleo lo desplazaron y el país se volvió extractivista y no agrícola", expresó el ministro Bonilla.

El titular de la mencionada cartera mencionó, además, que el país no tiene la capacidad garantizar la soberanía alimentaria, debido a la significativa disminución de hectáreas agrícolas en las regiones el país.

"Antes Colombia tenía más de un millón de hectáreas dedicadas al café, hoy solo tiene 800 mil hectáreas (...) Hoy siete millones de hectáreas, en buena parte, nos están garantizando el abastecimiento agrícola del país y también nos está permitiendo unos recursos de exportación, pero se ha ido reduciendo el área de siembra para exportación y no tenemos suficiente para garantizar la soberanía alimentaria y la diversificación de la oferta exportable", aseguró el alto funcionario.

No olvide leer: Estos son los operadores que competirán por subasta de la 5G

Ante este preocupante panorama, el ministro Bonilla sostuvo que uno de los objetivos del Gobierno Nacional es fortalecer y diversificar la oferta agrícola, a través de la compra de tierras.

"Tenemos como objetivo comprar tierras que hoy no se usan en la agricultura, pero que son potenciales en agricultura para ampliar el horizonte agrícola. Con esto queremos diversificar la oferta agrícola, porque Colombia tiene un producto que es reconocido internacionalmente y tiene la marca Colombia, café de calidad", indicó Bonilla.

Y agregó que: "Hay que reconstruir las cooperativas cafeteras, porque son un instrumento para consolidar tanto los insumos como los mecanismos de crédito. Las instituciones deben canalizar mediante las cooperativas y las cooperativas vayan a los asociados. Hoy hay que recuperar las cooperativas".

Entérese: Estos son los productos y servicios que subirán con el alza del salario mínimo de 2024

Pese a las crisis que ha atravesado el sector cafetero, las estadísticas muestran que entre el 2013 y el 2022 se han producido 131.486.952 sacos de café de 70 kilos, es decir 79.041.224 cargas de 125 kilos, equivalentes a 790.412.240 arrobas.

Si promediáremos la recolección a 30.000 pesos arroba en esos 10 años, eso nos daría un monto de más de 23 billones de pesos, pagados a la mano de obra no calificada de más o menos 600 municipios productores de café. Esto también permitió traer al país la suma de 77 billones 199 mil 639 millones de pesos (sin traerlos a valor del 2022, que daría un monto superior), una cifra nada despreciable que de algo le sirve al Gobierno para contener la miseria en los municipios y dinamizar la economía nacional.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad