viernes 03 de noviembre de 2023 - 2:55 PM

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

Según Asoexport, Colombia cuenta con un área potencial para el cultivo de café tipo robusta de 80.000 hectáreas, con un estimado de rendimiento de 40 sacos por hectárea, la producción potencial podría alcanzar 3,2 millones de sacos, y un valor potencial de 475 millones de dólares.
Compartir

¿Café arábigo o robusta? Esta es la discusión del momento en toda la cadena de valor cafetera en Colombia.

La 87 Cumbre Cafetera, que se realizó en Cartagena, fue el escenario indicado y el momento oportuno para darle respuesta al anterior interrogante y poner la discusión si Colombia le apuesta o no al café robusta, sin prescindir del tradicional café arábigo, por el cual el país es reconocido en el mundo.

Introducir el grano de robusta al territorio colombiano tiene dos objetivos, según Asoexport y Agrosavia, disminuir las importaciones de este tipo de café para mezclas y expandir el cultivo a otras zonas que no son cafeteras, como los Llanos orientales, el Pacífico y ciertos espacios de la Costa Caribe.

A septiembre del 2023, de acuerdo con cuentas de la Federación de Cafeteros, Colombia ha importado 2,2 millones de sacos de café.

La finalidad es producir en el mediano plazo unos 3 millones de sacos de robusta para sustituir dichas importaciones y exportar el excedente.

Café robusta

En este momento, según los cálculos del analista cafetero Aurelio Suárez, de todo el café que importa Colombia el 90 % corresponde a robusta.

Hay que recordar, según cuentas de Asoexport, que Colombia cuenta con un área potencial para el cultivo de café tipo robusta que asciende a las 80.000 hectáreas, con un estimado de rendimiento de 40 sacos por hectárea, la producción potencial podría alcanzar 3,2 millones de sacos, y un valor potencial de 475 millones de dólares.

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

Agrosavia ya adelanta el estudio para que a mediano plazo Colombia tenga cultivos de robusta para su comercialización.

El café robusta (Coffea canephora) es una variedad de café que se caracteriza por su resistencia a las enfermedades y su capacidad para crecer en una variedad de condiciones climáticas y altitudes.

A diferencia del café arábica, el robusta tiene un sabor más fuerte y amargo, con un mayor contenido de cafeína. Se utiliza combinados en la producción de café instantáneo y en mezclas de café, ya que su sabor más intenso puede complementar el sabor más suave del café arábica.

Es materia prima para la elaboración de productos diversificados, como cafés solubles liofilizados, mezclas "blends" y cafés canéforas lavados. Su cultivo se establece en zonas de baja altitud (0 - 900 m. s.n.m.), diferentes a las tradicionales de regiones cafeteras, como Santander.

De forma, afirmó Agrosavia, no compite con la caficultura colombiana con base en arábiga, por el contrario, se podría constituir como una caficultura complementaria.

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

Los resultados de Agrosavia

En 2017, el Gobierno nacional encargó a Agrosavia llevar a cabo investigaciones relacionadas con esta nueva especie en el país.

Para la siembra de robusta en Colombia, se estima que existen aproximadamente 17 zonas con altitudes menores a 900 m. s.n.m., y alto potencial productivo para el cultivo en las regiones Caribe. Amazónica, Pacifica y valles interandinos, como el Magdalena Medio.

Los resultados encontrados hasta el momento, según Agrosavia, evidencian oportunidades para el establecimiento de esta caficultura complementaria en Colombia, con capacidad de generación de empleo, mayor productividad y aumento de hectáreas. “La producción de esta especie en Colombia podría aportar a la disminución de importaciones y a satisfacer la demanda nacional, principalmente de cafés solubles”, determinó la Corporación colombiana de investigación agropecuaria (Agrosavia).

Los próximos pasos, con miras al registro de materiales, consisten en tener las parcelas semicomerciales y encontrar productores interesados. Para esto, se requiere financiación y apoyo de actores públicos y privados de la cadena del café.

Lea también: Aumentar el consumo de café de calidad es la única manera de detener la caída de precios: Asoexport

Participación en el mercado

Ante este debate, el director ejecutivo de Asoexport, Gustavo Gómez, recordó que la misión de estudios para la competitividad de la caficultura en Colombia estableció que “Colombia ha perdido el liderazgo en este nuevo mundo del café que surge con el rompimiento del pacto, un mundo en competencia, con variedades múltiples, técnicas alternativas de producción, y mercados de nicho”.

A renglón seguido, el director de Asoexport advirtió que el país no ha participado en el crecimiento del mercado mundial del café robusta, descartándolo deliberadamente como café de exportación por considerarlo de menor calidad.

En esa línea, Gómez recordó que la misión cafetera le dio la directriz a Agrosavia de desarrollar la producción de café robusta en Colombia.

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

“Ya hay resultados técnicos y un apoyo decidido de la industria como Nestlé que recientemente anunció la compra de todo el café tipo robusta que se produzca en nuestro país”.

Bajo ese escenario, Gómez le pidió al ministro Bonilla que se necesita un apoyo coordinado del Ministerio de Hacienda y de Agricultura, con el apoyo de la oficina de asuntos cafeteros, para que Agrosavia pueda continuar con su proceso de parcelas semicomerciales, de manera que el café robusta pueda ser una realidad en nuestro país.

De acuerdo con lo expuesto en la Cumbre Cafetera, el tema de café robusta se está trabajando en una mesa interinstitucional, en donde aportan empresas como Nestlé y gremios como la Federación Nacional de Cafeteros, y viene de una directriz de Presidencia, para tener un reglamento y protocolo del cultivo.

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

La finalidad es que se llegue a la producción comercial, haya aceptación en la industria y se consolide el modelo de negocio que no afecte las reglas y el buen nombre del café colombiano, sino que al contrario aumente la producción y complementar la oferta.

La respuesta del Ministerio de Hacienda

El ministro Bonilla dijo, en la 87 Cumbre Cafetera, que Colombia hoy importa en promedio 2 millones de sacos de robusta, “cifra que no se debería estar importando, si queremos fortalecer la demanda interna con café colombiano”.

La oportunidad con este tipo de café, según el jefe de la cartera de Hacienda, es hacer efectiva la sustitución de cultivos de hoja de coca. “Estamos revisando con el café porque es un cultivo de mediano plazo para saber cuál será el flujo de caja y no genera ingresos ya”.

Bonilla también reveló que el Gobierno quiere generar procesos de sustitución de las importaciones de café, porque “un país cafetero, como Colombia, es inaudito que estemos importando café. Y que ese café que estemos importando sea de menor calidad cuando podemos producirlo en Colombia y reemplazarlo efectivamente”.

Para llegar a esa meta, Bonilla dijo que el país debe volver a las 1,2 millones de hectáreas cultivadas con el grano.

El ministro insistió en que la apuesta del Gobierno es fortalecer el café arábigo, que es la marca país, pero para sustituir las importaciones que hoy se tienen se hará esencialmente robustas, que se pueden producir en otras tierras que no son de tradición cafetera.

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

“En ese sentido, la apuesta es fortalecer la arábiga y ampliar su área de cultivo. Y sustituir las importaciones de café con robusta en tierras de baja altura. Ese es el objetivo, que podemos combinar las estrategias”, recalcó el funcionario.

La estrategia de Asoexport

En declaraciones a Vanguardia, el director ejecutivo de Asoexport señaló que el propósito es potenciar esas zonas tradicionales de café arábigo para promover la calidad del grano colombiano y montar el otro modelo de negocio con el robusta.

“Vemos que los tostadores están comprando café robusta en una mayor proporción y ahí lo importante es poder participar de ese crecimiento del mercado, poder llevar bonanza a zonas no tradicionales de café y darles a los productores ingresos adicionales. Esa es una excelente opción de ampliar la frontera agrícola y de sustitución de importaciones”, sostuvo Gómez.

El dirigente gremial detalló que hay dos especies de café, el arábigo, el que tradicionalmente se produce Colombia, y el robusta, que no se cultiva en el país, sino en países como Brasil y otros de Centroamérica.

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

“Lo que sabemos es que las mezclas con robustas den mucho cuerpo por la cafeína, ya que tiene una mayor concentración. Normalmente se decía que es de una baja calidad, pero en las pruebas en Colombia, se ha detectado robustas de muy buena calidad, por ejemplo, en Tumaco, en donde hay un mejor grano que el de Brasil o Vietnam”.

Consideró que este es un modelo de negocio diferente, en una altura distinta (a menos de mil metros sobre el nivel del mar, mientras el arábigo se produce a más de 1.200 metros) y con un mercado diverso, que podría complementar la oferta de producción en Colombia.

Insistió en que el robusta no va en contravía de la marca país (arábiga) porque son dos modelos de negocios totalmente diferentes.

“Con el café robusta, el primer mercado que se tendría es el mismo país, debido a que la industria nacional no tiene disponibilidad suficiente de materia prima. Y se importa para hacer las mezclas, por ejemplo, el café instantáneo. Si usted no tiene un producto fuerte como el robusta, ese instantáneo no sabrá a nada”, explicó Gómez.

La producción actual fiscalizada es 100 % arábiga, suave y lavado. Pero desde el 2018 Agrosavia trajo los materiales, que cumplieron su cuarentena, y ahora hace pruebas de unos microlotes para pasar a parcelas semicomerciales.

“Ya tenemos algunos datos de cuánto podría ser la productividad. Ahora lo que viene es cómo convencer a productores de que comiencen a desarrollar programas ya reales de producción en campo, ya se está trabajando con Nestlé y el grupo Mercon Coffee para mirar cómo se hace esa reproducción de especies y se pueden hacer más en fincas para consumo nacional”, puntualizó Gómez.

Le puede interesar: Este es el café cargado y amargo que se toma el sector cafetero de Colombia por sus crisis de precios, exportación y producción

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

¿La crisis es por las importaciones?

El experto cafetero Suárez precisó que una nueva llave de la crisis cafetera es el alza de las importaciones, “eso no pasaba antes, con la producción nacional se atendía el mercado interno y se exportaba el saldo a favor”. Ahora se exportada todo y lo interno se satisface con importaciones.

“Esa balanza comercial va en detrimento para el ingreso de los cafeteros. Eso viene progresivo, se empezó con medio millón y el año pasado fueron 2,5 millones sacos importados, es decir, 7 millones en los últimos años. Hasta mitad de año iban 750 mil sacos importados”, calculó Suárez.

Según su concepto, la importación de cafés robustas de Brasil, en especial la canéfora, es para atender gran parte del mercado interno colombiano, que consume al año en promedio 2,5 millones de sacos. “Ese saldo se mezcla con productos locales para ganar un plus en mercado internacionales”.

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

Por su parte, el director ejecutivo de Asoexport, a propósito del debate de control político en el Congreso, en el que expresaron que la caída de los precios internacionales se debe a las importaciones de café, precisó que el precio interno depende de la concurrencia de tres factores: el precio en la Bolsa de Valores de Nueva York, el diferencial de la calidad del café colombiano y la tasa de cambio.

“Estos factores no se relacionan con la importación, y la caída de los precios que se presenta actualmente, es causada por una mayor oferta disponible, y un menor consumo de café, en los mercados internacionales”, explicó Gómez en la instalación de la 87 Cumbre Cafetera.

Por eso, exhortó a apoyar a los productores de café en Colombia, para hacerlo se debe trabajar en una estrategia nacional de promoción de consumo de café de calidad, pues es la única manera de detener la caída de precios, en un escenario de exceso de oferta mundial.

Mientras tanto, Suárez criticó la forma en cómo se está dando el consumo interno de café, porque lo que se cultiva en el país se exporta, “y los colombianos no lo consumimos, lo que nosotros estamos tomando no se cultiva en Colombia. Esto hace que no mejore la balanza comercial, sino más bien que la afecta”.

Calculó que esas importaciones del grano por 400 millones de dólares van en detrimento de cultivadores y consumidores. “Son más o menos $300 mil en pérdidas por carga, y en promedio hasta diciembre serán 3 millones de cargas de café. Entonces, las pérdidas estarían entre $900 mil millones y $1 billón”.

Suárez Puntualizó que enfocarse en el cultivo de robusta en Colombia tendrá el desafío de mantener la calidad del grano, así como no mezclar el arábigo con el robusta para no cargarse la calidad y la prima del café colombiano.

¿Café arábigo o robusta? El fuerte dilema del futuro de la caficultura de Colombia

De esta manera, cualquier decisión relacionada con la introducción del café robusta en Colombia debería considerar cuidadosamente los impactos en la industria cafetera y la calidad del café producido en el país.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista económico en Vanguardia. Ganador del premio Simón Bolívar a mejor reportaje en audio en 2023. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, de la Universidad Pontificia Bolivariana.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad