domingo 09 de febrero de 2020 - 10:00 AM

Realizaron plantón en Cimitarra para rechazar el asesinato de las dos estudiantes en Bucaramanga

El parque principal del municipio de Cimitarra, Santander, a 200 kilómetros de Bucaramanga, sirvió de punto de encuentro para protestar por el homicidio de las dos jóvenes estudiantes de la UIS.
Escuchar este artículo

El crimen que conmovió a Colombia tiene aún más conmocionados a los habitantes de Cimitarra. Las dos víctimas y el victimario crecieron en este municipio y familiares y amigos de las dos jóvenes no salen de la consternación por la noticia de su homicidio.

Para recordar a Manuela Betancourt Vélez y Angie Paola Cruz Ariza, los cimitarreños se congregaron el pasado sábado 8 de febrero. El plantón también sirvió para pedir justicia por las dos mujeres que fueron asesinadas con arma blanca el pasado viernes 7 de febrero.

El caso

En la madrugada del 7 de febrero, después de departir y pelear en un bar de Bucaramanga, Argemiro Alberto Urrego Carmona asesinó a puñaladas a Angie Paola Cruz Ariza y Manuela Betancourt Vélez en la casa donde vivían, cerca de la Universidad Industrial de Santander, UIS, en donde las dos jóvenes estudiaban.

Durante la audiencia, en donde Urrego Carmona fue enviado a prisión, el fiscal reveló nuevos detalles de los crímenes, y de la relación que existía entre los tres jóvenes. Además de los elementos que llevaron a tipificar los asesinatos como feminicidios.

Se conoció que los asesinatos ocurrieron entre las 12:30 y la 1:00 de la mañana cuando una de las vecinas de la residencia escuchó los gritos de auxilio de las jóvenes dentro de la habitación. “¡Ya no más, no más Argemiro, no más!” gritaban, así que la mujer llamó a la Policía.

Cuando los patrulleros llegaron tocaron en repetidas oportunidades y nadie abrió en la habitación que se encontraba oscura y en silencio. Así que se fueron.

Sin embargo, Urrego realizó una llamada a un amigo para confesarle lo que había hecho, conversación telefónica que duró más de 50 minutos mientras su allegado lo convencía de entregarse a las autoridades. Pero mientras hablaba con él, su amigo le avisó a otro allegado, quien llegó hasta la vivienda y luego de insistir para que abrieran llamó a la Policía.

Cuando pudieron entrar sólo encontraron los dos cadáveres, Argemiro había salido, caminó por toda la carrera 27 y llegó al CAI del Parque de los Niños, en donde fue capturado.

En las diligencias, además la Fiscalía reveló la cercanía entre Urrego y Manuela, a quien siempre presentó como su mejor amiga, sin embargo declaraciones de sus allegados evidenciaron que con ella también sostendría una relación íntima. “Cuando departían y tomaban también tenían muestras de afecto delante de los demás”, leyó el fiscal en sus apartes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad