lunes 16 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Perú queda a la deriva tras caída del presidente interino Merino

El país andino tendrá que hallar una salida institucional que permita recuperar la estabilidad, en un contexto marcado por la pandemia de la COVID-19, que lo ubica como el segundo a nivel global en tasa de mortalidad.
Escuchar este artículo

Lo que mal empieza, mal termina. Esta podría ser la radiografía de la crisis política que tiene hoy al Perú sin presidente y a la deriva.

Manuel Merino renunció ayer como presidente interino, después de que el Congreso lo pusiera en el poder, en una decisión cuestionada por diversos sectores tras la destitución fulminante de Martín Vizcarra.

Cinco días después, la presión en la calle tumbó al tercer mandatario que ha tenido Perú en cuatro años de fragilidad democrática.

Además: Una gobernabilidad comprometida en Perú tras absolución de Vizcarra

La muerte de dos manifestantes y 100 heridos, el pasado sábado, en medio de multitudinarias protestas contra su gobierno, empujó la salida del que fuera el jefe del Congreso peruano. ¿Qué va a a pasar ahora?

Si todo va bien, el Congreso tendría que hacer un esfuerzo de sensatez y nombrar a una nueva mesa directiva, asegura el analista peruano Julio Benavides.

El también docente de Comunicación de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, aclara: “en realidad ya todos renunciaron a ser parte de ella. Merino no sé si ha renunciado a la misma, de la cual era presidente, y por esa razón se le delegó la Presidencia”.

Así pues, la nueva mesa directiva parlamentaria estará conformada por congresistas que no votaron a favor de la vacancia del expresidente Vizcarra el pasado lunes, agrega Benavides.

Lo que se espera es una continuación de las protestas, que ya completan una semana, porque hay un descontento generalizado con los partidos políticos y con el Congreso debido a una pérdida de legitimidad por corrupción, advierte Nadia Pérez Guevara, docente de Ciencia Política de la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, en Bucaramanga, y del Instituto de Estudios Políticos de la Unab.

Es importante mencionar, en su opinión, el rol protagónico que han tenido los jóvenes en las movilizaciones, además de la acusación en el ambiente de que lo ocurrido a Vizcarra fue un “golpe de estado encubierto”.

Lo mismo piensa Benavides, quien insiste en una indignación generalizada, en especial entre los jóvenes.

De hecho, dos de ellos fueron las víctimas mortales de las protestas. Además, ellos representan la mayoría de los manifestantes, es decir menores de 30 años, precisa.

“Si a eso se agrega el hecho de que la pandemia no se manejó de la mejor manera, a pesar de los éxitos iniciales, y el lastre de un deficiente sistema de salud”, el malestar es mayor, describe el docente de la Unab.

A lo que se añade, según Pérez Guevara, “un descontento con la política y los congresistas peruanos que viene de esta histórica crisis de los partidos de más de dos décadas”, y reitera el rechazo hacia todos los que detentan el poder en Perú.

$!Perú queda a la deriva tras caída del presidente interino Merino

Recuerda, además, que la crisis peruana es producto de la caída de Pedro Pablo Kuczynski en 2018 por Odebrecht, y de la corrupción patrocinada por el fujimorismo, que lleva varios años en la oposición y que no ha logrado posicionarse de nuevo como una fuerza de gobierno después del encarcelamiento del expresidente Alberto Fujimori.

Lea también: Perú: Crónica de una crisis interminable

Para la experta en democracia latinoamericana, hay que esperar unos días y con calma para saber cuáles son las salidas institucionales y constitucionales a la crisis en el país andino, que en estos momentos se encuentra a la deriva.

Debilidad del nuevo gobierno

Isaac Bigio, politólogo, economista e historiador peruano, afirma por su parte, que el Congreso se reunirá para elegir quién será el reemplazo de Manuel Merino, y cree que lo más seguro es que será un legislador del partido Morado, de centro derecha, que votó en contra de la vacancia de Martín Vizcarra.

Ahora bien, dice que la cuestión es esperar que esta semana se reúna el Tribunal Constitucional, que tendrá que definir si la vacancia de Vizcarra fue o no pertinente, por lo que el país podría tener dos presidentes de manera simultánea.

Bigio considera que “cualquiera que sea el gobierno, será extremadamente débil, no tendrá apoyo popular, la bancada lo puede sacar, y muchos partidos no quieren ser parte de este nuevo gobierno para no quemarse en las elecciones de abril del próximo año”.

$!Perú queda a la deriva tras caída del presidente interino Merino
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Ángela Castro Ariza

Periodista de Vanguardia desde 1996. Egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro del equipo de la página internacional. Editora nocturna.

@acastro72

acastro@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad