lunes 01 de junio de 2020 - 9:16 AM

Lóndero, un “tronco” que no sabía de su récord de goles

Con 211 goles en su historia en el fútbol profesional colombiano, Hugo Horacio Lóndero, exdelantero, estuvo cerca de 22 años sin conocer que era el máximo anotador del certamen, hasta que lo superaron Iván René Valenciano (217 tantos) y Sergio Galván (224 goles). Además, aseguró que se consideraba un “tronco”.
Escuchar este artículo

Yo no sabía que era el máximo goleador del fútbol colombiano, durante casi 22 años, me enteré dos días antes de que (Iván René) Valenciano me pasó, por una llamada de un periodista”.

Con esas palabras, Hugo Horacio Lóndero, histórico goleador del fútbol profesional en el país, recordó que no sabía que tuvo ese récord durante más de 20 años, antes de que Iván René Valenciano y Sergio Galván Rey, actual máximo anotador, superaron sus 211 goles.

En medio de su día a día, en el restaurante que creó en Cúcuta tras dejar el fútbol (Lóndero’s), el exdelantero contó detalles de su carrera, de su vida y de cómo se consideraba un “tronco” para este deporte, a pesar de ser el tercer máximo goleador en la historia del fútbol profesional colombiano.

Su carrera

Dejó su amada Argentina, a quien siempre que juega le hace fuerza, para venir al fútbol colombiano, en donde no demoró mucho en llamar la atención de varios equipos.

América de Cali, en 1969, fue el primer elenco que disfrutó de los goles de Lóndero, quien se enamoró del país, en donde marcó 27 tantos.

“Muy buena cifra, porque en el primer torneo me costó un poquito la adaptación, por la juventud porque apenas tenía 22 años y, en esa época, no es como ahora, uno venía a Colombia a aventurar porque uno no sabía las costumbres de los colombianos, la comida, y yo soy terrible para la comida”, afirmó el exdelantero, en medio de su oficina en la avenida Libertadores de la ciudad fronteriza.

Tras su paso por el elenco escarlata, Gimnasia le pidió que volviera a Argentina, pero tuvo muchas lesiones, “entonces a fin de año no llegamos bien, hablé con el presidente y el técnico y les pedí que me dejaran volver a Colombia y así fue, ya conocía y ya me había gustado el país. Vine al Cúcuta a donde me recomendó Dante Lugo (exfutbolista)”, recordó.

Luego de su regreso fue figura en el Cúcuta, durante dos años en donde convirtió 30 y 31 goles, respectivamente. Esas cifras llamaron la atención de Atlético Nacional, que lo contrató en 1973.

“En esa época le decían a uno se tiene que ir a jugar a tal parte, y entonces si uno no iba se quedaba sin jugar. El presidente me dio a escoger y yo elegí a Nacional, afortunadamente no me equivoqué”, afirmó el goleador, quien reveló que ese año fue su “cumbre” deportiva.

En el elenco antioqueño estuvo cuatro años y salió campeón en dos, subcampeón en otro y disputó dos veces la Copa Libertadores, que no pudo ganar, pero que, según él, no es una cuenta pendiente, porque los clubes “colombianos no estábamos en capacidad de enfrentar a los demás. Había equipos muy fuertes como los brasileños y los uruguayos. Era difícil aspirar a poder salir campeón”.

Luego tuvo un buen paso por Medellín (1977-1979), de donde salió tras problemas económicos de la institución, y fue al Deportivo Pereira (1979-1980), hasta que finalmente volvió al Cúcuta, en donde se retiró.

“Jugué fútbol profesional durante 16 años y no sé por qué, porque yo era ‘tronco’, así me consideraba. Lo que me hizo jugar tanto fue el profesionalismo y la dedicación. Para mí era fútbol, fútbol y fútbol, y entrenamiento y entrenamiento. Fui un obsesionado de eso, de cuidarme, de hacer lo que tenía que hacer, de pronto me pasaba. El éxito mío se debía a eso, porque yo no era un superdotado para jugar al fútbol, no era el ‘Pibe’ Valderrama ni otro que se parezca, me ayudó muchísimo lo profesional que fui”, comentó.

Lea también. Sigue siendo el Rey

Con la ‘Tricolor’

Sus goles lo llevaron a representar la Selección Colombia, tras conseguir la nacionalidad, con la que disputó la Copa América de 1975, en donde Colombia fue subcampeón y Perú, con un equipazo liderado por Teófilo Cubillas, Hugo Sotil y Héctor Chumpitaz.

“La experiencia fue extraordinaria. Me nacionalicé en enero de 1975, pero no lo hice para ir a la Selección. Después me llamaron y fue una alegría muy grande, pero a la vez tuve una frustración. Estuvimos seis meses concentrados en Bogotá, porque en esa época la Copa se jugaba como las eliminatorias de ahora. Jugamos varios partidos amistosos, me fue muy bien, hice goles y todo. El torneo empezaba la siguiente semana y ocho días antes, en un amistoso contra Santa Fe, en una jugada inocente se me tiró de atrás y me fracturó el tobillo”, recordó don Hugo, quien solo tuvo palabras de elogio para Willington Ortiz, su compañero en ese momento en la ‘Tricolor’.

“Los 18 años que jugó Willington fue el mejor, era distinto al ‘Pibe’. Para mí fue más importante Willington, no sé si técnicamente más jugador. Debutó en el 72’ y el primer año que jugó fue el mejor del torneo y el último año que jugó seguía siendo el mejor. Si Willington se trasladara a la época actual jugaría en la Juventus, en el Real Madrid o el Barcelona”, explicó.

Sus recuerdos

Los personajes más importantes en la carrera de Lóndero fueron José Varacka, estratega que lo hizo debutar en el profesionalismo en Gimnasia y Esgrima de La Plata, y Ángel Perucca, técnico que entrenaba al América cuando el delantero llegó a Colombia.

“Me acuerdo que cuando debuté en primera división, antes de entrar a la cancha, el técnico me llamó al costado y me habló tres minutos, cuando entré yo decía: soy Pelé. Me decía ‘pibe, mirá que vos vas a jugar hoy acá, pero porque vos te lo merecés, te lo ganaste. Nadie te regaló nada, entrá y jugá como lo hacés siempre’”, dijo el exjugador, quien es feliz en Colombia a la que ya considera “mi país”.

Reveló que es hincha de River Plate “a muerte” y confesó que cuando juegan Colombia y Argentina le hace fuerza “al que necesita ganar”. Así lleva la vida el que fue, durante 21 años, 10 meses y 5 días, mismo tiempo que duró sin conocer que era dueño de ese récord, Hugo Horacio Lóndero, quien dice entre risas que “se hizo famoso el día que superaron el récord, no el día que lo logré”.

Tras el retiro
Tras el retiro en 1981, Lóndero fundó su restaurante, pues en el fútbol, durante esa época, no “ganábamos la plata que se gana ahora”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad