viernes 12 de junio de 2020 - 12:00 AM

Así fue la reunión entre los concejales de la Liga y los cabildantes tradicionales en un apartamento Cañaveral

Estos son los detalles de la reunión sostenida entre tres concejales de la Liga Anticorrupción y concejales tradicionales, para conformar la coalición mayoritaria a cambio de obtener el manejo de la Contraloría
Escuchar este artículo

Tras la advertencia elevada por el concejal de la Alianza Verde, Carlos Barajas, de prender el ventilador sobre las negociaciones realizadas en un apartamento de Cañaveral con la Liga Anticorrupción, con el fin de conformar una coalición mayoritaria en el Concejo a cambio de repartirse la Contraloría municipal, Vanguardia investigó sobre esta supuesta reunión, que puso en tela de juicio la transparencia del movimiento ciudadano impulsado por el exalcalde Rodolfo Hernández.

Además: Sin rodolfistas, concejales ‘autónomos’ buscan formar una “gran coalición”

Sí hubo reunión entre los tradicionales y Liga

Según pudo conocer esta redacción, la reunión advertida por el concejal Barajas Herreño sí existió y se realizó a finales del año pasado, tan solo unas semanas después de las elecciones locales en las que la Liga logró obtener cuatro curules en el Concejo e impulsar la alcaldía de Juan Carlos Cárdenas.

En dicho encuentro, que se celebró en un apartamento de Cañaveral, participaron tres de los concejales de la Liga Anticorrupción: Antonio Sanabria, Luisa Ballesteros y Silvia Moreno; los dos cabildantes de Cambio Radical, Fabián Oviedo y Cristian Andrés Reyes, junto con Carlos Barajas.

“La reunión tenía como fin lograr una coalición mayoritaria en el Concejo entre la Liga, Cambio Radical, liberales y Carlos Barajas, que se apartó de Carlos Parra y Danovis. Entre ellos sumaban 11 votos y dejaban por fuera a los verdes y los pastores, que se negaban a hacer negociaciones con los tradicionales. El acuerdo, que fue presentado por Antonio Sanabria, era que la Liga ponía de Contralor al señor Alberto Chávez, ‘Chocolate’, que es amigo cercano de Rodolfo Hernández. A cambio, los tradicionales tenían CPS y participación en la mesa directiva”, señaló una de las fuentes que pidió reserva.

Lea además: ‘Rodolfismo’ pasó a ser minoría en el Concejo de Bucaramanga

Acuerdo fugaz

Otra fuente que tuvo conocimiento de la reunión corroboró el pacto entre la Liga y los tradicionales para conforman coalición a cambio de nombrar en la Contraloría a Alberto Chávez, excandidato a la Cámara por el Partido Liberal en las anteriores elecciones legislativas y quien además es jefe político del concejal Liberal Javier Ayala.

“Esa reunión se realizó en el apartamento de ‘Chocolate’, a quien se debía nombrar como Contralor. Es más, de ahí el acuerdo de coalición salió firmado por los concejales asistentes, lo que sucedió es que tiempo después cuando los de la Liga le contaron a la concejala Marina sobre el nuevo acuerdo de coalición, ella se opuso, porque no estaba de acuerdo con que se estuvieran negociando los cargos públicos y amenazó con hacerlo público en los medios, y ahí se cayó el acuerdo”, señaló otra fuente.

Aunque reconoció que ella no participó en la reunión con los tradicionales, porque se encontraba fuera del país, la concejala de la Liga Anticorrupción, Marina Arévalo, no quiso dar detalles sobre lo sucedido.

Le puede interesar: Designación de Héctor Noriega como contralor (e) de Bucaramanga suscitó polémica en el Concejo

Por su parte el concejal de Cambio Radical, Fabián Oviedo, negó haber hecho parte de la reunión en el apartamento de Cañaveral.

“Yo siempre he estado abierto de todo por ser de un partido tradicional. Pregúntele a Parra, él tiene claridad de las reuniones que organizaban en contra de los partidos tradicionales. Y aprovecho para aclararle que no soy un político tradicional”, indicó Oviedo.

Sin embargo, contrario a lo señalado por Oviedo, la concejal de la Liga Luisa Ballesteros afirmó que la Liga sí sostuvo varias reuniones con los concejales de Cambio Radical y los liberales.

“No recuerdo bien la fecha exacta, porque sostuvimos muchas reuniones con ellos. Pero nunca hubo un acuerdo porque nuestro jefe político, el ingeniero Rodolfo Hernández, siempre se negaba, porque consideraba que hacer acuerdos con los partidos tradicionales era hacer pactos con la politiquería que tanto ha combatido. En la reunión de Cañaveral nunca se habló de pactos por la Contraloría, al menos no al frente mío”, señaló la Concejal.

Ni Silvia Moreno, ni Antonio Sanabria, ambos concejales de la Liga, contestaron las llamadas de esta redacción.

Pide las denuncias

El exalcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández negó que él estuviera detrás de los acuerdos para conformar coalición mayoritaria en el Concejo a cambio de nombrar Contralor.

“Yo recibí a los concejales, como iba a la Alcaldía, mudo, no. Ellos me dijeron que querían poner junta directiva en el Concejo. Yo les dije que propusieran, pero bajo un propósito, no es hacer triquiñuelas burocráticas para coger los puestos, las camionetas, tener chofer, porque eso es lo que persiguen. Usted puede hacer coaliciones, convenios, acuerdos, pero de un programa, no cuadrando nombramientos en la Contraloría, eso es ir en contra de nuestros principios de luchar contra la corrupción”, indicó Hernández Suárez.

Así mismo el exmandatario local señaló que el concejal de la Alianza Verde Carlos Barajas como servidor público tiene la obligación legal de denunciar los supuestos actos de corrupción en los cuáles el propio cabildante habría participado con los concejales de la Liga Anticorrupción, movimiento que Hernández impulsó en las pasadas elecciones.

“Si tiene algo que denunciar, pues que lo diga, por qué no lo dice. Solo amenaza de que voy a decir, pues que diga. Es más, tiene la obligación de decir, porque él es funcionario público. Si allá hubo casos deshonestos, acciones, propuestas que van en contra de la moral y la ética pública, pues que lo diga y ponga los denuncios”, puntualizó Rodolfo Hernández.

En contexto: Así estará compuesto el Concejo de Bucaramanga

Rodolfismo pasó a ser minoría

Al haberse frustrado el trato con los concejales tradicionales, los cabildantes de la Liga Anticorrupción buscaron formar una alianza con los partidos alternativos: Colombia Justa Libres y Alianza Verde, así como con los cinco cabildantes autónomos, para formar mayorías.

Tras varias semanas de conversaciones, los cuatro concejales autónomos (ASI, Conservador, Centro Democrático y Hagamos Ciudadanía) decidieron desistir de los acercamientos que venían sosteniendo con los cabildantes rodolfistas y conformaron su propia alianza en el Concejo de Bucaramanga con los partidos tradicionales como Cambio Radical y Liberal.

En dicho proceso, una vez más estuvo mediando el concejal Carlos Barajas, quien, a pesar de pertenecer a la Alianza Verde, decidió darle la espalda a su colectividad y aliarse con los tradicionales para hacer parte de la coalición mayoritaria en el cabildo municipal.

Con este movimiento de última hora, la Liga Anticorrupción, a pesar de tener la mayor cantidad de cabildantes en el Concejo y de ser el movimiento del alcalde, Juan Carlos Cárdenas, pasó a ser minoría en la corporación edilicia sin participación en la mesa directiva.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad