jueves 14 de abril de 2022 - 12:00 AM

Así afecta el costo de vida el gasto de los hogares

La caída del poder adquisitivo de los colombianos se explica por la desbordada inflación que hoy ronda por el 8,5% anual al cierre de marzo, la más alta en los últimos 13 años. Se trata de un fenómeno que no solo afecta a Colombia, sino a todo el continente.

El aumento en el costo de vida en Colombia, una tendencia que se presenta desde inicios del año pasado pero que se agudizó en este 2022, está ocasionando que los hogares disminuyan su consumo.

“Una buena cantidad de los hogares colombianos han reducido de manera importante su capacidad de comprar frente al año pasado”, dice Camilo Herrera, el director Raddar, una firma especializada en análisis de consumo.

En marzo, el 75% de los casos los consumidores percibieron que habían podido comprar menos cosas que el mes anterior.

Esta semana, Raddar publicó el reporte sobre el consumo de los colombianos durante el mes de marzo en el que confirma lo previsible. El aumento del valor de los alimentos, categoría que más jalona la inflación, está desplazando la capacidad de consumo de muchos colombianos.

Además de la carne, la papa y el pollo, productos que se han encarecido desde el 2021, hoy a los colombianos también les cuesta más las hortalizas, las frutas, los cereales, huevos, procesados y los tubérculos, de acuerdo con los reportes oficiales del Dane sobre el Índice de precios al consumidor (IPC) de marzo.

Debido a los inflados precios, cada vez más muchas familias tienen que sacrificar gasto en otras canastas para poder adquirir los bienes de primera necesidad, especialmente los alimentos que tuvieron una fuerte inflación y ocuparon el 30% del bolsillo total de los hogares.

Por si fuera poco, analistas aseguran que el consumo de los colombianos se verá aún más afectado en los próximos meses debido al contexto mundial.

El Banco de la República dice que “la invasión de Rusia a Ucrania podría intensificar las presiones alcistas sobre los precios internacionales de algunos bienes e insumos agrícolas, la energía y el petróleo”.

Y para combatir este fenómeno inflacionista, el emisor subió recientemente a 5% las tasas de interés para frenar el endeudamiento y el consumo, es decir, para impedir que los ciudadanos gasten en productos que llegan más caros a los mercados.

Impacto desproporcionado

El golpe de inflación en la capacidad de gasto es diferente en los hogares. Mientras algunos colombianos, que tuvieron aumentos por debajo 8,5% son los más afectados, otros que tuvieron un aumento mayor su capacidad de compra puede ser mejor que el año pasado. Eso explica que hoy pueda haber menos cantidad de hogares que compran más, pero al mismo tiempo el gasto de otros hogares crece.

Los reportes de Raddar evidencian que el gasto de los hogares en marzo de 2022 fue de $71,4 billones, con un crecimiento en pesos corrientes de 12,18% frente al mismo mes del 2021, debido a una inflación de 8,5% y por esto el crecimiento en términos reales fue de 3,6%. Además, la colocación crediticia en los hogares creció en marzo de 2022 un 26,5%.

Los más vulnerables

Teniendo en cuenta los resultados observados de la inflación en los primeros meses del año, un informe reciente de la ANIF afirma que es posible que los índices de pobreza y pobreza extrema se vean afectados aún más, considerando la fragilidad económica de estas poblaciones.

42,5%

de la población está en condición de pobreza y el 15,1% en pobreza extrema, según el Dane.

Las simulaciones de ANIF sugieren que, con el efecto inflacionario de los alimentos, la población en condición de pobreza extrema aumentaría en 4,2 puntos porcentuales, mientras que aquella en situación de pobreza lo haría en 1,3 puntos porcentuales. Lo anterior, sugiere que habría 2,07 millones de personas más en la pobreza extrema y 570 mil más en condición de pobreza en el país.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad