domingo 25 de octubre de 2015 - 11:07 PM

Didier Tavera gobernador, Leonidas Gómez la sorpresa

El candidato independiente Leonidas Gómez Gómez se convirtió en ‘el palo’ de la jornada y sorprendió.

Con un total de 310.674 votos, Didier Tavera Amado, candidato del Partido Liberal, se quedó con la Gobernación de Santander.

La victoria del partido del ‘trapo rojo’, que con esta apuesta electoral recuperó la Gobernación de Santander, perdida hace cuatro años tras una contundente derrota, dejó en evidencia que cuando de mover maquinarias se trata, el tener el poder en el ‘Palacio Amarillo’ no hace la diferencia.

La sorpresa

Sin embargo, la gran sorpresa de esta jornada electoral estuvo por cuenta de la votación que obtuvo el candidato independiente Leonidas Gómez Gómez, quien con un total de 230.475 mil votos se ubicó en el segundo lugar dentro de la baraja de cuatro aspirantes que estaban compitiendo por el primer cargo del departamento.

Al cierre del preconteo electoral,  los resultados arrojaron que Gómez Gómez recogió todo el voto de opinión del área metropolitana de Bucaramanga y ganó en los cuatro municipios principales del departamento, lo que fue suficiente para derrotar a los dos candidatos que competían por el ‘clan Aguilar’.

Esa votación, aunque no fue la mayor, decantó una victoria para los sectores políticos independientes en la región, que con ese rango de apoyo demostraron que sí es posible hacer campaña en Santander sin invertir fuertes sumas de dinero ni incurrir en prácticas irregulares.

Precisamente, Leonidas Gómez  fue  el único integrante de la baraja que compitió sin maquinaria y con una campaña modesta, cuya principal bandera fue la lucha contra la corrupción.

Para postular su aspiración, Leonidas Gómez recogió un total de 110 mil firmas en todo el departamento, a través del grupo significativo de ciudadanos ‘Dignidad santandereana’.

Un sector de Alianza Verde y del Polo en Santander impulsaron la aspiración de Leonidas Gómez, quien, además durante toda su campaña fue cercano a la candidatura del ahora alcalde electo de Bucaramanga, Rodolfo Hernández.

La victoria de Tavera

El triunfo de Didier Tavera, quien durante toda su campaña enfrentó cuestionamientos por cuenta no solo del pasado de su familia -que estuvo vinculada al narcotráfico-, sino también por las tres investigaciones que le adelanta la Fiscalía -dos que se remiten a sus presuntas relaciones con grupos al margen de la ley- se dio luego de una apretada campaña en la que el común denominador fueron los cuestionamientos judiciales de tres de los cuatro candidatos.

Así las cosas, Tavera ganó en 66 de los 87 municipios de Santander.  Su más representativa votación estuvo en Barrancabermeja, segundo ente territorial más importante del departamento.

Ese resultado no solo muestra que cuando trabaja cohesionada  la maquinaria liberal, que estaba unida en torno a su candidatura, recupera poderío en Santander, sino que también dejó en evidencia que en la provincias de la región aún sigue teniendo eco el partido ‘rojo’.  

Aunque si bien Didier Tavera se hizo a la Gobernación de Santander, lo cierto es que no lo logró con la votación que esperaba su propio partido.
Horacio Serpa, senador y copresidente nacional del liberalismo así como exgobernador de Santander, había asegurado que su colectividad se quedaría con al menos 500 mil votos, premonición que estuvo muy lejos de la realidad electoral.

De hecho, la votación de Tavera fue menor que la obtenida por Serpa en las elecciones de 2007, en poco más de 160 mil sufragios.

La derrota del  ‘Clan Aguilar’

La victoria de Tavera, además,  confirmó que la división del ‘clan Aguilar’ en esta contienda fue determinante para que ese grupo político liderado por Hugo Aguilar, exgobernador de Santander condenado por parapolítica, y Richard Aguilar, actual gobernador de Santander e  hijo del primero, perdieran el poder en el ‘Palacio Amarillo’.

Mientras que al cierre de las votaciones, Holger Díaz candidato del Partido de La U, y quien era apoyado por las fuerzas políticas de Richard Aguilar, obtuvo 210.947 votos, Carlos Fernando Sánchez, candidato de ‘Santander en Serio’ y de Hugo Aguilar, logró 176.147 votos, número de apoyos que sumados hubieran podido cambiar los resultados electorales para la Gobernación.

Por una parte, Díaz, quien quedó en el tercer lugar por número de votantes, logró la victoria en ocho municipios de los cuales Lebrija fue su gran cosecha.

Por otro lado, Sánchez, de quien se esperaba tuviera altas votaciones en las provincias del departamento debido a que es allí en donde se concentra el favoritismo de su mentor político, Hugo Aguilar,  quedó en el último lugar de la contienda, y solo conquistó los resultados electorales que esperaba en ocho municipios de la región.

En cuanto al abstencionismo, cuando la Registraduría contabilizaba el 99,63% de los votos, llegaba al 35%, cifra que disminuyó en dos puntos porcentuales con respecto a la que tuvo lugar en el cuatrienio anterior.

El voto en blanco en Santander llegó a los 54.449 sufragios y los votos nulos contabilizados fueron 20.407.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad