sábado 22 de junio de 2019 - 12:00 AM

La acusan de propinarle 12 puñaladas a una menor de edad, en Floridablanca

Por presuntamente atentar contra la vida de una joven de 17 años, Natalia Duarte Rojas, de 19 años, fue enviada a la Cárcel de Mujeres de Chimitá.
Escuchar este artículo

Cerca de 13 meses tuvo que esperar una menor de edad y sus familiares para ver en prisión a la persona que le propinó las 12 puñaladas que la tuvieron al borde de la muerte.

Se trata de Natalia Duarte Rojas, de 19 años de edad, investigada por el delito de homicidio agravado en grado de tentativa.

La señalada fue capturada por funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, el pasado jueves en la noche en el parque San Pío del barrio Cabecera, en Bucaramanga.

Los hechos por los que Duarte Rojas fue presentada ayer a comparecer ante un juez de garantías ocurrieron el 25 de mayo de 2018, en la carrera 34B con calle 114 del barrio Zapamanga etapa ll, en Floridablanca.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía, la hoy procesada en compañía de Yeison Steven González, su pareja para la época, interceptaron a una joven de 17 años en vía pública y procedieron a efectuar el sangriento ataque.

“Hacia las 8:30 de la noche, mi hija iba con un amigo para una comida que los habían invitado. La pareja (Natalia y Yeison) los interceptan por una peatonal y con un cuchillo empezaron a apuñalar a mi hija. El tipo decía, Natalia, dele duro. A ella toca es matarla”, relató la madre de la víctima.

El joven que acompañaba a la adolescente intentó frenar la agresión, sin embargo, fue reducido a golpes por los señalados responsables.

“Fueron en total 12 puñaladas, unas en el cuello, otras cerca de la arteria aorta y del corazón. El seno izquierdo le quedó completamente destrozado”, agregó entre lágrimas la progenitora.

La menor fue trasladada en un taxi a la Clínica La Foscal, a donde ingresó en grave estado, y enseguida fue sometida a una intervención quirúrgica.

“Los médicos decían que prácticamente logró sobrevivir por un milagro, las heridas eran muy comprometedoras. Gracias a Dios se pudo recuperar”, continuó el relato la madre.

En la reacción policial el día de la agresión, Natalia Duarte, quien para la época contaba con 18 años recién cumplidos, fue capturada. Pese a que su ropa estaba impregnada con sangre, horas después recuperó su libertad.

Se desconocen los móviles

Desde entonces, los investigadores del CTI comenzaron a recopilar testimonios de testigos, entrevistas juramentadas, fotografías y demás evidencias para esclarecer el hecho.

Una vez la víctima recobró el conocimiento, señaló a sus agresores con nombre propio, a quienes previamente distinguía.

“Ella me dijo Natalia y Yeison casi me matan. Ellos no eran amigos de mi hija, pero sí los conocía por fotos y tenían varios amigos en común en Facebook. No conocía de enemistades entre ellos”, añadió la familiar.

Los móviles de esta agresión aún son materia de investigación para el ente acusador.

“Del tipo (Yeison) solo sabemos que mi hija le caía mal... Aún no entiendo por qué hicieron una cosa así. Ellos le hicieron seguimiento a mi hija desde Piedecuesta, hasta que encontraron el momento oportuno, querían era matarla”, concluyó la mamá de la menor.

Natalia Duarte, quien al momento de su arresto el jueves se le incautó un cuchilló, manifestó que las agresión habían sido reciprocas.

Lo cierto fue que ayer no se allanó a los cargos imputados por la Fiscalía y un juez la envió a la cárcel.

En cuanto a Yeison Steven, Vanguardia conoció que desde el año pasado está recluido en la Cárcel Modelo de Bucaramanga, por un caso de porte ilegal de armas de fuego. En los próximos días las autoridades le imputarán cargos por este hecho.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad