domingo 01 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Esant, ¿la red alterna en el entramado de corrupción de Richard Aguilar y Edwin Ballesteros?

Según la Fiscalía, paralelamente a la presunta red de corrupción que habría creado en la administración departamental el exgobernador Richard Aguilar, también habría utilizado la Empresa de Servicios Públicos de Santander, como parte de su entramado para desviar recursos públicos, todo con la complicidad del exrepresentante Edwin Ballesteros.

Comprometidos con la verdad

Sabemos que te apasiona estar bien informado y que quieres seguir conectado con el periodismo independiente, de calidad y las buenas historias. Por eso, te invitamos a considerar adquirir una suscripción digital.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por 12 meses y te damos 15
OFERTA ESPECIAL
Precio regular: $179.500 Paga: $118.800
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ESPECIAL
Paga 12 meses y te damos 15 Precio regular: $179.500 Por $118.800
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Si tienes acceso a la suscripción digital pero no parece cargar correctamente el contenido, refresca tu acceso aquí.

Nuestra mejor noticia

En Vanguardia queremos que te mantengas bien informado. Te invitamos a considerar ser suscriptor digital y seguir conectado con el periodismo independiente y de calidad, investigaciones, buenas historias y todos nuestros contenidos.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por 12 meses y te damos 15
OFERTA ESPECIAL
Precio regular: $179.500 Paga: $118.800
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ESPECIAL
Paga 12 meses y te damos 15 Precio regular: $179.500 Por $118.800
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Ya tengo mi suscripción:

o ingresa

Ingresar

Olvidé mi contraseña

Límite de dispositivos diarios alcanzado

Has alcanzado el límite de dispositivos diarios desde los cuales acceder a nuestro contenido.

Siete meses después de haber renunciado a su curul como Congresista de la República y así evitar seguir siendo investigado por la Corte Suprema de Justicia, finalmente la semana pasada la Fiscalía General le imputó cargos al exrepresentante a la Cámara, Edwin Gilberto Ballesteros Archila, por su presunta participación en el entramado de corrupción que operó en la administración del exgobernador de Santander Richard Alfonso Aguilar Villa, quien se encuentra privado de la libertad mientras afronta un proceso penal en su contra por aparentes actos de corrupción en su gobierno que habrían superado los $600 mil millones.

Además: Unidad Investigativa: El entramado de corrupción en la administración Aguilar

El ente investigador señala a Ballesteros Archila como presunto responsable de haber incurrido en 13 diferentes delitos cuando fungió como gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Santander, Esant, empresa que el propio Edwin Ballesteros ayudó a crear con el visto bueno del exgobernador Richard Aguilar.

Esto luego de hacer las valoraciones del material de probatorio y los testimonios de varios excontratistas y exfuncionarios de la Gobernación como Lenin Pardo, Octavio Reyes y Andrés Díaz, todos ellos vinculados en la investigación contra Aguilar Villa, por la supuesta red de corrupción.

Ballesteros Archila es señalado por la Fiscalía de haber incurrido en delitos como concierto para delinquir agravado, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación, cohecho propio y concusión, entre otros delitos, cuando estuvo al frente de la Esant.

Red alterna de corrupción

Al igual como habría hecho con su gabinete de gobierno, en el que el exgobernador Richard Aguilar se habría encargado en crear y liderar una sofisticada red de corrupción dedicada al direccionamiento de millonarios contratos de infraestructura, el exmandatario también habría creado su propia red alterna para el desvío de recursos desde entidades descentralizadas de la Gobernación de Santander.

Para tal fin, una vez asumió como Gobernador, Aguilar Villa nombró como asesor al ingeniero Julián Libardo Jaramillo Díaz (hoy privado de la libertad afrontando un proceso penal por el supuesto entramado de corrupción), quien según la Fiscalía sería la persona de confianza de Richard Aguilar para el direccionamiento de la contratación en la administración central de la Gobernación, especialmente en la Secretaría de Infraestructura departamental.

Para esa red alterna de contratación, habría sido designado Edwin Ballesteros Archila (quien venía de ser el coordinador de su campaña a la Gobernación).

Como uno de los hombres de confianza de Richard Aguilar, Ballesteros Archila lideró la fallida lucha para arrebatarle a Arley Anaya la dirección de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb. Esto con la finalidad de modificar los estatutos de la entidad y así poder lograr que la Empresa Municipal de Aseo de Bucaramanga, Empas, propiedad de la Cdmb, pasara a manos de la administración departamental.

Ante la imposibilidad de lograr su propósito en la corporación ambiental, Edwin Ballesteros pasó a liderar una nueva iniciativa: la creación de una empresa de servicios públicos para dirigir los proyectos de acueducto y alcantarillados del Departamento que dependiera directamente de la Gobernación.

Finalmente, en 2014, con el respaldo de Richard Aguilar y el visto bueno de la Asamblea y la administración departamental, nace la Empresa de Servicios Públicos de Santander, Esant e inmediatamente Edwin Ballesteros fue nombrado su primer gerente.

Lea también: El entramado de corrupción en la administración Aguilar

Abastecimiento de contratos

Ya como gerente de la Esant, Ballesteros Archila gestionó decenas de millonarios contratos enfocados en la construcción, modernización y mantenimiento de acueductos y alcantarillados de los municipios del departamento, muchos de los cuales terminaron en manos de contratistas cercanos a la administración de Richard Aguilar y al propio Edwin Ballesteros.

Si bien dentro del paquete de imputación la Fiscalía acusa al exrepresentante Ballesteros por las irregularidades en cinco contratos suscritos como gerente de la Esant, por valor superior a los $9 mil millones, la Unidad Investigativa de Vanguardia hizo un rastreo de buena parte la contratación de la empresa de alcantarillado de Santander para el periodo 2014 - 2015, cuando Ballesteros fue el gerente, y encontró que muchos procesos terminaron con único proponente y adjudicados a empresas vinculadas a personas que están señaladas de hacer parte del presunto entramado de corrupción del gobierno Aguilar.

Licitaciones direccionadas con ‘pliegos sastre’, pagos de coimas, tráfico de contratistas y hasta falsas interventorías hacen parte de los cuestionamientos que hay por los megaproyectos que fueron licitados en la administración de Ballesteros Archila por más de $100 mil millones y que tenían el visto bueno de Richard Aguilar.

Cruce de contratistas

Siguiendo la línea del exgobernador Aguilar, Edwin Ballesteros decidió conformar su equipo contractual con personas de su entera confianza y que también tuvieran línea directa con el exmandatario departamental.

Como en ese momento Jaramillo Díaz fungía como asesor de despacho de Richard Aguilar, no podía contratar con el Estado, por ello habría acudido a sus socios y contratistas amigos para presuntamente tercerizar la contratación y también recibir dádivas de la Esant, según las versiones que llegaron a la Fiscalía.

En la declaración juramentada que le entregó Lenin Pardo Pulido (esposo de Claudia Toledo, exsecretaria de Infraestructura departamental en la administración de Richard Aguilar, y quien se convirtió en testigo clave de la Fiscalía en contra del exgobernador Aguilar Villa como parte del principio de oportunidad para no ser condenado por las irregularidades en la contratación de las obras de reforzamiento del estadio Alfonso López), aegura que una vez Edwin Ballesteros llegó a la gerencia de la Esant, comenzó todo el entramado para el direccionamiento de los megaproyectos del plan de saneamiento básico en los distintos municipios de Santander, todo bajo el beneplácito de Richard Aguilar.

“Ya para la fecha de esta conversación, previa y personalmente, el señor Ballesteros Archila, en ese momento gerente de la Esant, me había informado sobre la orden que había recibido del señor Richard Aguilar Villa, en ese momento Gobernador de Santander, acerca de que me hablara de la posibilidad de adjudicarme un contrato próximo a salir a licitación en la Esant, el cual consistía en la construcción de un acueducto para el municipio de Landázuri”, testificó Pardo ante la Fiscalía.

Richard Aguilar y Julián Jaramillo se encuentran privados de la libertad mientras son investigados por presuntos actos de corrupción.

Le puede interesar: Fiscalía sigue la pista de la red de corrupción que habría tenido lugar en la administración de Richard Aguilar

Así mismo, Pardo Pulido afirmó que Edwin Ballesteros le cobró el 15% de coima para adjudicarle el contrato para la construcción del acueducto del municipio de Landázuri, por valor de $4.346 millones. Es decir, el contratista debía transferir irregularmente unos $656 millones para que le fuera entregado el contrato.

“Como requisito para que dicho contrato me lo adjudicaran, yo debía comprometerme a realizar un pago del 15% sobre el valor total, exigencias que en ese momento me hizo el señor Ballesteros Archila”, agregó el excontratista.

Sin embargo, como Lenin Pardo comenzó a tener problemas de flujo de caja, debido a la demora en el pago de las coimas que paralelamente recibiría por las obras de reforzamiento del estadio, Pardo Pulido acudió a Julián Jaramillo, para que se asociara con él y así garantizar la adjudicación del millonario contrato.

Según el testimonio de Pardo Pulido, a pesar de aceptar su propuesta, Julián Jaramillo no podía contratar con el Estado, razón por la cual acude a una empresa de su entera confianza para que haga parte de la Unión Temporal y así poder facturar aparte.

“Desde el momento que el señor Jaramillo Díaz acepta ser parte de esa sociedad, es él quien busca a las empresas Proyectos de Ingeniería Civil e Industrial de Colombia, Ingecol S.A, para que hiciera parte de la Unión Temporal Acueducto Landázuri”, declaró Lenin Pardo.

A pesar de solo haber entregado $150 millones de abono a la coima, ya con Julián Jaramillo a bordo de la Unión Temporal, en diciembre del 2015, la Esant, con Edwin Ballesteros a la cabeza, le adjudicó el millonario contrato a la Unión Temporal Acueducto Landázuri, integrada por Ciaming Ltda, propiedad de Lenin Pardo, e Ingecol S.A, empresa de papel de Julián Jaramillo.

Aunque la obra debía estar terminada en enero del 2017, a hoy la obra se encuentra suspendida por falta de gestión del total de las servidumbres.

13

delitos le imputó la Fiscalía al exrepresentante, Edwin Ballesteros, por presuntos actos de corrupción.

Recursos para campaña

En sus respectivos testimonios ante la justicia, Lenin Pardo y Andrés Díaz afirman que parte de la coima que cobraba Edwin Ballesteros para la adjudicación de contratos en la Esant, tarifa del 15% en promedio, un porcentaje iba dirigida a la campaña del exrepresentante Holger Díaz, entonces candidato a la Gobernación de Santander con el respaldo de Richard Aguilar. Cabe recordar que Holger Díaz tuvo que renunciar a la Cámara tras el escándalo por el cobro de sobornos a una EPS para tramitar proyectos de ley a favor de la misma.

De la Esant al BIF

Así mismo, en sus cerca de dos años al frente de la Esant, Ballesteros Archila acudió al abogado Julio César González García como su engranaje clave para direccionar los procesos licitatorios desde el ámbito jurídico.

Según el Secop, González viabilizó los controvertidos proyectos como la fallida construcción de los acueductos de Vélez, Landázuri y Los Santos. Solo esos tres proyectos, costaron más de $50 mil millones.

Una vez Ballesteros Archila se retiró de la Esant, Julio González saltó a la administración de Héctor Mantilla en la Alcaldía de Floridablanca. Actualmente, González García es el director del Banco Inmobiliario de Floridablanca, BIF, donde ha liderado controvertidos procesos contractuales como la entrega de la administración del Parque Internacional del Parapente a un particular por 20 años y la tercerización del alumbrado público del municipio también por 20 años.

Lea además: Video: ¿Quién es quién en la presunta red de corrupción de Richard Aguilar?

“Soy inocente”

Por su parte, el exrepresentante Edwin Ballesteros aseguró esta semana que en su paso por la Esant y en su vida como funcionario público no ha habido ningún carrusel de contratos ni actos de corrupción.

Ahí no hubo ningún direccionamiento, si hubiera sido así por qué se presentaron tres oferentes en la licitación. Ahora, el contrato se firmó en diciembre del 2015 pero el acta de inicio fue en 2016, cuando ya había nueva administración y yo ya no era el Gerente de la Esant, si ese acueducto no se ha construido, no es por mi culpa, hay que preguntarle a la gerente de la época, en el 2016, por qué se suspendió por casi dos años el contrato si apenas se comenzaba a ejecutar. Eso no es culpa mía”, manifestó Edwin Ballesteros.

Así mismo, el excongresista desestimó las versiones de Andrés Díaz ante la Fiscalía y señaló que en otros procesos penales se ha demostrado que Díaz Herrera cobra por declarar a favor o en contra de las personas.

‘Reyes’ en la Esant

Al igual que como ocurrió en el controvertido contrato de reforzamiento del estadio Alfonso López de Bucaramanga por más de $22 mil millones, Octavio Reyes Sarmiento también logró adjudicarse contratos por más de mil millones en la Esant bajo la administración de Edwin Ballesteros.

Según el testimonio juramentado de Andrés Díaz, interventor de las obras de reforzamiento del estadio, Octavio Reyes desviaba los recursos del presupuesto del estadio para pagar las coimas a Edwin Ballesteros y garantizar la adjudicación de los contratos en la Esant.

“De la entrega de la coima nunca fui partícipe, supe por boca del señor Octavio Reyes Sarmiento que sí se había pagado porque con posterioridad a este contrato me invitó a participar en otros con el señor Edwin Balleteros, pero con la condición de que del anticipo del contrato del estadio se dieran las coimas al señor Ballesteros”, testificó Díaz Herrera ante la Fiscalía.

Además de los contratos directos por consultoría a nombre propio o a través de su empresa Ingream SAS, Octavio Reyes también usaba otras empresas de fachada para poder contratar con la Esant.

Es así como Reyes Sarmiento usó la empresa Kathosa Ltda, propiedad de Andrés Díaz, para quedarse con el contrato para la construcción de la planta compacta para potabilización de agua municipio de Enciso, por valor de $472 millones. Proceso que terminó con único oferente.

Uno de los socios de Kathosa Ltda es Ángel Roa, quien junto a Libardo Holguín fueron los contratistas de confianza de Fredy Anaya en la Cdmb y la Empas.

La influencia de Octavio Reyes en la contratación de la Esant llegó a tal punto que Andrea Carolina Nuñez, secretaria personal de Reyes Sarmiento, era supuestamente la encargada de diseñar los pliegos de condiciones para que las licitaciones se ajustaran a las necesidades de su jefe.

Sin embargo, la ‘luna de miel’ contractual entre Ballesteros y Reyes terminó a finales del 2015 cuando Octavio Reyes le entregó $600 millones al exgerente de la Esant para garantizar la adjudicación de los contratos de construcción de los acueductos de Barichara y Chipatá.

A pesar de estar imputado por 13 delitos, la Fiscalía no pidió medida de aseguramiento contra Edwin Ballesteros.
Los tentáculos de Jaramillo

La participación de Julián Jaramillo en la contratación de la Esant tiene sus antecedentes y está documentada. El exjefe del Banco de Proyectos de la Gobernación, además de ser señalado de direccionar la contratación en la administración de Richard Aguilar, también llegó a la Esant y al parecer ya había usado antes a Ingecol para desviar recursos de la empresa de servicios públicos.

En junio del 2015, Julián Jaramillo a través de Ingecol y junto con Construcciones OCA (propiedad de Raúl Cardozo) y López Morales y CIA (perteneciente a Nubia López, esposa de Fredy Anaya) logró hacer parte de la Unión Temporal Aguas del Chicamocha, que se ganó el contrato por $22 mil millones para la construcción del Acueducto Regional de Los Santos, contrato que fue adjudicado por Edwin Ballesteros. Siete años después, la obra solo tiene un avance de obra del 79%.

Con esa misma estrategia, Jaramillo Díaz también hizo parte de la Unión Temporal que se quedó con el millonario contrato para la construcción del acueducto y alcantarillado del municipio de Vélez, el cual también fue adjudicado por Ballesteros a la Unión Temporal Plan Maestro 2015, integrada por Construcciones Oca SAS y Cahe Ltda (ambas propiedad del exsenador Raúl Cardozo), Polo Construcciones (propiedad de la familia de Fredy Anaya) e Ingecol.

El contrato por $27 mil millones se encuentra actualmente suspendido con un 82.85% de ejecución de obras físicas.

Además de Ingecol, Julián Jaramillo también usó a Pedro Mauricio Beltrán Dulcey, su socio en Construmarca y Procinco, como contratista de la Esant. Beltrán Dulcey es el interventor del contrato de la fallida construcción del acueducto de Vélez, contrato en el que participa su socio Julián Jaramillo con Ingecol.

$!Esant, ¿la red alterna en el entramado de corrupción de Richard Aguilar y Edwin Ballesteros?
$!Esant, ¿la red alterna en el entramado de corrupción de Richard Aguilar y Edwin Ballesteros?
$!Esant, ¿la red alterna en el entramado de corrupción de Richard Aguilar y Edwin Ballesteros?

La Esant habría sido usada para direccionar millonarios contratos en la administración de Richard Aguilar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Unidad encargada del periodismo Investigativo y de datos de Vanguardia.

La Unidad Investigativa, fundada por Silvia Galvis Ramírez, ha sido merecedora en diversas ocasiones del máximo galardón de periodismo en Colombia, el Premio Simón Bolívar, así como de otros reconocimientos a nivel nacional y local.

Miembro de la Red Nacional de Chequeadores con NoSeaPingo.

Conozca otros trabajos publicados por la Unidad Investigativa.

@vanguardiacom

unidadinvestigativa@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad