viernes 17 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Inpec debe responder por contaminación de quebrada en Girón

Durante un proceso jurídico se comprobó que la Ptar de la Cárcel de Palogordo vierte directamente las aguas residuales a la quebrada El Palmar; de hecho, durante la preparación de alimentos para los reclusos de este penal, los residuos sólidos también terminan allí.
Escuchar este artículo

Un nuevo fallo en contra del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, fue promulgado por el Tribunal Administrativo de Santander, luego de que la comunidad interpusiera una acción popular invocando la protección de los derechos e intereses colectivos al goce de un ambiente sano y a la salubridad pública.

La denuncia, específicamente, hace mención a un daño ecológico y ambiental sobre la quebrada El Palmar, debido a los vertimientos de aguas negras no tratadas en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, Ptar, del Establecimiento Penitenciario de Alta y Mediana Seguridad, Epams, de Girón, ubicado en la vereda Palogordo.

El problema, de acuerdo con información suministrada por algunos pobladores del sector, se está denunciando desde 2006. No recuerdan que se hayan tomado medidas definitivas. Sin embargo, entre 2009 y 2012, la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, adelantó procesos sancionatorios contra el penal, tras corroborar la alta contaminación del cuerpo hídrico.

En medio de estas disposiciones, se le ordenó a las directivas proceder con la suspensión inmediata de cualquier tipo de vertimiento de aguas residuales domésticas sobre la quebrada, porque esta acción generaba graves consecuencias para la salubridad de los residentes y visitantes de la zona. Los olores eran nauseabundos, periódicamente había mortandad de peces y los campesinos se vieron obligados a no utilizar más agua de allí para las labores de agricultura.

Lea también: La Quebrada El Palmar, una ‘cloaca’ más de Girón

Los inconvenientes persistieron pese a las inspecciones que también realizaron el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, y la Alcaldía de Girón, ratificando las irregularidades.

Así las cosas, al notar que todo quedaba en documentos, en 2017, un grupo de ciudadanos interpuso la acción popular, donde se alegaba, una vez más, el mal funcionamiento de la Ptar, al punto de ya disponer de manera directa sobre la quebrada, sin que nadie dijera nada.

La comunidad tenía la razón

Luego de conocer las respuestas de todos los actores involucrados con esta situación y confirmar que la comunidad no mentía, el Tribunal ordenó adoptar las medidas logísticas necesarias para que los residuos sólidos que se generen con la preparación de los alimentos a los más de 1.900 reclusos no se viertan a la quebrada El Palmar.

A la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios, Uspec, y al Inpec - Epams de Girón se le exigió presentar ante el AMB un plan de contingencia que reduzca el impacto ambiental en la quebrada. El Tribunal resaltó que no es posible prohibir de manera inmediata los vertimientos, porque podría crear un problema de salubridad dentro de la centro penitenciario.

El AMB y la Administración Municipal, por su parte, tendrán la responsabilidad de diseñar y ejecutar un proyecto para recuperar los elementos naturales de la quebrada, el cual debe ser ejecutado con recursos de la Uspec y el Inpec - Epams de Girón. El proyecto debe ser definido dentro de los seis meses siguientes y desarrollarse en el lapso que técnicamente sea necesario.

Lea también: Suman otra sanción para la cárcel de Palogordo por contaminación

El Uspec deberá adoptar las medidas administrativas, presupuestales, contractuales y financieras para establecer las necesidades actuales y futuras de tratamiento de aguas residuales domésticas del establecimiento, definir si construye una nueva Ptar o si es posible adecuar la ya existente y adelantar las obras convenientes para solucionar la problemática. También debe iniciar el trámite de obtención de permisos para realizar vertimientos del agua residual tratada, en el cuerpo acuífero que defina la autoridad ambiental.

Participación del AMB

-El Área Metropolitana de Bucaramanga, en varias visitas realizadas en 2017, comprobó que habían conexiones erradas de aguas residuales domésticas en la Ptar de la Cárcel de Palogordo y fallas en su funcionamiento.

-El Tribunal Administrativo de Santander, en la misma sentencia, exhorta al AMB, en ejercicio de su competencia como autoridad ambiental urbana, a concluir el proceso sancionatorio ambiental correspondiente por la contaminación de la quebrada El Palmar, si hasta el momento no lo ha hecho.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad