lunes 17 de enero de 2022 - 9:25 AM

Agricultor pisó una mina en la zona rural de Cúcuta

Luis Alfredo Gómez Páez salió a trabajar como de costumbre en una de las fincas ubicada en la vereda El 25, del corregimiento Banco de Arena, zona rural de Cúcuta, cuando resultó gravemente herido por la violencia desmedida de los grupos armados ilegales que azotan esa zona que colinda con Puerto Santander.

El agricultor terminó activando un campo minado que instalaron en medio de la zona boscosa, por lo que su pareja tuvo que pedir una ambulancia de inmediato para trasladarlo al Hospital Universitario Erasmo Meoz, donde continúa bajo observación médica.

Lea también: Piden cuidar la salud mental de trabajadores que han afrontado la pandemia

Gómez quedó lesionado por las esquirlas de la mina antipersonal en los ojos, los brazos, el pecho y el pie izquierdo.

En una semana se han registrado dos hechos de violencia en este corregimiento, marcado históricamente por la presencia de los grupos ilegales como el Ejército de Liberación Nacional, Eln, y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc), que actualmente se disputan el territorio a sangre y fuego.

El primer doble homicidio de este año, en Banco de Arena, se dio la semana pasada, en la vereda El Infierno, donde dos hombres fueron atacados a bala de manera indiscriminada.

Por razones de seguridad las autoridades no pudieron arribar a la escena del crimen, por lo que miembros de una funeraria se encargaron del levantamiento de los cuerpos y del traslado al Instituto de Medicina Legal.

Hasta el cierre de esta edición no habían sido identificadas las dos víctimas, por lo que se espera que las autoridades adelantan las pesquisas del hecho.

El sector El Infierno ha sido un escenario violento. Allí, constantemente asesinan a personas, dejando para las autoridades la misma hipótesis: “estos crímenes se dan por las confrontaciones entre bandas criminales y grupos ilegales que se financian a través del narcotráfico y de las extorsiones en este lugar”.

Este sector de Banco de Arena es reconocido por ser una zona en la que organizaciones criminales se pasean sin ningún reparo en ocultarse de la población civil o de las autoridades, pues son muy pocos los operativos y acciones que adelanta la Fuerza Pública allí.

“Casi ya no se ven a los uniformados, y en cambio, sí se ha visto un incremento de integrantes de la guerrilla en varias partes de la zona rural, y el problema es que ya no son tan fáciles de distinguir, porque están llegando vistiendo de civil”, afirmó un habitante que pidió no ser identificado por su seguridad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad