viernes 24 de noviembre de 2023 - 2:28 PM

Cómo reconocer y tratar la artritis en los gatos adultos

La vejez es una etapa tan digna como cualquier otra. A medida que nuestros adorados gatos envejecen, sus necesidades cambian, requiriendo una atención especial para garantizar una vida plena y saludable.
Compartir

En el silencioso mundo de los felinos, una enfermedad a menudo subestimada acecha en las sombras, afectando a miles de gatos en todo el mundo: la artritis. Aunque es más comúnmente asociada con humanos, los signos de esta dolorosa condición también pueden manifestarse en nuestros amigos peludos, y reconocerlos a tiempo puede marcar la diferencia en la calidad de vida de nuestros compañeros felinos.

El enigma de la artritis felina

La artritis en gatos es una afección degenerativa de las articulaciones que, lamentablemente, es pasada por alto con frecuencia debido a la naturaleza reservada de estos animales. Los signos iniciales pueden ser sutiles, pero observar cambios en el comportamiento y el movimiento es crucial.

1. Cambios en la actividad

- Disminución en la actividad física.

- Rechazo a participar en juegos que antes disfrutaban.

- Menos disposición para saltar o trepar.

2. Cojera o rigidez

- Cojera evidente, especialmente después de periodos de descanso.

- Rigidez al levantarse, como si el gato estuviera "cojeando".

3. Cambios en el comportamiento

- Irritabilidad o agresividad, especialmente al tocar áreas afectadas.

- Aumento en el tiempo de acicalamiento, ya que lamer las articulaciones puede proporcionar alivio momentáneo.

4. Pérdida de peso

- La incomodidad causada por la artritis puede llevar a la pérdida de apetito y, en consecuencia, a la pérdida de peso.

¿Cómo puedo confirmar la artritis en mi gato?

Si observas varios de estos signos en tu gato, es crucial buscar la confirmación de un veterinario. Aunque el diagnóstico definitivo puede requerir pruebas más avanzadas como radiografías, el veterinario puede realizar un examen físico detallado para evaluar la amplitud del movimiento de las articulaciones y la presencia de dolor.

Lea más: Descubre cómo cuidar adecuadamente de tu gato en su vejez

Archivo | VANGUARDIA
Archivo | VANGUARDIA

Afrontando la artritis felina:

Una vez confirmado el diagnóstico, el siguiente paso es gestionar y aliviar el dolor asociado con la artritis en tu gato. Aquí hay algunas estrategias efectivas:

1. Cambios en la dieta:

Alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 pueden tener propiedades antiinflamatorias.

Consulta con tu veterinario sobre suplementos que puedan ayudar en la salud articular.

2. Medicamentos:

- En algunos casos, el veterinario puede recetar analgésicos o antiinflamatorios específicos para gatos.

- Es crucial seguir las indicaciones del veterinario y realizar chequeos regulares para ajustar la medicación según sea necesario.

3. Terapias físicas:

- Fisioterapia y masajes pueden mejorar la movilidad y reducir la rigidez.

- Proporcionar un ambiente cálido y cómodo también puede ser beneficioso.

4. Modificaciones en el entorno:

Asegúrate de que tu hogar sea accesible para un gato con artritis. Esto puede implicar proporcionar escalones para subir a lugares elevados o camas más suaves y acogedoras.

Lea: ¡Estrés felino! Así es como los gritos afectan la salud de su gato

Banco de imágenes gratuito Pixabay. | VANGUARDIA
Banco de imágenes gratuito Pixabay. | VANGUARDIA

La importancia de la atención continua

La artritis en gatos no tiene cura, pero con un enfoque adecuado y atención continua, es posible mejorar significativamente la calidad de vida de tu amigo felino. Es fundamental ser proactivo y trabajar en estrecha colaboración con tu veterinario para ajustar el plan de tratamiento según sea necesario.

Un futuro más cómodo para nuestros gatos

Reconocer los signos de artritis en gatos es el primer paso para brindarles una vida más cómoda y activa. La paciencia y el compromiso son clave en este viaje, y al tomar medidas tempranas, podemos garantizar que nuestros queridos amigos felinos envejezcan con gracia y comodidad.

La artritis no tiene por qué ser un impedimento para una vida plena; con el cuidado adecuado, podemos asegurar que cada ronroneo sea una melodía de bienestar.

Siga leyendo: ¿Su gato no quiere comer? Cinco consejos para estimular su apetito

__

Este artículo fue creado con la ayuda de inteligencia artificial, que utiliza machine learning para realizar los textos informativos. Además, fue revisado por un periodista de la sección web de Vanguardia.


Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad