viernes 05 de septiembre de 2014 - 12:01 AM

Otra licitación más para el grupo Valderrama en Santander

Los Valderrama Cordero se han convertido en los principales contratistas de Santander. En las últimas semanas se han quedado con la ejecución de al menos $222 mil millones.
Escuchar este artículo

En medio de procesos licitatorios que han sido cuestionados por la ausencia de criterios objetivos y que de hecho han sido señalados de estar presuntamente ‘confeccionados’, las empresas de los hermanos Valderrama Cordero en las últimas semanas se han quedado con la ejecución de contratos, que sumados superan los $222 mil millones.

El más reciente les fue adjudicado ayer por el secretario de Infraestructura de Bucaramanga, Clemente León Olaya.

Se trata de la construcción del Intercambiador del Mutis, obra vial que supera los $18 mil millones y que será una de las obras complementarias del aún inconcluso Viaducto de La Novena.

Aunque el proceso de selección contó inicialmente con la presentación de 10 propuestas, siete fueron descartadas por incumplir con una de las características solicitada en los precios unitarios de los insumos para la realización de la obra, debido, según las denuncias, a que no hubo publicidad adecuada de los pliegos.

“Queremos dejar constancia de la divergencia que tenemos por la calificación de las propuestas, debido a que por el cambio en un anexo en una específicación que fue modificada a último momento, fueron rechazadas el 70% de las propuestas. En toda la trayectoria de nuestra empresa jamás habíamos visto algo parecido”, indicó María Fernanda Pimiento, delegada de uno de los proponentes.

Sin embargo, el centro de la discusión fue más allá. Durante la audiencia dos de los interesados denunciaron que el consorcio ganador, denominado ‘Conexiones 2014’, y que fue integrado por Constructora Valderrama, de propiedad de Fernando y Ricardo Valderrama Cordero, así como por VG Constructores, de propiedad de Fernando Valderrama Cordero, presentaron equipos que no tenían disponibles dentro de su propuesta.

Precisamente, durante la audiencia se dio a conocer que volquetas y retroexcavadoras que habían sido ofertadas, en esta ocasión, por la constructora Valco, de propiedad de Mario Valderrama Cordero para la construcción del Centro de Convenciones de Neomundo, fueron presentadas para competir por este proceso de selección, que también fue adjudicado por León Olaya.

“Solicitamos que se rechace esta propuesta, porque el requerimiento de estos equipos no es subsanable, y con ello se entiende que no están disponibles los equipos y el pliego dice que el proponente debe acreditar la disponibilidad”, aseveró Liliana Arenas, apoderada del Consorcio Intermutis, integrado por firmas provenientes de Bogotá y Medellín.

De hecho, también se dio a conocer que parte de esos equipos también fueron presentados por las firmas de la familia Valderrama Cordero que están compitiendo por la contratación del Tercer Carril, obra que será adjudicada el próximo 10 septiembre y que asciende a los $90 mil millones.

Ese proyecto será adjudicado por la Gobernación de Santander, al igual que la vía San Gil - Charalá - Límites por $185 mil millones, que quedó en manos de un consorcio del que hicieron parte las tres empresas de los Valderrama y que tuvo señalamientos directos sobre un presunto ‘amarre’ de los pliegos de condiciones.

Según la oferta de las empresas Valderrama, las mismas volquetas y retroexcavadoras podrían realizar trabajos en el intercambiador del Mutis, el Centro de Convenciones y en el Tercer Carril de la vía Floridablanca-Bucaramanga, si se quedan finalmente con ese contrato, pese a que son simultáneas las ejecuciones.

“Este es un tema de lógica. El don de la ubicuidad no lo tienen las máquinas ni las personas. ¿Cómo una retroexcavadora va a estar cumpliendo labor en diferentes obras a la vez? Es claro que no se cumplen los requerimientos y que la licitación se tiene que declarar desierta”, aseguró María Juliana Acebedo, vocera del comité Transparencia por Santander.

Obras con retrasos

Aunque durante la audiencia de Adjudicación, Javier Mayorga, apoderado del consorcio de los Valderrama Cordero aseguró que sus clientes se han caracterizado por el cumplimiento en sus obras, lo cierto es que el grupo de constructores ha tenido atrasos en varios proyectos.

Precisamente, las empresas de esa familia se quedaron con la construcción del estadio de Barrancabermeja, y aunque el proyecto inicialmente costaba $22 mil millones, hoy supera los $36 mil millones y tiene más de un año de retraso en su entrega. En las Unidades Tecnológicas de Santander también existieron retrasos en la ejecución de obras.

Vanguardia Liberal también encontró que Valco fue sancionada por el Instituto Nacional de Medicina Legal por más de $60 millones y a hoy no ha pagado la multa.

“Contratista cumplió”

Pese a los argumentos esgrimidos por los potenciales oferentes y apoyados por el Comité Transparencia por Santander, desde la Alcaldía de Bucaramanga se aseguró que el contratista cumplió con los requerimientos de la etapa precontractual, que fue lo que se evaluó.

La defensa la hizo Chanel Rocío López Aldana, abogada de la Secretaría de Infraestructura, quien dirige las audiencias de contratación realizadas por ese despacho.

“En la parte precontractual el requisito está cumplido en su totalidad; al hacer el contrato él debe presentar una nueva programación de obra y unos documentos, y una inteventoria verificará que él tenga los equipos en las mismas condiciones que presentó la oferta, si no lo hace, para eso se pueden hacer efectivas algunas cláusulas”, aseguró.

López Aldana es una de las funcionarias que elabora los pliegos de condiciones para los procesos de contratación de la Secretaría de Infraestructura, muchos de los cuales han tenido cuestionamientos.

Por su parte, el titular del despacho, Clemente León Olaya, aseguró que todo se cumplió de acuerdo con la normativa y que espera que el acta de inicio de la obra sea suscrita en las próximas semanas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad