miércoles 08 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Los hallazgos administrativos en el contrato del Fondo del Ganado

La Contraloría estableció ocho hallazgos administrativos, de los cuales cuatro tienen presunta incidencia disciplinaria y dos más tienen presunta incidencia penal.

La Contraloría General de la República entregó el informe final sobre los resultados de la actuación especial que realizó al contrato que le entregó el manejo del Fondo Nacional del Ganado a la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.

La Contraloría le pidió al Ministerio de Agricultura realizar un plan de mejoramiento para solucionar las deficiencias que encontró la actuación especial.

En el informe se concluyó que no se acataron los protocolos y los parámetros legales “para el adecuado uso, tratamiento y entrega de la información de datos personales consignados en el aplicativo/software SAGARI, información que fue suministrada a Fedegan sin sustento legal ni contractual”.

Además, se evidenció inconsistencias sobre los porcentajes de cumplimento para los lineamentos establecidos en el estudio de representatividad y encontró que “no se acató el cumplimiento del estudio de democracia interna”.

Según el órgano de control, este estudio de representatividad no era suficiente para que fuera uno de los argumentos para entregarle el contrato al gremio de los ganaderos.

Lea también: Minagricultura dice que decisión con Fedegán fue apegada a la ley

El informe asegura que en dicho estudio “no se constata el cumplimiento de los requisitos de representatividad y democracia interna que permitieran concluir que, en efecto, solo existe un gremio que cumpliera con dichos mandatos, exigencias que, por demás, según lineamientos jurisprudenciales y legales deben ser concomitantes y aplicables a cada gremio que hubiera estado interesado en el proceso contractual”.

Las inconsistencias

Adicionalmente, la Contraloría encontró inconsistencias en la información de los resultados de los ciclos de vacunación al revisar la información presentada por Fiduagraria sobre los ciclos de vacunación de aftosa de 2017 y 2018, pues según el órgano de control había diferencias entre estos datos, el aplicativo SAGARI y BD reporte SAGARI respecto a la cantidad de predios y animales vacunados.

Por otra parte, la Contraloría también advierte que en el contrato entre el Ministerio y Fedegan no se pactaron cláusulas excepcionales, lo que “constituye un riesgo para el patrimonio público, por cuanto ante eventuales incumplimientos por parte de Fedegan, el Ministerio no tendría los medios y herramientas necesarias para exigir el cumplimiento del contrato, así como, la posibilidad, de ser necesario, de imponer multas y darlo por terminado”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad