viernes 31 de julio de 2020 - 12:00 AM

‘Las obras del Hospital no han iniciado por orden del Ministerio’: John Mario Acuña contratista del nuevo Hospital de San Gil

El representante legal de la Unión Temporal AS, John Mario Acuña, consorcio encargado de la construcción del hospital de San Gil, aseguró que los retrasos se deben a la falta de viabilidad del proyecto por el Ministerio.
Escuchar este artículo

John Mario Acuña, representante legal de la Unión Temporal AS, (consorcio conformado por: Monrev Ltda, con el 98% de participación; Profinco Ltda, con el 1% y Harinsa Navasfalt Colombia SAS, con el 1%), el cual está encargado de la construcción del hospital de San Gil, rompió el silencio y salió en defensa de su actuación al frente del fallido proyecto que costó $25 mil millones y solo lleva un avance de obra del 12%, a dos meses de terminar el plazo para la ejecución del contrato.

Además: Construcción del Hospital de San Gil terminará costando $48 mil millones

Según Acuña, las obras del nuevo centro hospitalario de segundo nivel para la capital guanentina, están suspendidas por los errores en los diseños del proyecto y la falta de voluntad política por parte del Ministerio de Salud.

“Después de firmado el contrato nos empezamos a dar cuenta que los diseños no correspondían con las cantidades de obra y los planos que estaban publicados en el proceso licitatorio. Se necesitaban nuevos ajustes por cerca de $10 mil millones adicionales. Ahí ya había un problema de actualización de la documentación, no estaba la documentación completa, pero lo más curioso es que eso estaba viabilizado por el Ministerio de Salud en esas condiciones, con una consultoría a la que le faltaban muchos ajustes pero que el Ministerio así le asignó los recursos a este Hospital”, señaló el representante de la Unión Temporal AS.

Lea también: Contraloría reveló hallazgos por $120 millones por irregularidades en los estudios del nuevo Hospital de San Gil

Ocho meses suspendido

El contrato entre la Gobernación de Santander y la Unión Temporal AS, con el objeto de construir el nuevo Hospital de San Gil fue firmado el primero de febrero del 2019, con un plazo de ejecución de 18 meses, es decir, la obra debía estar lista mañana, primero de agosto del 2020. Sin embargo, desde hace ocho meses el proyecto se encuentra suspendido a la espera de la viabilización por parte del Ministerio de Salud de los nuevos ajustes de diseños de la obra del Hospital.

Aunque la administración departamental ya ha radicado tres proyectos de reajuste de los diseño y estudios de suelo del Hospital de San Gil, ninguna ha sido viabilizada por el Ministerio de Salud, por lo que no se puede reiniciar las obras.

“Hay $23.700 millones asignados para el Hospital de los cuales hubo una inversión que nosotros ya hicimos del 12% y el resto de plata está ahí parqueada, todos los días enviando las cartas por parte mía solicitando compensación por todo el personal que tengo aquí hace ocho meses que no puedo sacar porque ellos necesitan que yo les entregue información, por mayor permanencia en obra, por sobrecostos de materiales, porque el contrato tiene vigencia hasta octubre del 2020. Es decir, el próximo octubre pasaron 18 meses desde que iniciamos y no hemos hecho sino el 12% y llevamos ocho meses suspendidos y no se ha invertido nada”, agregó Acuña.

Le puede interesar: “Mala planeación” tiene paralizado el Hospital de San Gil

Reinicio incierto

Aunque el secretario de Salud departamental, Javier Villamizar, afirmó esta semana que en dos meses se reiniciarían las obras del nuevo Hospital de San Gil, dicha reanudación está condicionado a la aprobación a un nuevo proyecto de ajustes al proyecto por parte del Ministerio.

“Hacer esos ajustes en los diseños eléctricos y de aires acondicionados se demoran dos meses, por eso solo hasta dentro de dos meses se espera que el Ministerio por fin viabilice la cuarta radicación de solicitud de ajustes de diseños, pero puede pasar lo mismo que las veces anteriores. Lo que está diciendo el Secretario de Salud, lo está diciendo con todo el corazón, con todo el amor esperando que lo que vamos a radicar en dos meses, sea aprobado inmediatamente y arrancar la obra”, explicó John Mario Acuña.

Hasta que no haya el aval del Ministerio, las obras del millonario contrato para la construcción del nuevo hospital de San Gil continúan suspendidas, mientras aumentan los casos de COVID-19 en la capital de la provincia guanentina. Al cierre de esta edición en San Gil habían reportados 71 casos positivos para Coronavirus.

En el proyecto del nuevo hospital para San Gil no se contempla la construcción de una sala de Cuidados Intensivos, UCI.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad