Publicidad

Nacional
Martes 02 de abril de 2024 - 10:42 PM

Crisis del café: Petro quiere armar ‘rancho aparte’ sin la Federación y cafeteros de base convocaron paro

El futuro del sector cafetero colombiano se encuentra en un momento de incertidumbre. La relación entre el Gobierno y la Federación Nacional de Cafeteros está tensa y la creación de una federación paralela podría generar una división en el gremio.

Compartir
Imprimir
Comentarios
La tensión se da en un contexto difícil para la caficultura colombiana, con problemas como la volatilidad del precio del café, la baja rentabilidad y el envejecimiento de los cultivos.
La tensión se da en un contexto difícil para la caficultura colombiana, con problemas como la volatilidad del precio del café, la baja rentabilidad y el envejecimiento de los cultivos.

Compartir

Ni a Santander, ni a Huila, ni a Antioquia, ni a Cauca, ni a Caldas, los principales comités departamentales cafeteros de Colombia, el Gobierno Petro los invitó a su Asamblea Nacional Cafetera, que convocó para hoy en Bogotá.

Así lo constató Vanguardia, tras conocerse la intención del Ministerio de Agricultura de construir una gran Alianza Nacional por el Café. Estos comités negaron su participación, así como confirmaron que el Gobierno sí invitó a asociaciones y cooperativas cafeteras del país.

Esto sienta otro precedente en la tensionante relación entre el presidente Petro y la Federación Nacional de Cafeteros, que viene casi fracturada desde la elección del gerente general, Germán Bahamón, en abril del 2023. A esto le siguió la solicitud del presidente Petro de reestructurar al gremio o si no le quitaba el Fondo Nacional del Café, en agosto del año pasado, o los encontronazos entre Minagricultura y la Federación por la gestión de recursos para la renovación de cafetales.

Por eso, analistas del sector y líderes gremiales temen que Petro arme ‘rancho aparte’ con los caficultores colombianos y organice su propia federación, prescindiendo de los 97 años de la Federacafé, que se consolidó como el gremio más democrático de Colombia en cuanto a estructura, elección de sus dirigentes y relación con el Estado.

Le puede interesar: Proponen incentivos económicos en las facturas de energía, plan de choque para la crisis de El Niño

Lo que busca el Gobierno

El evento será hoy y mañana, en donde Minagricultura hablará de: reforma agraria, mejores precios, fertilizantes, nuevas formas de vender el café y hasta llegar a más países. La idea es que cada grupo tenga un representante en la asamblea para escuchar sus voces.

Además de los caficultores, también estarán presentes entidades como Agrosavia, el ICA, la Agencia Nacional de Tierras, Finagro, el Banco Agrario, la Agencia de Desarrollo Rural y la Upra.

Incluso esta cartera prevé que del espacio emanen las bases de “un gran acuerdo cafetero que tendrá como objetivo delinear la política para 100 años más de caficultura y que sea un motor de la economía nacional”.

¿Qué dicen las bases cafeteras?

La Unión de Cafeteros de Colombia, una organización de los cafeteros de base, que le hizo plantón a la Federación Nacional de Cafeteros hace tres semanas, ve con dudas las intenciones del Gobierno Petro.

“Los cafeteros de Colombia somos una sola familia. No aceptamos que nos dividan por estratos, pagamos igual contribución cafetera y como gremio aportamos a la economía, la producción de alimentos, el empleo y la cultura nacional. Similar rasero debe orientar a los apoyos brindados”.

Esta organización más bien convocó para el próximo 17 de abril a una jornada de paro nacional y le cuestionó al Gobierno que no ha resuelto en dos años la rentabilidad del sector y que “no lo resolverá con dos días de viáticos. Menos palabrería y más acción con precio, crédito, importaciones, impuestos y reestructuración”.

Cuestionamientos

Con estos precedentes, Guillermo Trujillo Estrada, economista, profesor universitario y miembro del consejo del Crece y de Empresarios por la Educación, le alertó a la Federación de Cafeteros que es hora de salir a defender sus 97 años de trabajo ante la ministra de Agricultura.

La razón, según Trujillo, es que la ministra Mojica está intentando construir una fuerza cafetera por fuera de la institución que sostiene le Federacafé, es decir, “paralelo a la institución más sólida, organizada y representativa del sector agrícola”.

A renglón seguido, Aurelio Suárez, analista cafetero, advirtió que esta asamblea tiene falencias estructurales porque no convocaron a la Federación de Cafeteros, ni a todas las instituciones que tienen que ver con el sector como Planeación Nacional.

“Este evento tiene un carácter gobiernista, ya que el Gobierno Petro está sufragando gastos de hoteles, transporte y viáticos de los asistentes, esto le quita autonomía a las organizaciones para expresarse debidamente”.

Archivo / VANGUARDIA La Unión de Cafeteros de Colombia convocó a un paro nacional para el 17 de abril. Analistas advierten sobre las falencias de la Asamblea y las intenciones del gobierno.
Archivo / VANGUARDIA La Unión de Cafeteros de Colombia convocó a un paro nacional para el 17 de abril. Analistas advierten sobre las falencias de la Asamblea y las intenciones del gobierno.

Suárez indicó que, con base en la agenda propia de Petro, no es clara la famosa reforma agraria cafetera, “que nadie ha entendido o de qué se trata”.

Incluso, le parece delicado que induzcan a las cooperativas, la gran mayoría de ellas con problemas económicos y financieros, a ser exportadoras de grano procesado: “No está claro cómo el Ejecutivo atenderá la crisis actual de los caficultores”.

Según el analista, hay dos grandes problemas: el primero, la pérdida de $50.000 a $75.000 por arroba. El segundo, continúan las importaciones de café que deterioran la colocación del grano colombiano para el mercado interno y que envilecen los precios al interior para los productores.

Le puede interesar: “No se lo des tan fácil”: el consejo de ‘Mr. Taxes’ de la Dian para el 50/50 en citas amorosas con factura electrónica

¿Federación paralela?

Retomando la tesis de que Petro quiere conformar su propia federación cafetera, Óscar Gutiérrez, portavoz de Dignidad Cafetera, confirmó que Petro busca formar su propio grupo de caficultores para controlar el Fondo Nacional del Café a su manera.

Hay que recordar que el Fondo Nacional del Café es una cuenta especial que se financia con dinero público y con una contribución de 6 centavos de dólar por cada libra de café exportada por los agricultores. El año pasado, este fondo recibió alrededor de 660 millones de dólares.

Actualmente, tanto el Gobierno como la Federación Nacional de Cafeteros administran este fondo mediante un contrato estatal. Sin embargo, Gutiérrez sugirió que el nuevo grupo propuesto podría asumir la gestión de estos recursos, dejando a un lado la Federacafé.

En definitiva, el Gobierno Petro organiza una Asamblea Nacional Cafetera sin la participación de los principales comités departamentales del gremio. Esta acción genera tensión y dudas sobre las intenciones del Gobierno, con la posibilidad de crear una federación cafetera paralela a la existente. Los cafeteros de base también están inconformes con la falta de soluciones a la crisis del sector.

Lo que ha dicho la Federación Nacional de Cafeteros

Ante la convocatoria de Minagricultura, sin tener en cuenta a la Federación Nacional de Cafeteros, su gerente Germán Bahamón salió al paso para advertir que desconocer a las instituciones genera desorden y paraliza los distintos sectores.

Archivo / VANGUARDIA El Fondo Nacional del Café es una cuenta especial que se financia con dinero público y con una contribución de 6 centavos de dólar por cada libra de café exportada por los agricultores. El año pasado, este fondo recibió alrededor de 660 millones de dólares.
Archivo / VANGUARDIA El Fondo Nacional del Café es una cuenta especial que se financia con dinero público y con una contribución de 6 centavos de dólar por cada libra de café exportada por los agricultores. El año pasado, este fondo recibió alrededor de 660 millones de dólares.

“Nosotros tenemos una organización democrática, representativa, que ha sido elegida por voto popular de las familias cafeteras ceduladas, que están en los comités municipales y los comités departamentales, tenemos una comunicación fluida con ellos. Tenemos a sus representantes en una mesa directiva, que es el Comité Directivo, cada 20 días nos reunimos, y el próximo 5 de abril nos reuniremos con el Gobierno Nacional, en el Comité Nacional y en el Comité del Fondo de Estabilización de Precios del Café, y ahí discutiremos estas medidas necesarias para la rentabilidad de la caficultura”, dijo Bahamón en una entrevista reciente.

Según el dirigente cafetero, los ataques a la institucionalidad gremial y productiva tarde o temprano desembocarían en un ataque a la institucionalidad política.

Con esta alerta, Bahamón precisó que es importante entender que no se puede defender una institucionalidad, mientras se deja a su suerte la otra porque lo que está en riesgo son todas las formas de institucionalidad en un escenario que pretende incentivar el desorden y la incertidumbre.

En resumen, el futuro del sector cafetero colombiano se encuentra en un momento de incertidumbre. La relación entre el gobierno y la Federación Nacional de Cafeteros está tensa, y la creación de una federación paralela podría generar una división en el gremio.

Es necesario que se busquen soluciones concertadas para garantizar la rentabilidad y sostenibilidad del sector cafetero a largo plazo.

Lea también: Fuerte tensión en el sector cafetero: Petro arremete contra el gremio y la ministra Mojica convoca a una asamblea sin la Federación

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad