viernes 20 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Los riesgos de una retirada prematura de Iraq y Afganistán

Acelerar una salida militar de países en guerra como Iraq y Afganistán, ordenada por el presidente saliente Donald Trump, es interpretada como una decisión irresponsable que podría fortalecer a fuerzas radicales.
Escuchar este artículo

Antes de dejar la Casa Blanca, el presidente Donald Trump quiere de regreso a sus tropas apostadas en Iraq y Afganistán, países en los que se libraron guerras sin una estrategia clara y cuyos resultados son estados que actualmente no pueden proteger a sus ciudadanos tras décadas de violencia.

Por ello, el anuncio esta semana del Pentágono de que se prepara para sacar a casi la mitad de las tropas de EE.UU. de estos países, calendario previsto para el próximo 15 de enero, cinco días antes de que Trump entregue el poder a su sucesor, Joe Biden, podría traer graves implicaciones geopolíticas y de seguridad en la región.

Al hacerlo, Estados Unidos ‘abandonaría’ a sus aliados y abriría paso a los talibán en Afganistán, permitiendo también que el Estado Islámico y Al Qaeda se reconstruyan, han advertido expertos.

Actualmente, Estados Unidos mantiene cerca de 4.500 militares en Afganistán y 3.000 en Iraq. Para Trump, estas impopulares “guerras eternas” en el extranjero son “costosas e inefectivas”.

Por ejemplo, el gasto militar total desde que comenzó la guerra en octubre de 2001 en Afganistán hasta marzo de 2019 ha sido de $760.000 millones de dólares, según el Departamento de Defensa.

Además: Afganistán Exit

En el caso de Afganistán, EE.UU. empezó a retirar soldados como parte del histórico acuerdo de paz firmado con el grupo Talibán el 29 de febrero pasado. Pero estas negociaciones de paz entre los talibán y las autoridades afganas podrían verse afectadas por la prematura retirada estadounidense.

El anuncio, según José Ángel Hernández, director de la Maestría de Historia Contemporánea de la Universidad Sergio Arboleda, es una promesa que ya había hecho el mandatario estadounidense, de querer retirarse de guerras en las que no ha habido avances sustanciales.

Con esto se refiere a que ni el Ejército estadounidense y mucho menos el Gobierno afgano patrocinado por EE.UU. y los aliados, han conseguido acabar con los talibán y con las distintas variantes del integrismo islámico, entre ellas la red Al Qaeda.

$!Los riesgos de una retirada prematura de Iraq y Afganistán

Si bien a los militares estadounidenses les cuesta la retirada, menciona que también es claro que Trump prometió salir de conflictos en los que se gasta mucho dinero y donde no hay resultados importantes en sus pretensiones. Ya lo hizo en octubre de 2019, de manera sorpresiva en el norte de Siria.

Sin embargo, advierte implicaciones de tipo geopolítico: “Afganistán es un avispero en el que las abejas siguen moviéndose y por la presencia occidental no han dejado de moverse”.

Por un lado, Hernández asegura que se ha intentado llegar a acuerdos con los talibán, y por otra parte está el hecho de que el Gobierno afgano es muy corrupto, al que inclusive hay que proporcionarle dinero continuamente, lo mismo que a los propios talibán para que cumplan con lo pactado.

En ese contexto, considera que es una “hipocresía enorme lo que ocurre en Afganistán; que si hubiera una actitud ofensiva estaríamos hablando de otra situación”.

Lea aquí: Pacto entre ‘enemigos’ para combatir a Erdogan

Lo mismo pasa en Siria, anota Hernández, en el sentido de que tras el retiro de EE.UU., ese vacío de poder fue ocupado por Rusia. Pero el experto teme que en Afganistán se corra el riesgo de que sean integristas islámicos que harían del país “una nueva base que irradie patrocinio para atentados en Occidente o en insurgencia en la zona, sobre todo por la influencia que tiene en Pakistán”.

Asimismo, Óscar Palma, profesor de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario, no es optimista sobre el futuro de Afganistán e Iraq tras la partida estadounidense.

“Hay una preocupación profunda después de tantos años de inversión, riesgo y estrategia de Estados Unidos y los aliados por una repentina salida de las tropas de estos países”, subraya el experto, aunque aclara que muchas de ellas cumplen funciones más de apoyo que de ataque.

$!Los riesgos de una retirada prematura de Iraq y Afganistán

Agrega que no sabe hasta qué punto estos países están lo suficientemente preparados para enfrentar el escenario de grandes dificultades. Es decir, si las estructuras de sus Fuerzas Militares, de comando y de control así como la preparación del personal militar están a la altura para hacerle frente a las amenazas. “El Talibán en Afganistán es una organización que vertiginosamente ha crecido en los últimos años con atentados en ciudades importantes, y en Iraq la amenaza del EI sigue latente”, destaca.

Tenga en cuenta: ¿El principio del fin en Afganistán?

La retirada de las tropas estadounidenses por parte de Donald Trump tendría “consecuencias catastróficas”, advierte por su parte Dorian Kantor, profesor de Relaciones Internacionales y Ciencia Política de la Universidad Javeriana. “EE.UU. dejaría un vacío que permitiría el ascenso de los grupos insurgentes, de manera similar al ascenso del Estado Islámico en Iraq y Siria después de la retirada de las tropas de EE.UU. de Iraq”, alerta Kantor, quien afirma que también “podría envalentonar a los grupos terroristas”.

Incluso dice que su propio partido Republicano está en contra de esta medida, como bien dijo el líder del Senado norteamericano, Mich McConnell: “Una rápida retirada de las fuerzas de EE.UU. de Afganistán ahora perjudicaría a nuestros aliados y deleitaría a la gente que nos desea el mal”.

En lo que concierne a Iraq, precisa Kantor, Estados Unidos ha mantenido una pequeña fuerza para entrenar, asesorar y ayudar, por lo que la retirada de 500 tropas no tendría consecuencias significativas.

$!Los riesgos de una retirada prematura de Iraq y Afganistán
Dato
El plan de Trump es reducir a 2.500 efectivos por país la presencia estadounidense en Afganistán e Iraq hasta mediados de enero de 2021.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad