domingo 25 de septiembre de 2022 - 10:47 AM

Colombia y Venezuela: ¿Qué viene políticamente en los próximos meses?

El próximo lunes 26 de septiembre Colombia y Venezuela nuevamente reabrirán sus fronteras, proceso que comenzó a consolidarse desde que Gustavo Petro se posesionó como presidente de la República.

La agenda del día se centrará en el libre tránsito de personas y vehículos de transporte y carga, además del vuelo de la aerolínea Satena, que saldrá de Bogotá a Caracas y que tendrán a partir de ese día el libre tránsito para las poblaciones de ambos países.

Las relaciones diplomáticas de los países se rompieron en su totalidad cuando el expresidente de Colombia, Iván Duque, decidió reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, quién siendo el presidente de la Asamblea Nacional, se proclamó como mandatario.

Por dicho reconocimiento, Maduro rompió las relaciones con Colombia, pero el Gobierno de Duque argumentó que no las podía romper, porque no se le reconocía como presidente, por ese motivo los países ya no tenían relaciones diplomáticas.

Frente a los detalles de la logística que se llevará a cabo el próximo 26, el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, aseguró que será principalmente un acto simbólico, además expresó que no se ha definido si los presidentes de cada país asistirán a la reapertura.

“El lunes va a ser una reapertura tranquila, más que todo simbólica, de caminar por el puente. Lo importante es darle fuerza y, sobre todo, a una promesa de campaña y a los primeros 100 días a cumplir”, afirmó Benedetti.

Aunque el comercio y la economía de ambos países comenzarán a fortalecerse nuevamente, quedará pendiente cómo se desarrollará el restablecimiento político y diplomático. Frente al posible encuentro entre Petro y Maduro, el presidente colombiano aseguró que, por ahora, dicha reunión no se dará.

“No tenemos mucha autoridad moral en la crítica, el Gobierno que yo encabezo va a apostar a fondo al mayor respeto de los derechos humanos que nuestra Constitución ordena. Precisamente, para adquirir la talla moral que significa pedirle al vecindario que también lo haga”, afirmó Petro.

¿Qué viene con la reapertura?

El completo relacionamiento entre ambos países se tardará algunos meses, debido a su complejidad. Para la politóloga e internacionalista Nastassja Rojas, el restablecimiento de las relaciones consulares se ha tardado, teniendo en cuenta que son las más urgentes.

“Protocolarmente ya se restablecieron de alguna forma las relaciones diplomáticas, ya hubo el nombramiento de ambos embajadores, pero en la práctica eso no está en su pleno ejercicio. De las relaciones consulares, que es uno de los temas más urgentes, no se ha dicho nada, está seccionado el tema y se está priorizando el tema comercial”, explicó Rojas.

Por su parte, el investigador y analista Ronal Rodríguez, dijo que la reapertura de las fronteras permitirá comenzar a construir nuevamente la confianza entre ambos países y sus pobladores.

“Los dos países están tratando de recuperar una relación que se encuentra en su peor momento. Ahora hay que construir confianza, que es lo más difícil, durante estos años se dejó de atender una población importante de ciudadanos colombianos y venezolanos que requieren servicios consulares”, afirmó Rodríguez.

El analista reiteró que este será el comienzo de un proceso en el que los Gobiernos tendrán que nuevamente consolidar sus agendas en torno a los intereses, tanto de Colombia como de Venezuela.

“La gran tarea es construir una agenda bilateral de largo plazo, identificar cuáles son los temas más relevantes, establecer prioridades en esos temas y construir cuáles pueden ser abordados en el corto, mediano y largo plazo a partir de los intereses de ambos Gobiernos. Se han dado muy buenos anuncios, pero todavía queda mucho trabajo por delante”, afirmó el investigador.

Para el analista y docente Jorge Restrepo, lo siguiente que comenzará a restablecerse serán los procesos consulares.

“Comenzarán a ofrecerse los servicios consulares a la población de lado y lado, es difícil pero importante, es el apoyo que le ofrece a sus connacionales en cualquier lado. Esa es la prioridad de los Gobiernos de Colombia y Venezuela”, afirmó Restrepo.

¿Cómo será el manejo de las relaciones políticas?

Para la politóloga Rojas, el presidente Petro ha mostrado bastante cautela en torno al relacionamiento político, por esa razón esa imagen se le ha visto principalmente al embajador Benedetti.

“Petro ha sido muy cauteloso en su cercanía política con el régimen venezolano, porque esto le puede salir probablemente muy costoso. Benedetti está asumiendo esa representación y el costo político de esa cercanía entre los Gobiernos Petro y Maduro. De alguna manera, Petro quiere ratificar que su Gobierno es demócrata”, expresó la internacionalista.

Además, se refirió sobre lo que ha ocurrido en Venezuela: “Hay una línea que podría darse entre recomponer las relaciones diplomáticas, porque es necesario, entendiendo lo que comparten ambos países, pero otra cosa es respaldar al régimen venezolano. También se empiezan a fijar posiciones políticas que podrían traer costos bastante altos”.

Por su parte, el analista Rodríguez coincidió con la politóloga y aseguró que el presidente Petro quiere evidenciar que su Gobierno será democrático y que respetará los derechos humanos.

“Hay un riesgo, en un sistema, Petro representa una democracia de izquierda, pero finalmente democracia, mientras que del lado venezolano tenemos un sistema autoritario de izquierda, y si bien puede haber algunas coincidencias en algunos abordajes, la realidad es que son dos países muy diferentes, tienen dinámicas en su formulación”, afirmó Rodríguez.

Retrepo también coincidió: “Las relaciones con el régimen de Maduro tienen un costo, un costo reputacional, pero seguro el presidente Petro ha considerado los costos de mantener las distancia con Venezuela y el costo que eso tiene para los colombianos y para los venezolanos, no tener el apoyo de sus Gobiernos”.

Finalmente, los analistas también aseguraron que un tema delicado en medio de la reapertura será el reconocimiento de la crisis migratoria en Venezuela, esto debido a que se también se tendría que reconocer que están ocurriendo fallas en el Gobierno de Maduro.

Teniendo en cuenta lo que se logre en los próximos cuatro años, la prueba final será cuando el presidente Petro concluya su Gobierno y se termine probando si se restablecieron las relaciones entre los Estados y no entre los Gobiernos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad