jueves 25 de julio de 2019 - 12:00 AM

Buscan prohibir en Santander el consumo de droga y licor frente a niños en las calles

Los diputados de Santander aprobaron un proyecto de ordenanza que busca prohibir el consumo de droga y licor frente a menores de edad, en calles y escenarios públicos del departamento. De acuerdo con lo afirmado por algunos corporados, para que tal iniciativa se convierta en norma y se aplique solo resta una firma con la aprobación del Gobernador.
Escuchar este artículo

El pasado 6 de junio la Corte Constitucional dejó sin efecto dos normas impuestas por el Código de Policía, que prohibían el consumo de sustancias psicoactivas y de bebidas embriagantes en calles y escenarios públicos.

Tan pronto se conoció dicha determinación judicial, un gran sector de la ciudadanía en Santander, líderes de opinión y políticos expusieron públicamente su descontento. De hecho, varios de ellos aseguraron que iniciarían acciones legales para hacer oposición a dicha decisión.

Contexto de la noticia: Tumban prohibición para consumo de alcohol y dosis mínima en espacio público

Menos de dos meses después de lo anunciado por la Corte, hoy se conoce la primera iniciativa jurídica que busca restringir la ingesta de drogas y alcohol en calles y escenarios públicos del territorio santandereano.

La propuesta surgió por parte de la Asamblea Departamental de Santander, y para ser más exactos del diputado Mario Antonio Cárdenas Suárez, quien fue el ponente en los debates que al respecto se llevaron a cabo en la Duma.

¿Qué se planteó?

Cárdenas Suárez propuso que en Santander se prohíba el consumo de licor y droga en las calles, parques y demás escenarios públicos, siempre y cuando haya la presencia de un menor de edad.

Es decir, para el Diputado, si alguna persona va a ingerir cualquiera de dichas sustancias en un sitio público pero cerca se ubica un niño o adolescente, el consumidor tendría la obligación de abstenerse y de irse a otro lugar si quiere consumir.

El Corporado presentó su planteamiento ante la Asamblea, mediante un proyecto de ordenanza que busca fijar una normativa y sanciones para tal fin.

A través de sus redes sociales, Cárdenas Suárez explicó que se “busca una ordenanza departamental, donde primaría los derechos de los niños por encima de los demás derechos fundamentales en los espacios públicos”.

“Es decir, en cualquier espacio público donde llegue o esté un niño, una niña o un menor de edad y estén consumiendo marihuana, o cualquier sustancia alucinógena y bebidas alcohólicas, los consumidores deberán desalojar dicho espacio y Policía podría aplicar esta ordenanza junto con el Código de Policía”, indicó el Diputado.

Proyecto aprobado

Por unanimidad, este martes los diputados votaron en favor del proyecto de ordenanza impulsado por el corporado Mario Antonio Cárdenas Suárez. Así lo pudo establecer Vanguardia, por medio del equipo de comunicaciones de la Asamblea Departamental de Santander.

“¡Ganaron los niños! Sería la primera ordenanza que se aprobaría en el país donde prevalecerían los derechos de los niños por encima de los demás derechos, y no estaría en contra vía de lo expresado por la Corte Constitucional. De esta manera se busca proteger a la niñez santandereana para que gocen de un espacio público libre del consumo de drogas y alcohol”, exclamó Cárdenas Suárez.

Lea también: Por medio de Ley, Congreso limitaría puntos de consumo de dosis mínima

¿Es viable tal proyecto?

Para la diputada Yolanda Vargas Hernández, “sí. La Ley dice que los Departamentos pueden crear normas de convivencia. Con este proyecto buscamos promover una normativa para que primen los derechos de los niños y gocen de una sana convivencia en los entornos que comúnmente frecuentan”.

Según mencionó la Corporada, la iniciativa que aprobó la Asamblea contempla diferentes sanciones.

“La idea es que, si hay aunque sea un solo niño en determinado parque, nadie pueda estar consumiendo alcohol ni drogas. La Policía podría sancionarlos y tendrían la autoridad para que los consumidores cambien de lugar”, precisó Vargas Hernández.

Para Luis Plazas, docente del Departamento de Humanidades y Filosofía Política de la Universidad Santo Tomás en Bucaramanga, es viable y legal que los entes territoriales regulen el uso que se le da al espacio público en cada población.

“Es importante aclarar que los municipios y departamentos siguen teniendo potestad, para generar regulaciones frente a la decisión de la Corte Constitucional. El siguiente paso es que exista algún tipo de regulación en el ámbito local frente al consumo de droga y licor en calles; eso sí, sin que se prohíba ni se quite este derecho”, señaló este experto.

¿Qué falta para hacer realidad tal iniciativa?

Para que legal y formalmente sea una norma y comience a impartirse en territorio santandereano, aún falta que el Gobernador de Santander dé su visto bueno y apruebe con su firma dicho proyecto de ordenanza.

Vanguardia quiso conocer dicho proyecto en detalle, pero hasta el cierre de la presente edición la Asamblea Departamental aún no había hecho público ningún documento al respecto.

“El proyecto quedó aprobado en segundo debate y esperamos la aprobación del Gobernador. Nuestro objetivo es que esta ordenanza, de aprobarse, se convierta en un ejemplo que pueda ser replicado en otros territorios del país”, dijo la diputada Yolanda Vargas Hernández.

Expidieron decreto en Antioquia

La Gobernación de Antioquia expidió este lunes un decreto que restringe el consumo de sustancias psicoactivas en cercanías de parques, centros educativos y demás espacios públicos frecuentados por infantes.

Dicha norma también facultó y les permite a los alcaldes que apliquen o impartan tal decreto en otras áreas comunes en las que consideren necesario hacerlo, con el fin de salvaguardar a los niños.

Pero tal norma tiene varias especificaciones y horarios. Por ejemplo, a menos de 100 metros de espacios educativos de carácter escolar no se puede consumir, entre 6:00 a.m. y 8:00 p.m. En parques públicos, la ingesta de drogas se restringe entre 6:00 a.m. y 10:00 p.m. A menos de 50 metros de una biblioteca infantil tampoco se puede hacer, entre 8.00 a.m. y 8:00 p.m.

Esta normativa de la Gobernación de Antioquia contempla multas para los infractores, que oscilan entre los $441 mil 661 y los $883 mil 323.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad