viernes 15 de mayo de 2020 - 9:20 AM

Los mariachis de Bucaramanga están que se cantan: Así puede ayudarlos

Desde hace dos meses no se escuchan las serenatas que agregaban un toque romántico a las noches de la ciudad. Sin embargo, sus voces se resisten a dejar de entonar rancheras y ahora ofrecen shows virtuales.
Escuchar este artículo

El confinamiento ante el riesgo de contagio por coronavirus ha puesto en aprietos a diversos sectores, como la industria cultural y de entretenimiento. En Bucaramanga uno de los gremios afectados es el de los mariachis.

El pasado fin de semana se celebró el Día de la Madre, de seguro este año fue el más atípico de todos. Usualmente en esta fecha los agasajos incluían visitas familiares y banquetes, abundaban los besos y los abrazos entre los invitados a los festines.

Salvo la serenata que el Gobernador de Santander le brindó a las madres desde una carroza que recorrió diferentes sectores de la ciudad, no se han vuelto a escuchar las trompetas, guitarras, ni las voces roncas de los mariachis.

Lea también: Nueva prueba a hombre que llegó de Bogotá a Santander salió negativa para COVID-19.

La última serenata

El cantante Diego Forero, más conocido como El Potrillo, relató el drama que viven él y sus colegas en medio del confinamiento. El joven recuerda que el pasado sábado 14 de marzo ofreció junto a sus nueve músicos los últimos shows de manera tradicional. “Ese día hicimos aproximadamente 7 serenatas”.

Después, el negocio cayó en picada. Antiguamente, de martes a viernes esta agrupación musical hacía hasta dos presentaciones diarias, mientras que los fines de semana el volumen era mucho mayor.

Esta situación puso en aprietos a los integrantes de ‘El Potrillo y su Mariachi’. La crisis ha sido tan asfixiante que a uno de ellos, de nacionalidad venezolana, no le quedó más alternativa que regresar a su país. “Tuvo que irse la semana pasada porque le fue imposible pagar arriendo. Tenemos confianza en que cuando todo mejore pueda regresar. Le colaboramos bastante, pero cada vez se ha venido alargando la cuarentena y ya no pudimos ayudar más”, lamenta Forero.

El joven reside con una tía adulta mayor que no goza de pensión, por lo que debe asumir los gastos del hogar. “No tengo casa propia, así que pago arriendo. Estamos tratando de conciliar porque solo he podido pagar la mitad del mes pasado y la mitad de este mes. Estoy pensando cómo reunir recursos... Hay que comer antes de pagar arriendo”.

Otra pesadilla vive el trompetista Manuel Mantilla Sánchez y su esposa, la contante Luz Dary Carreño Medina, que con cinco músicos más conforman el Mariachi Mi País. Esta familia teme que las restricciones mantengan suspendidas las fiestas y las discotecas, que eran la fuente de su sustento.

“Vivo en estrato 4, no porque quiera sino porque me queda cerca de la oficina y al colegio de los niños. Nos están ayudando mi hermana y mis cuñadas, quienes nos traen mercados... Nos alcanzamos a endeudar con los servicios públicos dos meses. Tengo tres hijos, dos son gemelos y uno de ellos autista. Es una situación complicadísima...”, cuenta Manuel.

Lea también: En medio del COVID-19, docentes celebran con creatividad su día.

Una condición similar padece Pablo César Guerrero, director violinista y cantante del Mariachi Nuevo Guadalajara 2000, agrupación integrada por 13 músicos.

Asegura que por el aislamiento preventivo obligatorio se le cancelaron las serenatas que tenía programadas, incluida una presentación junto al concierto que iba a brindar Jessi Uribe. “Nadie ha podido trabajar, ni siquiera el Día de la Madre. Las discotecas permanecen cerradas. Todos los mariachis y artistas de los demás géneros estamos completamente varados”.

Uno de los asuntos que más preocupa a Guerrero es la educación de sus hijos. “Tengo tres niñas en la universidad. Veo una complicación para pagar el próximo semestre. Los ahorros ya se van acabando, solo hay gastos y pocos ingresos”.

Serenatas virtuales

Diego Forero recalca que deben buscar alguna opción para sobrevivir. Una de las formas que los músicos tratan de impulsar son las serenatas virtuales, pero este modelo significa una mayor rivalidad. “No solo competimos con los de Bucaramanga, sino con gente de otras ciudades. Muchos están manejando precios demasiado bajos y nos perjudican”.

El Potrillo asegura que esta nueva opción ha tenido buena aceptación en algunas personas, pero critica a los malintencionados que sabotean las publicaciones con las que ofrecen los servicios. “Hacen malos comentarios, como que es una ridiculez y que prefieren poner a Vicente Fernández por Youtube”.

Forero asegura que el público no está dispuesto a pagar más de $50 mil por el show, un valor mucho menor a los ingresos de cualquier jornada del pasado. “Me toca hacer las serenatas solo. No nos reunimos por la medida de pico y cédula, me da miedo que salgan y los multen. Prefiero hacerlo yo solo como cantante, con lo que hago les colaboro con mercados. Saco un porcentaje para ellos”.

Si desea contactar a Diego Forero, comuníquese al teléfono: 317 4348579

$!Los mariachis de Bucaramanga están que se cantan: Así puede ayudarlos

Por su parte, Manuel Mantilla asegura que también ha tratado se subsistir a través de las serenatas virtuales. “En un mes malo hacíamos 60 serenatas, los sábados hacíamos hasta ocho presentaciones, incluso 10. Mientras que en lo corrido de mayo hemos hecho solo cinco. Nos hemos visto muy afectados”.

Según como lo prefiera el cliente, Mariachi Mi País brinda serenatas en vivo por medio de plataformas como Zoom, en la que los dos cantantes aparecen acompañados por una pista. La otra opción es entregar una serenata pregrabada con pistas y mensajes personalizados, que puede ser subida a sitios digitales como Youtube. También es posible que cada músico grabe su instrumento para luego editar la canción. “No pagan igual, pero es la única forma de medio subsistir”, dice Mantilla.

Si desea contactar a Manuel Mantilla, su número es el 317 6804805

$!Los mariachis de Bucaramanga están que se cantan: Así puede ayudarlos

Lea también: Bucaramanga tendría un albergue para migrantes.

Pablo Guerrero también ha optado por hacer serenatas pregrabadas y su precio depende del número de canciones. “La persona me llama, me dice el motivo de la celebración y escoge las canciones. Se graba la dedicatoria, para quién va y de parte de quién. Las enviamos a través de correo electrónico para que la descarguen. También estamos vendiendos CD’s que enviamos a domicilio”.

El teléfono de contacto de Pablo Guerrero es: 310 2046066

$!Los mariachis de Bucaramanga están que se cantan: Así puede ayudarlos

Faltan apoyos

Los tres músicos afirman que por el momento han recibido dos ayudas. Por un lado expresan gratitud hacia el humorista Piter Albeiro, quien distribuyó mercados a los artistas de la ciudad.

Además, el Instituto Municipal de Cultura y Turismo, Imcut, lanzó una convocatoria de estímulos para el sector artístico y cultural, que consistía en la creación de piezas para fortalecer la prevención y mitigación del COVID-19. Quienes lograron acceder a este beneficio recibieron $500 mil, tras cumplir con los requisitos determinados por la Alcaldía de Bucaramanga.

No obstante, varios artistas se quedaron sin este alivio. Por ejemplo, Diego Forero señaló que muchos colegas tuvieron inconvenientes para postularse. “A algunos no les funcionaron las líneas del Imcut, también les rechazaron los correos sin explicación. Por fortuna yo pude recibir el estímulo, que también repartí entre mis músicos, porque todos necesitamos”.

Igualmente, Pablo Guerrero asegura que muchos de los artistas de la ciudad no cuentan con documentos como el RUT, lo que les ha dificultado acceder al beneficio.

Para Guerrero en estos tiempos es necesario las muestras de solidaridad para colaborar a quienes sufren situaciones más críticas. “Recibí el mercado obsequiado por Piter Albeiro, pero lo agrandé y lo repartí entre dos personas que están en una condición más complicada. A veces cuando un compañero está muy mal nos reunimos virtualmente y aportamos de a $10 mil o $20 mil para ayudarle”.

A su turno, el trompetista Manuel Mantilla criticó la falta de oportunidades ofrecidas por los gobernantes de la región. “El Día de la Madre el Gobernador contrató un solo mariachi y al resto nos han dejado viendo un chispero. Estamos inconformes e indignados, porque a los demás no nos han tenido en cuenta para nada”.

Artistas que residen en los demás municipios del área metropolitana también reclaman a sus mandatarios algún tipo de auxilio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad