viernes 24 de noviembre de 2023 - 5:36 PM

Dormir es ganar: esta es la forma cómo el sueño potencia su rendimiento físico y mental

La falta de sueño puede afectar las hormonas que controlan el apetito, aumentando los antojos de alimentos ricos en calorías y contribuyendo al aumento de peso.
Compartir

En la agitada vorágine de la vida moderna, el sueño a menudo se sacrifica en el altar de las obligaciones y responsabilidades diarias. Sin embargo, este descanso aparentemente pasivo juega un papel fundamental en nuestro desempeño físico y mental.

Investigaciones científicas han revelado de manera consistente la estrecha relación entre la calidad del sueño y la capacidad humana para enfrentar las demandas diarias. Descifrar este enigma del sueño no solo arroja luz sobre nuestros hábitos de descanso, sino que también destaca la importancia de proteger este tiempo precioso para optimizar nuestro rendimiento.

Antes de adentrarnos en el mundo de los sueños y su impacto, es intrigante explorar algunos datos curiosos que rodean este fenómeno vital. ¿Sabías que los delfines, mamíferos marinos conocidos por su inteligencia, duermen solo con la mitad de su cerebro a la vez? Este proceso, llamado "sueño unihemisférico", les permite mantener una vigilancia constante y asegurar su supervivencia en el vasto océano. En comparación, los humanos, criaturas terrestres, anhelan un descanso más profundo y continuo, siendo este un componente esencial de nuestro bienestar.

Siga leyendo: Lo que pensamos antes de dormir puede afectar nuestros sueños: esto es lo que dicen los expertos

La conexión entre sueño y desempeño físico

El sueño no es simplemente un paréntesis en nuestras vidas; es una fase activa durante la cual ocurren procesos esenciales de reparación y fortalecimiento del cuerpo. Investigaciones han demostrado que la liberación de hormonas de crecimiento, responsables del desarrollo muscular y la reparación de tejidos, alcanza su punto álgido durante el sueño profundo. Por lo tanto, aquellos que sacrifican regularmente horas de sueño pueden experimentar una disminución en la capacidad de recuperación muscular y, a largo plazo, enfrentar problemas de salud relacionados con la debilidad y la fatiga crónica.

Intente acostarse y despertarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esto ayuda a regular el reloj biológico y a mejorar la consistencia del sueño.| Archivo | VANGUARDIA
Intente acostarse y despertarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esto ayuda a regular el reloj biológico y a mejorar la consistencia del sueño.| Archivo | VANGUARDIA

Un sueño reparador también desempeña un papel crucial en la regulación del peso. La falta de sueño puede afectar las hormonas que controlan el apetito, aumentando los antojos de alimentos ricos en calorías y contribuyendo al aumento de peso. Así, una conexión intrincada se teje entre el sueño, la salud física y la capacidad del cuerpo para enfrentar los desafíos diarios.

Lea: Estos son los mejores alimentos para evitar las infecciones urinarias

El desfile nocturno de la mente

No solo el cuerpo se beneficia del sueño; la mente también experimenta una transformación durante las horas de descanso. Las fases del sueño, en particular el sueño REM (movimiento rápido de los ojos), desempeñan un papel vital en la consolidación de la memoria y el aprendizaje. Investigaciones han demostrado que las personas que duermen lo suficiente tienen un mejor rendimiento en tareas cognitivas, resolución de problemas y toma de decisiones.

La falta de sueño, por otro lado, puede afectar negativamente la función cognitiva, causando dificultades para concentrarse, recordar información y procesar nueva información. Además, se ha observado que la privación del sueño afecta el estado de ánimo, aumentando la irritabilidad y la susceptibilidad al estrés.

Desarrolle una rutina de relajación antes de dormir, como leer un libro, tomar un baño caliente o practicar la meditación. | Archivo / VANGUARDIA
Desarrolle una rutina de relajación antes de dormir, como leer un libro, tomar un baño caliente o practicar la meditación. | Archivo / VANGUARDIA

En el tejido mismo de nuestras vidas diarias, el sueño desempeña un papel crucial que va más allá de simplemente cerrar los ojos y desconectar. Es un proceso activo que impulsa el rendimiento físico y mental, contribuyendo a la salud y al bienestar general. En un mundo obsesionado con la productividad, reconocer la importancia de un sueño adecuado se vuelve imperativo. Priorizar el descanso no es solo un acto de autocuidado, sino una estrategia inteligente para optimizar nuestro rendimiento en todos los aspectos de la vida.

Lea: Estos son los asombrosos beneficios del hielo para el cuidado de la piel

--

Este artículo fue creado con la ayuda de inteligencia artificial, que utiliza machine learning para realizar los textos informativos. Además, fue revisado por un periodista de la sección web de Vanguardia.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad