martes 13 de junio de 2023 - 12:00 AM

“Sentencia de la Corte cambia por completo el panorama del sistema pensional en Colombia”: experto en pensiones

La Corte Constitucional concluyó que la norma demandada, aunque se aprecia neutral, resulta inconstitucional, por cuanto genera una situación jurídica de discriminación indirecta para las mujeres que debe superarse.
Compartir

La semana que pasó la Corte Constitucional declaró inconstitucional la exigencia de 1.300 semanas de cotización para que las mujeres obtengan la pensión de vejez y la redujo a 1.000 semanas.

Esta decisión llevó a que algunos expertos y analistas cuestionaran la decisión de la Corte porque esta agravaría el déficit fiscal pensional en Colombia y no responde a argumentos técnicos para reducir las semanas de cotización de las mujeres.

Por eso, Vanguardia conversó con Andrés Felipe Izquierdo, quien cuenta con al menos 13 años de experiencia en pensiones y seguridad social, y es gerente de Integral Soluciones pensionarles (ISP), firma especializada en consultoría pensional, seguridad social y aportes parafiscales, para ahondar en más detalles de las consecuencias de este fallo.

Preguntas y respuestas

¿Este fallo de la Corte se puede considerar una reforma pensional anticipada?

La necesidades y retos que plantea nuestro sistema pensional van mucho más allá de lo que ha adelantado la Corte Constitucional con esta sentencia, que valga aclarar a la fecha el país aún no conoce. Por eso, no considero que sea una reforma pensional anticipada, pero definitivamente sí tendrá un efecto sobre la reforma que se está adelantando en el Congreso.

¿Por qué la Corte recurre a argumentos jurídicos para reducir las semanas de cotización de las mujeres y no presenta, hasta ahora, sustentos técnicos o actuariales?

A la Corte le corresponde el control de constitucionalidad del ordenamiento legal, esto es, el control formal y material de las leyes, tratados proyectos de ley objetados entre otros. De tal manera que no es función de la Corte Constitucional hacer estimaciones de tipo económico o actuarial sobre el impacto de sus decisiones. Lo anterior sería entrometerse en funciones propias del Ejecutivo, es por ello que, de manera prudente, la Corte conminó al Congreso de la República a legislar sobre el tema y le dio un plazo más que razonable de dos años para hacerlo.

¿Entonces, por qué la Corte se decidió por 1.000 semanas y no otro tope?

Para conocer las razones de la Corte, tendremos que esperar a que se publique la sentencia. Mi interpretación es la siguiente: las 1.300 semanas son requisito de la Ley 797 de 2003, que a su vez aumentó en dos años la edad de pensión. Si hoy la Corte – tras la demanda de constitucionalidad presentada por un ciudadano – decide declarar inexequible el requisito de 1.300 semanas de cotización para que una mujer acceda a una pensión de vejez, dadas las barreras de acceso que enfrentan en el mercado laboral, la maternidad y la no remuneración de la economía del cuidado, lo consecuente era dejar el requisito de semanas previo a la Ley 797 de 2003. Esto es el requisito de 1.000 semanas que exigía la Ley 100 de 1993. Es decir, no es una cifra caprichosa, es consecuente al ordenamiento jurídico en materia pensional vigente desde 1993.

¿Esta decisión de la Corte cambia las reglas de juego de la reforma pensional?

La sentencia de la Corte cambia por completo el panorama del sistema pensional y su sostenibilidad financiera, de manera tal que lo prudente es que el Gobierno nacional espere a la publicación de la sentencia para replantear el texto de la reforma, respecto a las condiciones del pilar contributivo en el componente de reparto administrado por Colpensiones. El impacto de la sentencia sobre la sostenibilidad financiera del sistema y las proyecciones financieras estará en el fondo de ahorro que pretende crear el Gobierno con la reforma pensional.

3’161.093 afiliadas tiene Colpensiones, a corte del 2023. Ellas serían las principales beneficiarias de la decisión que tomó la Corte.

¿Este cambio de semanas de cotización qué impactos tendría en la reducción de brechas e inequidades en el mercado laboral colombiano?

Para mí, la reducción de semanas exigidas a las mujeres es coherente con su realidad laboral y económica. Como lo dije antes, las mujeres en nuestro país enfrentan mayores barreras de acceso en el mercado laboral por razones como la maternidad y la no remuneración de la economía del cuidado. Por tanto, la legislación tiene que ser consciente de ello y crear ese diferencial. Ahora bien, la sentencia no tendrá efecto alguno para reducir las brechas e inequidades del mercado laboral, su impacto será únicamente en el sistema pensional, donde tampoco podremos esperar un crecimiento exponencial de mujeres pensionadas. Lo anterior por dos razones: las mujeres en promedio cotizan 750 semanas a lo largo de la vida laboral y la gradualidad de la reducción de las semanas exigidas hasta las 1.000 tardará hasta el año 2036.

¿De dónde saldrá la plata de esas 300 semanas menos de esas mujeres que se pensionarán en Colombia?

Del Presupuesto General de la Nación.

¿Qué tan acertado o desacertado fue este fallo de la Corte para la reivindicación de derechos económicos de las mujeres?

Nuestro sistema pensional es un híbrido poco funcional y costoso para el fisco, y de eso dan fe dos hechos tozudos – desde mi concepto – que son: primero, dos regímenes pensionales que compiten entre sí, en los que se puede lograr una pensión mínima con 1.300 semanas en un régimen y 1.150 semanas en el otro (ambas financiadas con recursos públicos); y segundo, una menor edad mínima de pensión para las mujeres producto del populismo y la hipocresía política, pues se les exigen cinco años menos de edad, pero igual numero de semanas que a los hombres y su bono pensional se redime a los 60 años.

De esta manera, la sentencia de la Corte la valoro positivamente y por demás es coherente con la realidad laboral que enfrentan las mujeres. Claramente genera un impacto fiscal y eso de alguna forma impacta la sostenibilidad financiera del sistema, pero si el Estado no tiene cómo garantizar la administración eficiente de los recursos y con ello la garantía del pago de una pensión en la vejez, entonces no podrá seguir exigiendo a los ciudadanos que aporten de manera obligatoria al sistema pensional.

Argumentos de la Corte

Para la Corte, la diferencia en la edad pensional, que ha sido el esquema tradicionalmente usado por el régimen jurídico en el país, hoy en día resulta insuficiente de cara a profundizar la aplicación del mandato constitucional por superar la discriminación por razones del género e, inclusive, se desactiva al exigirles a las mujeres la misma densidad cotizacional que a los hombres, pero en menos tiempo. Como el derecho a la seguridad social es un camino indispensable para realizar la dignidad, la justicia y la solidaridad, la protección pensional debe aplicarse progresivamente bajo condiciones de igualdad, que eliminen toda discriminación directa o indirecta entre hombres y mujeres.

Para que las mujeres puedan acceder a la pensión de vejez deben acreditar las mismas 1.300 semanas de cotización que los hombres, sin considerar las barreras y dificultades que enfrentan para acceder y mantenerse en el mercado laboral y asumir las obligaciones del cuidado del hogar, tanto como las que se intensifican cuando llegan a la adultez mayor.

Y advirtió que el sistema actual genera un sacrificio desproporcionado de los derechos de las mujeres a la dignidad humana, a la igualdad, a la seguridad social, a la pensión, al mínimo vital y a obtener una protección especial en el ámbito laboral y de la seguridad social. Así, acreditó su inconstitucionalidad y consideró la necesidad de adelantar un ejercicio de ponderación que permitiera adoptar una decisión que realice, en el mayor grado posible, los principios constitucionales de universalidad y sostenibilidad financiera en tensión.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista económico en Vanguardia. Ganador del premio Simón Bolívar a mejor reportaje en audio en 2023. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, de la Universidad Pontificia Bolivariana.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad