lunes 22 de julio de 2019 - 12:00 AM

Líder política asesinada en Floridablanca tenía amenazas por un litigio de tierras

Los familiares de Yamile Guerra Suárez, de 42 años, informaron que hace un año le habían retirado su esquema de seguridad. Piden a las autoridades judiciales que se adelante una rigurosa investigación para dar con todas las personas involucradas en el hecho.

Yamile Guerra Suárez, la reconocida abogada y dirigente política santandereana asesinada el pasado sábado en el sector conocido como Miradores de La Hacienda, en Floridablanca, había sido objeto de reiteradas amenazas de muerte.

Así lo reveló ayer a Vanguardia Edwin Díaz Suárez, su medio hermano, quien explicó que tanto estas intimidaciones como los móviles del asesinato estarían principalmente ligados a una reclamación de terrenos que ella venía adelantando.

“Hay un conflicto de tierras que inició desde el año 2000 cuando su padre (Hernando Guerra, dueño del predio en disputa) fue asesinado a manos de un grupo armado ilegal, por no pagar una ‘vacuna’ (...) Desde ese momento los familiares se alejaron de las tierras por temor, quedaron en sucesión y mucha gente comenzó a invadir. Todo el mundo llegaba cogía un pedazo de tierra, edificaba casas de dos y tres pisos para luego venderlas”, informó el familiar de la dirigente política.

Los terrenos mencionados se ubican en la meseta del sector de La Cumbre, en Floridablanca, y cuya extensión es de aproximadamente 56 hectáreas.

Además: Esto es lo que se sabe del asesinato de una líder política en Santander

Según los familiares de Guerra Suárez, en 16 de las 56 hectáreas se construyeron viviendas subnormales, incluso algunos predios harían parte de barrios populares ya legalmente constituidos.

El litigio

La mujer de 42 años, quien además de destacarse en el campo político también era defensora de la causas ambientales como el Páramo de Santurbán, había iniciado desde hace cinco años toda una batalla jurídica para que las entidades del Estado le devolvieron lo que por herencia le correspondería o, en su defecto, la indemnizaran.

“Yamile se puso al frente del proceso. Logró que el terreno fuera incluido en el POT para que pasara de rural a urbano. Negociaba procurando el menor perjuicio para los invasores, por su buen corazón y benevolencia (...) Tengo entendido que concilió con la mayoría de estas personas, algunos habían entregado las tierras invadidas y otros habían firmado una carta comprometiéndose a entregar. Faltaba liquidar la sucesión, que se adelantaba en un juzgado”, agregó el familiar.

De acuerdo con los cálculos entregados por Díaz Suárez, serían cerca de 200 personas que invadieron en su momento los terrenos de la familia Guerra.

Pero aquella causa, a punto de concluir para beneficio de sus hermanos y primos, según Edwin, habría sido una ‘sentencia’ para ella.

“Desde el primer momento que tomó posesión de la hacienda, empezó a recibir amenazas de muerte de uno y otro lado. Un señor iba seguido, con balas en la mano, y decía: Estas son para la doctora”, continuó el medio hermano.

Por todo esto y más, la también líder social “estuvo con escolta de la Policía en algún momento. Aunque no sé por qué ya no la tenía desde hace como un año”.

Sus familiares incluso hablan de otro antecedente violento: “mataron al que antes era administrador del lugar. A él lo citaron en otro municipio y lo acribillaron, como uno o dos años atrás”.

El asesinato

Aunque Yamile Guerra residía en un inmueble del barrio Provenza, en el sur de Bucaramanga, constantemente visitaba Miradores de La Hacienda, terrenos que eran cuidados por un tío.

De acuerdo con el secretario del Interior de Floridablanca, Ricardo Arciniegas, el pasado sábado sobre la 1:30 p.m. la mujer fue citada por dos hombres que estaban supuestamente interesados en adquirir parte de la tierra.

“Unas personas habían estado llamándola a ella desde el jueves o viernes de la semana pasada, invitándola a dialogar. Lo que sabemos es que ellos llegaron, estuvieron hablando y mirando los planos de los predios. Según las informaciones, uno de los individuos se adelantó y le propinó los dos disparos que le ocasionaron la muerte, luego se dieron en la fuga en una moto”, dijo el funcionario.

En la reacción policial, se desplegó un gigantesco operativo que contó con el apoyo del helicóptero, sin embargo, no hubo resultados.

“Ella siempre contaba con acompañamiento cuando iba a la finca porque ese tema es complicado. Ayer (sábado), tal vez por el desfile del 20 de julio, no se acercó a la Estación de Policía de La Cumbre a pedir el acompañamiento y se adentró sola”, concluyó el Secretario del Interior de Floridablanca.

Así la recordarán
“Era una gran mujer, nuestro estandarte. No tenía hijos, pero todos los hermanos menores éramos como sus hijos. Luchaba por sacar esa herencia adelante, que es una suma considerable, pero es su derecho natural... Ella se quitaba el bocado para ayudar a los demás”, manifestó con la voz entrecortada su medio hermano, Edwin Díaz.
Yamile Guerra era egresada de la Universidad Santo Tomás, ejerció como Secretaria General de la Personería de Bogotá, como Directora de la Casa Santander en la misma ciudad, y recientemente como asesora de la Quinta Brigada del Ejército Nacional
También se vinculó a medios de comunicación e hizo parte de varios movimientos políticos.
Nació en Bucaramanga y fue criada en Rionegro, Santander. En ambos municipios aspiró a ocupar el cargo de alcaldesa.
Hoy, se llevará a cabo un consejo de seguridad en la Alcaldía de Floridablanca para definir si se otorga alguna recompensa por información que conlleve a la captura de los asesinos.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad