martes 29 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Proyectan al Valle de Guatiguará como centralidad urbana

Los resultados del estudio que incluye análisis multidimensional, concertación interinstitucional y consulta ciudadana permitirá definir lo pertinente para esta zona del área metropolitana de Bucaramanga, consideraba como un gran polo de desarrollo.
Escuchar este artículo

La Universidad Santo Tomás y el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, trabajan desde hace varios meses en el piloto de una nueva centralidad urbana en Piedecuesta, más exactamente en lo que se conoce como Valle de Guatiguará.

Hablar de centralidad urbana, según expertos, es hacer referencia a una modalidad de desarrollo eficiente, así como a la planificación de un nuevo espacio que se contrapone al crecimiento acelerado y desordenado de las ciudades; por eso, su objetivo, básicamente, es que en determinado territorio se cuente con una oferta de servicios, infraestructura, comercio y equipamientos para atender las necesidades de la población, evitando el desplazamiento de grandes distancias.

En ese sentido, se cree que el Valle de Guatiguará sería la mejor opción para transformarse en centralidad urbana. Además de que es considerado como uno de los sectores de mayor valorización y mayor proyección macroeconómica en el área, las zonas urbanas de Floridablanca, Girón, Piedecuesta y, por supuesto, de la capital santandereana ya están consolidadas. Además su ubicación es estratégica.

Lea también: Estudiantes de Floridablanca son cuidadores de las mariposas

Para su concepción y sostenimiento a largo plazo es fundamental la participación de la comunidad; así que el trabajo aquí ya empezó.

De hecho, se afirma que es la primera vez que en Santander y en Latinoamérica se desarrolla un proyecto de este tipo, donde los parámetros fundamentales son el trabajo de campo y las voces ciudadanas para la recolectar información primaria.

Con lo anterior, los investigadores construirán un diagnóstico territorial a la luz de la realidad, para la consolidación de lo que sería el nuevo centro de desarrollo urbanístico, económico, ambiental y de progreso.

Balmor Pereira, arquitecto y director técnico del proyecto, confirmó que se tienen tres ejes transversales. Ya se trabajó con el primero y se avanza con el segundo.

Sistematización

“La primera fase nos permitió construir una visión multidimensional del Valle de Guatiguará con el apoyo de la comunidad. Desde las cinco dimensiones podemos definir cuáles son los escenarios tendenciales de su crecimiento si no hacemos nada. Sin embargo, también vamos a proyectar el escenario ideal, aquel que desde la visión de los técnicos construiremos para que conserve su condición más saludable desde todos los aspectos, para que sea viable y productivo”, expresó Pereira.

No obstante, el arquitecto subrayó que la fase dos ha iniciado ya y su resultado dependerá de un esfuerzo sistemático y con rigor científico. Contempla la definición de tres escenarios: uno real - tendencial, que va a mostrar qué pasará si no se hace nada, si no se interviene; uno ideal, que mostrará lo más acertado para el Valle, según su condición vocacional; y uno estratégico o conciliado, que sería el construido a través de los diferentes talleres que se programen con todos los actores.

La fase tres de esta innovadora estrategia de planificación territorial contempla la construcción de un escenario estratégico de ocupación del territorio, a partir de la realización de talleres con el AMB, foros sectoriales y socialización del plan piloto.

Lea también: Dos años de abandono cumple proyecto de vivienda para damnificados en Santander

Asesor internacional

Es de resaltar que el equipo de trabajo también cuenta con la participación de expertos internacionales y alto de reconocimiento mundial para que el Valle de Guatiguará sea concebido como una centralidad urbana. Se trata de la firma Moneo Brock Studio, liderada por el arquitecto español Rafael Moneo, ganador del premio Pritzker.

Algunos beneficios del proyecto

-Generar desarrollo económico, aprovechando las ventajas que tiene el Valle de Guatiguará. Allí se han instalado empresas e instituciones de educación superior, con bases tecnológicas.

-Generar corredores ambientales que conecten el bosque seco con el Valle del Río de Oro.

-Generar conectividad con el sistema vial metropolitano. Esta zona se encuentra a cinco kilómetros aproximadamente del casco urbano de Piedecuesta.

-Generar expansión territorial de manera planificada y menos dispersa.

DATO: El proyecto aborda cinco dimensiones: ambiental - natural, socio - cultural, urbano - territorial, económica - productiva y legal - institucional.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad