martes 17 de septiembre de 2019 - 4:50 PM

Así fueron las siete horas de Rodolfo Hernández en la clínica tras la noticia de su suspensión

Desde que se conoció la noticia de la Procuraduría hasta que el ex alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, salió de la Clínica Foscal, la ciudad quedó en vilo. Esto ocurría en el centro médico, a 8.7 kilómetros de la Alcaldía.
Escuchar este artículo

El pasado 16 de septiembre fue un día muy agitado para la actividad política santandereana. Aunque la mañana trascurrió con tranquilidad pese a los reportajes de Vanguardia y de un medio nacional sobre el tema de Vitalogic, al mediodía el ritmo de la ciudad cambió.

El reloj marcaba la 1:25 de la tarde cuando se conoció la noticia de la nueva suspensión a Rodolfo Hernández interpuesta por la Procuraduría. Mientras los medios confirmaban la noticia, una página de Facebook trasmitía en directo la materialización de los miedos que muchos ‘rodolfistas’ tenían: su salud no aguanta tantos disgustos.

A la 1:45 de la tarde el entonces Alcalde de Bucaramanga entró a la zona de urgencias de la Clínica La Foscal en Floridablanca.

De su ingreso a la clínica se dijo mucho. Que se le subió la tensión, que le dio un infarto, que la noticia hizo que Hernández se desmayara. Sin embargo, Vanguardia confirmó, con varias fuentes cercanas al ingeniero, que lo que lo hizo ir a urgencias fue un ‘bajón de azúcar’.

Lea también: ¿Qué viene tras la renuncia de Rodolfo Hernández?

“Él estaba reunido con gente de la Liga Anticorrupción (movimiento ciudadano que agrupa a los principales seguidores del gobierno de Rodolfo Hernández, que ahora tiene lista al Concejo de Bucaramanga, a la Asamblea y a varias alcaldías de otros municipios de Santander). Ellos estaban reunidos durante todo el fin de semana. En la reunión Hernández se enteró de la nueva suspensión y comenzó a sentirse sin fuerzas”, dijo una persona cercana a la Liga, que pidió reserva de su nombre.

Cuando llegó a la Clínica fue recibido como un personaje ilustre, con el trato de un VIP, en una zona especial del centro médico.

30 minutos después de ingresar a urgencias, lo trasladaron a la zona de rayos X. En el recorrido se encontró con otros pacientes y quienes lo reconocieron comenzaron a hablarle, a decirle que lo apoyaban.

Además: Esta es la cronología de las suspensiones contra el alcalde Rodolfo Hernández

“En la sala de radiología alguien le preguntó que si estaba ahí por rabia. Él solo se reía. Le pidieron fotos y él aceptó. Otra persona le dijo ‘no nos vaya a pegar’ y el Alcalde soltó una carcajada. No dijo mucho sobre renunciar o sobre el malestar. Solo dijo que estaba bien y que había Rodolfo para rato”, comentó un miembro del equipo de especialistas de la Foscal.

$!Así fueron las siete horas de Rodolfo Hernández en la clínica tras la noticia de su suspensión
$!Así fueron las siete horas de Rodolfo Hernández en la clínica tras la noticia de su suspensión

En la sala de radiología hubo ‘paparazzi’. Todos los presentes querían una foto con él. “¿Qué tal que sea el próximo presidente? La foto es ahora porque no creo que usted vuelva”, le dijo una enfermera.

A todos lados lo acompañaba una muchacha joven, que según las descripciones de los trabajadores de la Foscal era Laura Reyes, la asistente del Alcalde, un escolta y dos policías.

A las 2:20 de la tarde, Rodolfo volvió a caminar por los pasillos de la Foscal. Nuevamente fue recibido como un jugador de fútbol. “Todos quería fotos con él. Le gritaban diciendo que lo apoyaban, que muchas gracias. Él no se veía mal”, dijo otro funcionario de la clínica.

Vea también: Polémica por video de Rodolfo Hernández en el que participaría en política

En la hora siguiente el entonces mandatario suspendido recibió la atención de varios especialistas. Le hicieron por lo menos cinco exámenes. Antes de las 4:00 de la tarde la Foscal emitió el parte médico.

“Hernández ingresó con sintomatología consistente en dolor torácico sin alteración de los signos vitales con estabilidad hemodinámica y neurológica”, decía el comunicado.

$!Así fueron las siete horas de Rodolfo Hernández en la clínica tras la noticia de su suspensión

Para esa hora, el mismo mandatario comenzó a difundir la noticia de su renuncia. Para las 4:00 de la tarde, esa era la noticia. Rodolfo cumplía con lo que dijo en abril, cuando vivió el proceso de suspensiones por el golpe al concejal John Claro, y renunciaba.

A las 4:20 el personal de comunicaciones de la Alcaldía recibía la carta redactada por él mismo en donde contaba que su renuncia era irrevocable.

“Renuncio a la alcaldía, y apenas se me acepte salgo a la calle a defender los derechos de los bumangueses a elegir un alcalde de los ciudadanos, para que estos corruptos no vuelvan nunca más a gobernar nuestra querida ciudad”, decía una parte del comunicado.

Desde ese momento, todo “sucedió muy rápido. Él tuvo que esperar a que salieran los resultados de los exámenes pero ese tiempo se le pasó volando porque habló por teléfono con varias personas. Alguien le preguntó que si eso significaba que iba en forma a la Casa de Nariño y él se rió”.

A las 8:30 de la noche, tras recibir los resultados de los exámenes y de que los doctores consideraran que no había nada de qué preocuparse, el ex alcalde sale de la clínica.

Desde entonces, solo ha concedido una entrevista a un medio nacional.

Sin embargo, aunque hace 24 horas anunció su renuncia irrevocable, el Gobernador de Santander, Didier Tavera, aún no ha recibido la carta oficial con la cual comienza el proceso para elegir su sucesor.

Es por eso que, desde las 2:00 de la tarde del pasado lunes, Bucaramanga tiene alcaldesa (e), Alba Azucena Navarro, la secretaria del interior.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad