lunes 14 de diciembre de 2020 - 12:00 AM

Van nueve zonas de protección ambiental recuperadas

Según la programación de las autoridades, durante este mes se trabajará sin descanso para intervenir al menos 17 predios que son objeto de invasión. El propósito es mitigar el problema de urbanización ilegal y prevenir emergencias.
Escuchar este artículo

Las ocupaciones irregulares de terrenos en el área metropolitana de Bucaramanga más allá de generar afectaciones ambientales, terminan convirtiéndose en focos de inseguridad y hasta invasiones.

Así que en atención a esta problemática que se ha venido incrementando considerablemente en el último año y las quejas repetitivas de la ciudadanía, la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, avanza con actividades de control e intervención para la recuperación de estas áreas.

El pasado 10 de diciembre, precisamente, se trabajó sobre el predio La Rosita que está debajo del puente La Novena, ubicado en una zona de protección y restauración ecológica del Distrito Regional de Manejo Integrado, Drmi.

Allí, según el reporte oficial, se encontraron tres ‘cambuches’, de los cuales uno estaba habitado; asimismo, una zona copada de basura. Con el acompañamiento de la Policía Metropolitana de Bucaramanga se procedió a la destrucción los ‘cambuches’, la limpieza del terreno y la reparación del cerramiento.

Carlos Augusto Ruiz García, coordinador de áreas de manejo especial de la Cdmb, aseguró que con esta área ya son nueve los predios recuperados de la Corporación. Quedarían pendientes entre siete y ocho más, teniendo en cuenta la programación establecida para este último mes del año.

Sin embargo, “es posible que esta cifra de pendientes aumente un poco más con el paso de los días porque con estas jornadas, lo que hace la comunidad es empezar a denunciar la posesión de estos predios para hacer las atenciones inmediatas”, indicó.

Durante el proceso, lo que más ha llamado la atención es la carga de desechos que se arrojan a los taludes, generando serias afectaciones a la escarpa y al medio ambiente.

“Hemos encontrado muchos ‘cambuches’, algunos habitados y otros no, daños en los cerramientos, intervención de las fuentes hídricas, tala de árboles nativos de la región y hasta cultivos de pancoger de yuca, plátano y piña”, subrayó el funcionario.

Cabe aclarar que ninguno de los predios que tiene la Cdmb es urbanizable. Todos son para protección y conservación, la mayoría están sobre la escarpa.

Lea también: Nueve rutas de buses operan ahora con nuevos trazados

Con proceso judicial

Con respecto a los predios invadidos, pero con construcciones en mampostería, el coordinador de áreas de manejo especial de la Cdmb explicó que el proceso es diferente y tarda un poco más. Por lo menos, en lo que resta de 2020 no se realizará ninguna acción.

“Tenemos unos predios donde incluso se tienen asentamientos bastante grandes. Ya se tiene un proceso jurídico que se realizó desde 2019 y hay algunos de 2020 para la recuperación. Una vez, se emita un fallo para hacer la recuperación programaremos la intervención respectiva. Hasta el momento no se ha actuado sobre ninguno, el más próximo podría ser uno que tenemos en el Norte de Bucaramanga por los lados de Claveriano”, acotó.

Zonas recuperadas

-Estoraques II. Se encontraron ‘cambuches’ y afectaciones al suelo y flora.

-Lagos II. Debajo del puente, en inmediaciones de la cañada se encontraron dos ‘cambuches’ deshabitados y una zona de areneros.

-Puente El Bueno. Se encontraron dos ‘cambuches’ deshabitados, cultivos de pancoger de yuca, plátano y piña, y afectaciones al suelo y flora.

-Nariño.

-Calle 45.

-Héroes.

-Debajo del puente La Novena. Se encontraron tres ‘cambuches’, uno habitado y dos deshabitados.

-Mutis.

-La Rosita, detrás de la plaza.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad