lunes 16 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Forestal, café artesanal con aroma santandereano

Forestal, café artesanal, surgió bajo el concepto que degustar esta bebida, en diferentes presentaciones, fuera un arte que deleitara el paladar de muchos.
Escuchar este artículo

Que hoy Forestal cuente con uno de los mejores cafés que se producen en Santander no es coincidencia, es fruto de un trabajo de décadas logrado desde la perfección, que inicia con la cosecha y finaliza en la tasa, listo para degustar.

La historia de esta marca inicia desde que Francisco Serrano, un empresario santandereano de gran reconocimiento regional y nacional, adquirió una finca en el alto de Aratoca a la que llamó ‘San Sebastián’.

Aunque siempre había estado vinculado a la avicultura y ganadería, sus raíces lo enlazaban con el sector cafetero, ya que su padre Marco Serrano había sido un reconocido caficultor de San Vicente de Chucuri, por eso con esta finca no solo continúo con sus tradicionales negocios, sino se vinculó a uno nuevo.

Así fue como el empresario inició en este nuevo mundo caficultor, donde también adquirió la finca Santa María, en su natal Zapatoca, pero con un diferenciador, la siembra de café orgánico. Con los años adquirió dos nuevas fincas: Los Pinos y La Esmeralda, donde se consolidó Forestal, café artesanal.

Hoy en día trabaja con certificación, conocimiento, tecnología y experiencia en tostión, equipos de gran tecnología, diseñadas para vivir la experiencia alrededor del café.

Dentro de su portafolio de servicios, Forestal tiene cuatro ediciones de café, cada una con diferentes perfiles sensoriales en sus cafés tostados, que son la suma de variedades de plantas de café, procesos en finca y de tostión, producidos de manera sostenible bajo sombra.

Aunque esta es una marca joven en el mercado santandereano, su creación viene desde hace una década, como dice Francisco: Las mejores cosas de la vida toman tiempo y el café no es la excepción, con esta marca llegaron con una propuesta diferentes, en la que promueve su preparación en métodos artesanales diseñados para personalizar la bebida al gusto del consumidor, según el atributo que prefiera resaltar en su café.

Pero Francisco sabe que su empresa no sería nada sin lo que la naturaleza le brinda, por eso tiene un compromiso con ella, es así como usa los recursos naturales para seguir cuidando la tierra a través de los cultivos orgánicos e implementar el uso de energía solar en los procesos de tostion.

Esta marca maneja una variedad de cafés, entre los que están Castillo, Tabi, Geisha, Bourbon rosado, Colombia amarillo y Laurina.

Hoy en día tiene sus proyectos propios de tostión y catación, que propicia dentro de las tiendas, y además le maquila a más de 20 marcas regionales.

Tostar café

Después de estar en el sector primerio caficultor, Francisco decidió ir un paso más adelante en la cadena y en el 2015 importó una tostadora para café especializado.

Lo primero que realizó fue tostar café de manera artesanal, comercializado a través de la marca San Sebastián, en honor a la primera finca.

Así fue aprendiendo de marcas, de la tostion del café y más del sector, para consolidar el negocio, la familia Serrano tomó la decisión de hacer un estudio y darle un nombre más acorde al mercado, al que llamaron Forestal, café artesanal.

“Representa la experiencia sensorial con conciencia en una bebida de café, resultado final de la experticia en el cultivo, la tostión y la preparación”, resaltó Joel M. Villalta, director Agroindustrial de la marca.

Este café se obtiene de cultivos orgánicos, cultivados bajo sombra, característica del grano santandereano, y además de contar con un microclima dentro de los cafetales, gran diferenciador en Colombia.

“Forestal agrupa todas las fincas, pero también con ella le dimos un sentido regional, de pertenencia, entonces nació inspirado en los bosques, en el sistema regional del café”, recuerda.

Actualmente Forestal cuenta con tres tiendas de experiencia en Bucaramanga y su área metropolitana: centro comercial Quinta Etapa, centro comercial La Florida, y Alkosto, donde comercializan un café en grano fresco y productos a base de café, café tostado; allí sus clientes viven una experiencia diferente.

Así mismo, expande su marca en tiendas especializadas, que se distribuye en panaderías gourmet, restaurantes de Bucaramanga, Barichara, y hoteles de la región.

Y como su meta es seguir creciendo, en agosto abrirá tres tiendas en Bogotá, y antes de finalizar el 2019 proyecta llegar a Estados Unidos, donde ya tiene presencia a través de la exportación de la marca.

Pero además de cultivar los mejores granos de café, cuentan con los mejores baristas de la ciudad. Este grupo de expertos se destaca por su participación en las finales del Campeonato Regional de Baristas Centro Oriente, siendo los únicos santandereanos en la final y en octubre participarán en el Campeonato Nacional de Baristas, que se realizará en Bogotá, en donde su ganador representará a Colombia en mundial de Barismo.

Por ahora, Forestal seguirá trabajando cada día para representar por lo alto a Santander, tanto en el ámbito nacional e internacional, dando lo mejor en su café.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad