domingo 15 de enero de 2023 - 12:00 AM

Cifra de quemados con pólvora en Santander aumentó 12,28 % durante fin de año

El pasado sábado culminó el periodo de vigilancia intensificada de lesionados por pirotecnia en Santander. De los 64 casos reportados, 14 fueron menores de edad.
Compartir

Pese a que en el área metropolitana de Bucaramanga y varios municipios de Santander se reglamentó o se prohibió el uso de pólvora, 64 personas resultaron quemadas, siete más que durante la vigencia 2021-2022, cuando hubo 57 víctimas de estos artefactos. Estos números corresponden al periodo que va del 1 de diciembre de 2022 hasta el 14 de enero de 2023.

De acuerdo con el secretario de Salud de Santander, Javier Villamizar, la cifra de este año representa un 12,28 % de incremento frente al balance anterior.

Según el informe, de los 64 casos reportados, las autoridades informaron que 50 fueron hombres y 14 correspondieron a mujeres. En otras palabras, ellos aportaron el 78,08 % del total de las víctimas.

Las ciudades que más quemados tuvieron fueron Bucaramanga y Floridablanca con nueve casos cada una y Barrancabermeja con ocho. Girón reportó tres lesionados y Piedecuesta, dos.

Para el caso de los municipios más pequeños, la lista la encabezaron Barbosa con cuatro víctimas, Simacota con igual número y Güepsa con tres.

Las autoridades no contabilizaron personas fallecidas por pólvora, sin embargo, 11 de las 64 personas tuvieron que ser hospitalizadas porque sus heridas revistieron gravedad.

Entre los casos más graves se encuentran dos personas que sufrieron amputación de sus dedos, dos más con fracturas en sus huesos y otras dos con daño auditivo y ocular tras las quemaduras.

Durante el periodo de vigilancia se informó que 26 municipios del departamento tuvieron cifras de afectados, lo que equivale a cerca del 31 % de todo el territorio.

Los municipios con al menos un quemado fueron Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta, Girón, Barrancabermeja, Confines, Sabana de Torres, Barbosa, Vélez, Cerrito, Páramo, Lebrija, Rionegro, Güepsa, San Gil, Puerto Wilches, Zapatoca, Barichara, Tona, Suratá, Concepción, Málaga, Molagavita, California, Simacota y Ocamonte.

Lea también: ¿Pocas sanciones para tanta pólvora en el área metropolitana de Bucaramanga?

Menores quemados, un capítulo preocupante

De acuerdo con el secretario de Salud de Santander, de los 64 quemados durante esta vigencia, 14 fueron menores de edad y sus edades oscilaron entre los cuatro y 17 años. 10 de ellos eran hombres y las restantes cuatro, mujeres.

Asimismo, las autoridades indicaron que dos de ellos tuvieron que ser hospitalizados porque la pólvora les afectó en gran medida sus manos.

Vale citar el caso de una joven de 17 años de Bucaramanga que se lesionó mientras transportaba una pañoleta en una moto. El elemento se le estalló en una de sus manos y tuvo que ser internada en un hospital. Lo más grave de este caso es que la menor estaba, al parecer, bajo los efectos del alcohol.

En tal sentido, Villamizar Suárez afirmó que “es un hecho lamentable y preocupante porque ese fue el llamado que le hicimos a los padres desde la Secretaría de Salud Departamental a tener mayor control sobre sus hijos y sus actuaciones”.

El funcionario reveló que aunque la cifra de niños quemados disminuyó con respecto a la vigencia anterior cuando 24 menores resultaron lesionados, “no queríamos tener ninguno de ellos afectado por pirotecnia porque tanto las secuelas físicas como psicológicas que quedan tras estos episodios perduran toda la vida”.

Según cifras oficiales, tan sólo entre el 24 y el 25 de diciembre de 2022 se quemaron cinco niños en Santander.

Para estos casos se anunció que se abrieron investigaciones por parte de las autoridades a los padres de los menores, para que respondan por qué los niños terminaron quemados.

Por su parte, el subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, coronel José Óscar Jaramillo, recordó que “los adultos no hemos entendido que somos responsables de lo que hagan nuestros hijos menores de edad, ya que el Gobierno nos delega esta responsabilidad”.

Los hombres aportaron la mayor cantidad de quemados en Santander, 50 de ellos se lesionaron.

Elementos más peligrosos

De acuerdo con el reporte, los voladores fueron los elementos más peligrosos para los adultos porque del total de quemados, el 44,44 % resultaron lesionados con este tipo de artefactos.

En el caso de los menores, los totes fueron los responsables del 42,82 % de las quemaduras en esta población.

Por el tipo de actividad en la que las personas se afectaron, la lista la encabeza la manipulación con un 73,44 % en promedio.

El mayor agravante para las lesiones fue el mezclar el trago con la pólvora porque 18 personas quemadas habían ingerido licor antes del accidente. Uno de los pacientes estaba bajo efectos de sustancias psicoactivas.

Le puede interesar: Video: Cicatrices en el alma: el drama de dos quemados en Santander

Las autoridades también indicaron que se registraron cerca de 123 lesiones en el total de los 64 quemados, es decir, cada una de las personas terminó con un promedio de 1,92 de estas lesiones.

Las quemaduras van desde las de primer grado, que se pueden atender de manera ambulatoria, hasta las de tercer grado, que necesitan hasta de injertos.

En cuanto a sanciones, la Policía Metropolitana de Bucaramanga dijo que desde el 1 de diciembre de 2022 hasta el primer día de 2023 se impusieron 102 ‘comparendos’ en los cuatro municipios del área.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Comunicador social - periodista egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Llega a Vanguardia en el 2012 al equipo web, trabajando en temas de movilidad e infraestructura. Ganador del premio departamental de periodismo Luis Enrique Figueroa en la categoría mejor trabajo audiovisual para Internet, en los años 2016 y 2021 y del Premio Silvia Galvis 2021.

@milvelosa

mvelosa@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad