sábado 18 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

En Santander sancionan a ocho familias de niños quemados con pólvora

Alertan aumento en el número de menores quemados con pólvora en Santander. En la época navideña de 2021 se duplicaron las víctimas infantiles, en comparación con la pasada Navidad. Se iniciaron procesos sancionatorios contra padres y tutores implicados.

El 53% de las víctimas por quemaduras con pólvora en Santander son niños. Durante la actual temporada decembrina ya se han notificado oficialmente ocho casos de infantes lesionados, a pesar de las campañas preventivas y de las acciones sancionatorias anunciadas por las autoridades.

En territorio santandereano se han iniciado procesos de sanción contra más de una docena de ciudadanos, cuyos hijos o niños en custodia resultaron heridos tras manipular artículos fabricados con pólvora.

Lea también: ¡Increíble! Un bumangués fue condenado a cuatro años de cárcel por deberle $312.000 a la Dian

Los adultos implicados enfrentan diferentes castigos, que van desde multas e incluso hasta la posibilidad de perder la tenencia del infante.

De los 15 quemados con pólvora reportados en Santander por el Instituto Nacional de Salud en Santander, INS, ocho de los lesionados fueron infantes.

Una de las heridas más graves se conoció esta semana en Bucaramanga. Un menor de nueve años sufrió la amputación de dos dedos en la mano izquierda.

La situación aconteció en el barrio María Paz, en el norte de la capital santandereana, cuando el infante se encontraba manipulando un tote. De forma inadvertida este objeto estalló en su mano y tuvo que ser trasladado a Urgencias del Hospital Local del Norte.

El llamado de las autoridades es a impedir la manipulación de pólvora por parte de niños, por más “inofensiva” que pueda parecer. En otro caso registrado en Bucaramanga las populares ‘martinicas’ casi le causan ceguera a un menor de 12 años.

También le sugerimos leer: Defensoría advierte que Bucaramanga y el área están amenazadas por el narcotráfico

La emergencia ocurrió en Ciudad Bolívar. La víctima se encontraba en frente de su vivienda junto a un vecino que manipulaba pólvora. Al encender unas ‘martinicas’ se desprendió una chispa y cayó justo en uno de los ojos del menor, quien tuvo que ser internado en el pabellón de quemados del Hospital Universitario de Santander.

“Ya tenemos cuatro casos de quemados con pólvora en el municipio, tres de ellos menores de edad. El último caso fue doloroso frente a las heridas causadas en el niño. Desde la alcaldía notificamos al ICBF. Bucaramanga le dice ‘No a la pólvora’. No queremos más infantes quemados en la ciudad”, manifestó Melissa Franco, secretaria del Interior de la Alcaldía de Bucaramanga.

“Una cifra que nos alarma”

De acuerdo con lo precisado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, los ocho casos de menores quemados esta Navidad en Santander se distribuyen de la siguiente manera: tres en Bucaramanga y dos en Aratoca; en Valle de San José, Floridablanca y Cerrito se notificó un herido en cada población.

El INS advirtió este viernes un crecimiento del 100% en la cantidad de víctimas infantiles en territorio Santandereano. En comparación, en los primeros 17 días de la temporada navideña anterior se habían contabilizado cuatro menores quemados.

“Es una cifra que realmente nos alarma. Hacemos un llamado especial a las familias para que tengan la responsabilidad directa de no permitir que los niños utilicen pólvora. Consideramos que falta compromiso en los núcleos familiares. Es importante advertir a los padres de familia que, en cualquier caso de quemados que exista en menores de edad durante Navidad, ellos como adultos van a tener la responsabilidad directa”, señaló Martha Patricia Torres, directora Regional del ICBF en Santander.

Le puede interesar también: No suspenderán el Pico y Placa para fin de año en Bucaramanga

“Caben dos tipos de sanciones”

De los 323 quemados con pólvora reportados durante esta Navidad en el país, 121 casos se registraron en menores de edad. En comparación con 2020, en la presente temporada navideña el número de niños lesionados se elevó 27%.

Lina María Arbeláez, directora General del ICBF, informó qué sucede cuando se notifica un quemado con pólvora en la población infantil: “las autoridades, en cabeza de los defensores de familia, tienen que hacer una verificación de los derechos del menor. Dependiendo del grado de la afectación, se debe abrir un proceso de restablecimiento de derechos, ya sea por violencia o negligencia de los padres o cuidadores.

“Adicionalmente caben dos tipo de sanciones: una pecuniaria (multa entre 20 y 150 salarios mínimos mensuales vigentes según el Código Penal) y también una sanción social que impone el ICBF, que se trata de acciones pedagógicas con los padres de familia”, agregó la funcionaria.

Dato: El 13% de los lesionados con pólvora en Santander en esta Navidad sufrieron amputaciones y el 6% daños oculares.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad