Jueves 29 de Noviembre de 2018 - 12:01 AM

El Alcalde de Bucaramanga podría ser destituido por agredir a Concejal

En video quedó registrado el momento en el que el alcalde, Rodolfo Hernández, agrede al concejal del ASI, Jhon Claro. El cabildante dijo que demandará al Alcalde ante la Fiscalía.
Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
El Alcalde de Bucaramanga podría ser destituido por agredir a Concejal
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)

La rivalidad entre la Administración Municipal y el Concejo de Bucaramanga se salió de control ayer, luego de que el alcalde Rodolfo Hernández golpeara en la nuca al concejal del ASI, Jhon Jairo Claro Arévalo.

En video quedó registrado el momento en el cual el mandatario local golpea al cabildante en represalia por una acusación que le lanzaba el Concejal, quién cuestionaba la transparencia de su gobierno.

“El Alcalde me golpeó simplemente porque le dije la verdad: que se posa frente a las cámaras como transparente, pero a la espalda su hijo hace negocios como el de Vitalogic o hace sociedades con Fredy Anaya en Entorno Verde”, declaró el concejal Jhon Claro.

El cabildante confirmó que denunciará a Rodolfo Hernández ante la Fiscalía y la Procuraduría.

“Me sacó la piedra”

El alcalde Rodolfo Hernández pidió disculpas por su agresiva reacción contra el concejal Claro, y afirmó que todo se debió a un momento de “rabia”.

“Este fue un montaje de parte del Concejal y caí. Él me estaba pidiendo cita desde el martes pasado pero solo hasta ayer lo pude atender. Él llegó al despacho con un camarógrafo, yo no le vi nada de malo, pero en plena reunión empieza a agredir a mi esposa y a mi hijo con mentiras sobre lo de Vitalogic, pues en un momento de rabia me llené de ira y lo pegué un coscorrón. Lamento lo sucedido”, señaló el mandatario local, quien tuvo que ser atendido en una clínica de la ciudad por la alteración que le produjo el altercado.

La discordia

La rivalidad entre el concejal Jhon Claro, quien hasta la semana anterior hacía parte de la bancada minoritaria del Concejo que respalda a la Administración Municipal, y el alcalde Rodolfo Hernández, se dio en la sesión del pasado 20 de noviembre, cuando la secretaria de Hacienda, Olga Chacón, quien rendía descargos dentro del proceso de moción de censura que adelanta la coalición mayoritaria en su contra, recusó a varios concejales, entre ellos al cabildante Claro.

Le puede interesar: Secretaria de Hacienda de Bucaramanga, ‘ad portas’ de moción de censura

Dentro del recurso, Olga Chacón recusa a los concejales que en 2015 aprobaron, al parecer de manera irregular, la reestructuración de la Contraloría municipal. Entre los cabildantes que firmaron dicha reestructuración se encuentra Jhon Claro.

Dicha recusación no fue bien recibida por el cabildante del ASI, quien al cierre de la plenaria no solo cuestionó la actuación de la Secretaria de Hacienda, sino que además pasó a ser uno de los promotores de la moción de censura a la funcionaria.

El cambio de postura del concejal Claro llevó a que el alcalde Rodolfo Hernández, en su tradicional Facebook Life de ‘Hable con el Alcalde’ del lunes pasado, arremetiera contra el cabildante cuestionando su independencia y sus intereses políticos.

Tras la transmisión del mandatario local, Jhon Claro solicitó una entrevista con el Alcalde Hernández, la cual terminó en el bochornoso acto de agresión de ayer en el despacho municipal.

Posibles implicaciones

Para el expersonero de Bucaramanga Gerardo Martínez, la agresión del Alcalde en contra del concejal Claro es un hecho de “suma gravedad”, que expone al mandatario local a una suspensión e incluso a una destitución de su cargo.

“La Procuraduría tiene la facultad de graduar la gravedad de los hechos, y en este caso es una falta gravísima ya que el Alcalde agrede físicamente a un servidor público que, además, es quien le ejerce control político, por lo que el Alcalde muy seguramente se expone a una destitución e inhabilidad de 10 años”, consideró Gerardo Martínez.

Lea también: Concejo volvió a hundir proyecto de crédito para recuperar malla vial en Bucaramanga

En caso de llegar a ser destituido, el gobernador Didier Tavera será quien designe el reemplazo de Rodolfo Hernández, a un poco más de un año de terminar su mandato en la Alcaldía de Bucaramanga.

En esas circunstancias, Tavera tendría que elegir entre una terna que le enviarían Reinaldo Ramírez, Jorge Rodríguez y Laurentina Ariza, quienes inscribieron la candidatura de Hernández Suárez a nombre de la Lógica, Ética y Estética.

Las reacciones

El senador santandereano del Polo Democrático, Leonidas Gómez, quien acompañó la candidatura de Hernández Suárez a la Alcaldía, le pidió al mandatario local y al Concejal que le pidan disculpas a la ciudad.

“Este es un hecho lamentable. Más allá de quién provocó a quién, aquí lo que hay son dos funcionarios públicos con una investidura que debieron actuar de una manera diferente y por lo cual deben pedirle perdón a la ciudad por lo sucedido”, dijo el Congresista.

Esta redacción intentó contactarse con el jefe de Gobernanza de la Alcaldía, Manolo Azuero, para conocer una posición oficial de la Administración Municipal, pero no fue posible la comunicación. 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad