martes 15 de febrero de 2022 - 12:00 AM

Intensas lluvias dejaron a Bucaramanga en calamidad pública

La Unidad Municipal de Gestión del Riesgo informó que las variabilidades del clima se seguirán presentando en esta zona del país, por lo que los organismos de socorro se encuentran en alerta. Ayer, se instalaron albergues temporales.

El 14 de febrero no tuvo clemencia con los habitantes de Bucaramanga, sobre todo aquellos que habitan en zonas de alta vulnerabilidad por ocurrencia de fenómenos naturales.

Nadie se imaginó que el fuerte aguacero que empezó pasada la media noche y se prolongó durante la madrugada del lunes causaría tantos estragos como los registrados por las autoridades. Deslizamientos, inundaciones, caída de árboles, vías taponadas y viviendas afectadas fueron algunos de los eventos que encendieron las alarmas.

Desde las 4:00 a.m., los 2.000 habitantes del asentamiento humano Luz de Salvación se enfrentaron a un desalentador panorama. La vía de acceso empezaba a ser obstaculizada por lodo y piedras, y los movimientos incesables de tierra amenazaban con sepultar los inmuebles.

Como si fuera poco, la tubería con la que se abastece de agua a toda la comunidad quedó fracturada.

Intensas lluvias dejaron a Bucaramanga en calamidad pública

María Gilma Jiménez, una de las líderes de este sector, aseguró que una vez se dieron cuenta del daño, trabajaron en el empalme de la tubería para que las personas pudieran limpiar sus viviendas.

“El problema es que aquí en el día no llega agua, sino hasta en la madrugada. Entonces las personas han limpiado con pala lo que han podido porque lavar no se puede. Nosotros tenemos muchas necesidades y con esta emergencia mucho más, gracias a Dios no tenemos pérdidas de vidas humanas. Pero, la verdad, es muy difícil todo esto”, anotó.

Jiménez y otros residentes más de la zona señalaron que solo hasta ayer, tras la emergencia, recibieron visita de la Alcaldía de Bucaramanga, Empas, Bomberos, Defensa Civil, Policía y Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres, entre otras autoridades, pues ninguna de sus solicitudes y peticiones habían tenido eco. “Nos tuvo que pasar algo para que nos atendieran. Realmente es muy difícil estar en este estado porque uno hace muchos esfuerzos para tener una casita. Aquí nosotros ni siquiera tenemos transporte, solo mototaxistas. Lo único que tenemos legalizado es la luz”.

Uno de los damnificados, con su celular, grabó los duros momentos que se estaban viviendo, con la voz quebrantada mostraba cómo su casa se la “tragaba” el lodo. Dijo incluso que se salvó porque minutos antes se había despertado y se encontraba en la sala.

El video, incluso, fue publicado por el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas Rey, con un mensaje que decía “A Jairo lo vamos a ayudar, al igual que todas las familias afectadas. Gracias a Dios no hay vidas perdidas. Desde temprano están en el lugar Bomberos, Defensa Civil, Gestión del Riesgo, Policía y Ejército ayudando a mover escombros y censando a las personas afectadas”.

Alcalde en la zona

Una vez se concluyó el Comité Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, el mandatario local arribó a Luz de Salvación, desde donde confirmó que fue declarada la calamidad pública, con el fin de poder adelantar la contratación en cada uno de los sectores que se han visto afectados con los aguaceros.

Durante su intervención, el mandatario comunicó que “ya se contrataron los estudios de vulnerabilidad de riesgos con la Sociedad Santandereana de Ingenieros, de manera que en el transcurso del año se pueda encontrar la línea de trabajo con la que podamos establecer dónde asignar recursos para mitigar problemas de redes de servicios públicos, de taludes, de vías y con esto darle solución a tanto pendiente que tenemos en la ciudad”.

Intensas lluvias dejaron a Bucaramanga en calamidad pública

Reporte oficial

Luis Ernesto Ortega Martínez, coordinador de la Unidad Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, confirmó que la zona más afectada fue el sur de Bucaramanga por la gran cantidad de agua que cayó. Se identificaron al menos 34 casas afectadas, en cuatro asentamientos humanos entre los que se encuentra Luz de Salvación.

Según las mediciones, cayeron 60 milímetros de agua en dos horas y media, estando en temporada seca, cuando en un periodo de intensas lluvias como el Fenómeno de la Niña caen en dos horas entre 13 y 23 milímetros.

Intensas lluvias dejaron a Bucaramanga en calamidad pública

Otras afectaciones, dijo el funcionario, se notificaron en el norte. Allí se tuvieron inundaciones en el sector de La Playita. “Estamos en el proceso de reubicar, en el mismo sitio, entre siete a diez viviendas que están muy cerca a la cota de inundación del río”.

El desplome de una vivienda y otra a punto de colapsar, en la calle 20 con carrera 13, se suman al listado de emergencias, en la que también se encuentra el derrumbe de lodo y piedras que afectó el corredor entre la Terminal de Transportes de Bucaramanga y el puente El Bueno, así como el de la calle 45 y Vijagual. También parte de una banca se desplomó en Morrorrico.

Como solución inmediata, Ortega Martínez dijo que se acordó la entrega de ayudas humanitarias, así como la adecuación de unos albergues temporales. En inmediaciones de Luz de Salvación se instalarán 40 carpas, con capacidad para cuatro personas.

Dos municipios del área, Bucaramanga y Floridablanca, han declarado la calamidad pública, durante la última semana.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad